Turbonada provocó numerosos destrozos en el norte del país

Fenómeno climático causó voladura de techos y afectó servicios básicos
Distintos daños, entre los cuales se cuentan voladuras de techos, caída de postes de líneas de alta tensión, además de la interrupción en el suministro de agua potable y energía eléctrica y caídas de árboles, fue el saldo provisional de la turbonada que afectó ayer domingo por la mañana al norte del país.

El fenómeno climático, que estuvo acompañado además por tormentas, fuertes lluvias y caída de granizo, afectó sobre todo al departamento de Artigas y el límite con Salto.

Los destrozos estuvieron focalizados en la capital de ese departamento y en algunas localidades.
Según dijo a El Observador el coordinador del Comité de Emergencias de Artigas, Juan José Eguillor, Baltasar Brum fue la localidad más afectada, ya que allí se produjo al menos la voladura de los techos en tres viviendas.

En ese lugar también cayeron postes de UTE y ANTEL, lo que comprometió el suministro de ambos servicios. Mientras tanto, en la capital departamental se registraron árboles, postes y cableados afectados por los vientos. La localidad de Paso Campamento quedó sin suministro de energía eléctrica y sin agua potable.

El Comité de Emergencias continuaba trabajando ayer para solucionar la situación. Asimismo, en Charqueada el temporal dañó el techo de la comisaría de esa localidad.

La turbonada duró entre cinco y diez minutos, según contó Eguillor a El Observador. El funcionario también informó que no hubo personas heridas como consecuencia del episodio.

Sobre la medianoche del sábado, el Instituto Uruguayo de Meteorología había emitido una advertencia de color naranja para el norte del país por tormentas fuertes. Pero después del mediodía del domingo la advertencia pasó a color amarillo y luego, ya al caer la tarde, el color había cambiado a verde, lo que implica que en ese momento no existía riesgo meteorológico pronosticado, no obstante lo cual el estado del tiempo continúa inestable.

El 15 de abril otro fenómeno climático inusual destruyó buena parte de la ciudad de Dolores, en el departamento de Soriano.

Esa vez el tornado había causado cinco muertes, decenas de heridos y destruyó casas, comercios y vehículos.

Uruguay está dentro de una de las pocas regiones donde pueden ocurrir tornados, según un informe de la Facultad de Ciencias.

Populares de la sección