Trump: "Tratamos a Israel de manera muy muy injusta"

En conferencia el presidente de EEUU se comprometió a "trabajar por un acuerdo de paz" entre Israel y Palestina
En una clara señal de contraste con la administración Obama, el presidente estadounidense Donald Trump se reunió en Washington con el primer ministro de Israel y antes de eso ambos brindaron una conferencia de prensa con discursos conciliadores entre ambas naciones.

"Israel no tiene mejor aliado que Estados Unidos y Estados Unidos no tiene mejor aliado que Israel", dijo Benajmin Netanyahu, quien halagó al gobierno de Trump sobre quien repitió en varias ocasiones que lo conoce desde hace mucho tiempo.

El mandatario estadounidense expresó su intención de una colaboración entre ambas naciones: "Desde la ONU tratamos a Israel de manera muy, muy injusta", sostuvo.

Además Trump dijo que aceptará "una solución de uno o dos Estados", la que prefieran los israelíes y palestinos, lo que supone un cambio respecto a la política hacia Oriente Medio que mantuvo EEUU durante al menos los últimos 20 años.

"Estoy mirando a una solución de dos Estados y de un Estado, me gustará la que le guste a las dos partes. Puedo vivir con cualquiera de las dos" salidas, afirmó Donald Trump. Esta declaración vino acompañada de una risa amable de Netanyahu.

El mandatario se pronunció así horas después de que un funcionario de la Casa Blanca pusiera en duda la solución de dos Estados que ha supuesto la base de las negociaciones de paz mediadas por EEUU hasta ahora, al considerar que si ese enfoque "no lleva a la paz", "tal vez" haya que desecharlo.

Trump se comprometió a "trabajar hacia un acuerdo de paz entre Israel y los palestinos" y prometió que se esforzará "muy diligentemente" para conseguir "un gran acuerdo de paz".

"Pero son las propias partes las que deben negociar directamente ese acuerdo. Estaremos a su lado. Trabajaremos con ellos. Como en cualquier negociación exitosa, las dos partes deberán hacer concesiones. ¿Lo sabe, verdad?", dijo Trump mirando a Netanyahu.

El presidente estadounidense también afirmó que los palestinos deben "deshacerse del odio" que, a su juicio, les enseñan a tener "desde pequeños".

Israel, por su parte, debe mostrar "cierta flexibilidad" para llegar a un acuerdo de paz con los palestinos, opinó Trump.

Al respecto, Netanyahu indicó que él no quiere fijarse tanto en las "etiquetas" sobre una solución de uno o dos Estados, sino que lo que le importa es la "sustancia" del proceso de paz, y subrayó que sus condiciones para lograrlo "no han cambiado" en los últimos ocho años.

Netanyahu acudió a la reunión con Trump presionado por la derecha nacionalista israelí, que le pide que deseche oficialmente la solución de los dos Estados y avance hacia la anexión de territorios palestinos.

El cambio de postura de la Casa Blanca no cayó bien a la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), donde un vocero dijo a Efe que la única alternativa a una solución de dos Estados es un solo Estado democrático, secular y con igualdad.

Fuente: El Observador y agencias

Populares de la sección