Trump y su fin de semana contra un juez

A tuits y apelaciones, el presidente de Estados Unidos intenta apelar para mantener el veto migratorio

La suspensión por parte de un juez federal del decreto migratorio de Donald Trump que prohíbe la entrada en Estados Unidos de ciudadanos de siete países con mayorías musulmanas es el nuevo episodio de una batalla jurídico-política que recién empieza y que se extendió durante todo el fin de semana.

A continuación, algunos datos que ayudarán a entender lo que sucede.

¿Qué decisión tomó el juez?

El juez federal de Seattle (noroeste), James Robart, ordenó suspender temporalmente la ejecución del decreto de Trump, en vigencia desde el 27 de enero, que prohíbe la entrada en Estados Unidos de los ciudadanos de Irán, Irak, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen durante 90 días.

La orden de Robart es aplicable al conjunto del territorio estadounidense mientras examina una demanda elevada el lunes por el fiscal general del estado de Washington, Bob Ferguson.

Las otras dos medidas de Trump (el bloqueo del programa de acogida de refugiados durante 120 días y la prohibición indefinida de entrada en el caso de los sirios) también fueron suspendidas por el juez.

Jueces federales de varios estados se pronunciaron en contra del decreto de Trump, especialmente en California y Nueva York, pero la decisión de Robart fue la de mayor alcance.

Trump atacó el fallo del juez en una serie de tuits publicados el sábado.

Embed
Embed


En caso de tener visa, ¿los viajeros implicados en el decreto de Trump pueden entrar en Estados Unidos?

Sí. "Los individuos que tengan visas que no fueran físicamente canceladas pueden viajar ahora si su visa es válida", indicó el Departamento de Estado. "El personal del Departamento de Seguridad Interior reanudará la inspección de viajeros de acuerdo con la política y procedimientos estándares", añadió.

Luego de la resolución de Robart, algunas compañías aéreas volvieron a autorizar rápidamente el embarque de los pasajeros provenientes de los países afectados. Las autoridades también suspendieron la revocación de unas 60.000 visas.

¿Cuánto tiempo permanecerán abiertas las puertas?

"Es imposible prever dónde estaremos mañana o pasado mañana" respecto a esta batalla jurídico-política, explicó Peter Spiro, profesor de derecho en la Universidad Temple de Filadelfia.

"Si tuviera una visa" para entrar en Estados Unidos, "me iría enseguida al aeropuerto más cercano para tomar el próximo vuelo", dijo.

Apelación rechazada

Una corte de apelación infligió este domingo un nuevo revés a la administración Trump, al rechazar restablecer la aplicación del decreto migratorio.

El Departamento de Justicia recurrió el sábado por la noche ante la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito la decisión del juez Robart de bloquear la aplicación del decreto.

Luego de la decisión de este domingo se mantiene suspendida la aplicación del decreto antiinmigración de Trump.

En la decisión judicial se solicita además a los estados de Washington (noroeste) y Minnesota (norte), que interpusieron la demanda contra el decreto de Trump, que suministren documentación en la que se detalle su oposición al recurso gubernamental antes de la medianoche.

En otros reportes, un buen número de familias sirias se encontraban en estos momentos viajando hacia Estados Unidos para intentar su ingreso en el país.

"Varias compañías aéreas autorizaron el domingo a ciudadanos de los siete países afectados por el decreto a viajar a Estados Unidos desde Beirut", afirmó la Agencia nacional de información (ANI) en Líbano.

¿Por qué Bob Ferguson presentó una demanda en contra del decreto?

La demanda elevada el lunes por el fiscal general del estado de Washington estimaba que el decreto de Trump viola los derechos constitucionales de los inmigrantes al tomar como blanco específicamente a los musulmanes.

¿Cómo puede leerse la suspensión del decreto sobre el gobierno de Trump?

Para muchos, la suspensión del decreto ilustra la falta de coordinación del equipo de Trump. La Casa Blanca aplicó una política voluntarista sin tener el consenso suficiente. Varios artículos publicados en la prensa estadounidense señalan que el jefe del Departamento de Seguridad Interior, John Kelly, se quejó de haber sido puesto al frente del decreto cuando la decisión ya había sido tomada por la Casa Blanca.

A su vez, según Spiro, Trump cometió un error al burlarse en Twitter del juez Robart, a quien tildó de "supuesto juez".

"Es algo que los jueces no aprecian, sea cual sea su color político", concluyó Spiro.


Fuente: El Observador y AFP

Populares de la sección