Trump y Peña Nieto acordaron evitar hablar del muro en público

Mantuvieron una conversación telefónica "muy amistosa", según el presidente de EEUU

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, y de Estados Unidos, Donald Trump, buscan reducir la tensión en la relación bilateral con un pacto para no hablar públicamente sobre el tema del muro fronterizo y encontrar una solución.

Las divergencias entre ambos países crecieron el jueves cuando el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dio un ultimátum a su par mexicano para que pague un muro fronterizo para detener la migración ilegal, a lo que Peña Nieto respondió cancelando una visita a Washington programada para el 31 de enero.

Ambos mandatarios "reconocieron" en una llamada telefónica de una hora que sostuvieron este viernes sus "claras y muy públicas diferencias de posición" sobre "el pago" del muro, que Trump insistió que debe costear México, reportó en un comunicado la presidencia mexicana.

"Acordaron resolver estas diferencias como parte de una discusión integral de todos los aspectos de la relación bilateral. Los presidentes también convinieron por ahora ya no hablar públicamente de este controversial tema", añadió la presidencia mexicana.

"Fue una llamada muy, muy amistosa", dijo Trump durante una conferencia de prensa con la primera ministra británica Theresa May.

Lea también: Miami dejará de ser "ciudad santuario" para inmigrantes

Aunque también declaró que la relación comercial con México hace que los estadounidenses sean vistos como "tontos" porque el intercambio deja a Estados Unidos con un déficit de US$ 60.000 millones al año.

"Como todos saben, México ha negociado mejor y nos ha hecho papilla gracias a nuestros anteriores presidentes. Nos hace quedar como tontos", añadió Trump.

Ese punto también fue abordado en la llamada telefónica, de acuerdo con el comunicado de la presidencia mexicana, aunque no dio más detalles.

Los gobiernos de ambos países están dispuestos a renegociar el Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN, en vigor desde 1994) por insistencia de Trump, y también están dispuestos a abandonar ese pacto si resultan afectados sus intereses.

La necesidad de que ambos gobiernos "trabajen juntos para detener el tráfico de drogas y el flujo ilegal de armas", también formó parte de la conversación, concluyó la presidencia en su escueto comunicado.

Impasse

El ministro de Economía de México, Ildefonso Guajardo, había dicho este viernes que la relación bilateral de su país y Estados Unidos, que comparten una frontera de más de 3.200 km, atraviesa un estado de "impasse" pero que tiene posibilidades de solucionarse.

La situación "es grave en tanto no encontremos un mecanismo para resolverla, porque nos deja en un impasse, pero se mantiene la comunicación y eso es lo que nos da claramente posibilidades de encontrarle una solución", dijo Guajardo en entrevista con la cadena Televisa.

Guajardo y el canciller mexicano Luis Videgaray se encontraban en Washington preparando la visita de Peña Nieto a Washington cuando su equipo recibió la información sobre el lapidario tuit de Trump, en el que sugirió que si el gobierno de México insistía en no pagar el muro, era mejor que el presidente mexicano cancelara su visita.

El ministro de Economía confía en que Trump y su equipo terminarán dándose cuenta de que "la realidad de gobernar es mucho más compleja que una campaña".

Trump "va a tener que aceptar que hay realidades con las que tiene que funcionar", añadió Guajardo en la entrevista.

El jueves, el vocero de la Casa Blanca, Sean Spicer, empañó aún más la situación al sugerir que Estados Unidos podría financiar el muro aplicando un arancel de 20% a la importación de productos provenientes de México.

Varias voces se levantaron a favor de que el gobierno mexicano tenga una posición más dura contra Trump, como el expresidente de México, Felipe Calderón (2006-2012), que sugirió usar la carta de seguridad interna en las negociaciones con Estados Unidos.

"En lugar de tener batallones de soldados mexicanos revisando tráileres en carreteras para ver si traen droga (...) vamos a poner a esos mismos batallones a patrullar algunas zonas y que los americanos se encarguen de la preocupación que tienen de las drogas que reciben de América Latina a través de México", propuso Calderón, artífice de la militarización de la guerra contra las drogas.


Fuente: AFP

Populares de la sección