Turquía, creciente objetivo de los ataques de Estado Islámico

Desde que Erdogan varió su estrategia, el grupo lo apuntó como objetivo
La reivindicación del Estado Islámico (EI) sobre la matanza ocurrida el domingo en una discoteca de Estambul hace temer por una escalada de ataques en Turquía, convertida en uno de los principales blancos de los yihadistas.

El EI y Ankara han estado enfrentados desde que Turquía se integró a la coalición internacional liderada por Estados Unidos y lanzó una ofensiva terrestre en el norte de Siria contra los yihadistas y milicias kurdas.

Luego del atentado contra la discoteca Reina, que provocó un saldo de 39 muertos y decenas de heridos durante la llegada del nuevo año, el gobierno turco encabezado por Recep Tayyip Erdogan afirmó que continuará "sus operaciones en tanto las organizaciones terroristas representen una amenaza".

La batalla comenzó

Antes de esta matanza, cuyo autor es buscado intensamente (ver nota inferior), el EI no había reivindicado directamente atentados en ese país, excepto asesinatos de activistas sirios.
Pero, no obstante, Ankara le había atribuido varios ataques contra blancos turísticos.

La operación turca en Siria cambió la posición del EI respecto a Turquía, según explicó a la AFP Sinan Ülgen, presidente del Center for Economics and Foreign Policy y profesor invitado en Carnegie Europa.

"El Estado Islámico decidió atacar ostensiblemente a Turquía", afirmó. "Todas las etapas fueron franqueadas; la batalla comenzó. No hay motivos para que el EI no asumiera la responsabilidad de este atentado", resumió.

En un comunicado divulgado a través de las redes sociales, el EI indicó que "uno de los soldados del califato" perpetró el atentado en la discoteca, mientras el ejército turco lanzó hace algunas semanas ataques sangrientos en Al Bab, un bastión yihadista ubicado en el norte de Siria.

El lunes, el Estado Mayor turco había anunciado que 18 terroristas de Dáesh (acrónimo en árabe del EI) murieron en combates y bombardeos en Al Bab.

Bajo presión

Aunque está "bajo presión en Siria", señaló Ülgen, el EI quiere "demostrar que tiene la posibilidad de funcionar y orquestar atentados fuera de fronteras".

En tanto, el primer ministro turco, Binali Yildirim, afirmó que su país continuará "luchando contra el terrorismo donde quiera que sea". Al comienzo del conflicto sirio, Turquía fue acusada por sus aliados occidentales de ignorar la amenaza yihadista, incluso de apoyarlo en su lucha contra el presidente Bashar al Asad. Ankara rechazó dichas afirmaciones.

Desde que interviene en Siria, Turquía es frecuentemente amenazada por el EI y Erdogan figura en imágenes de propaganda de los yihadistas.

Por ejemplo, un video difundido el mes pasado mostraba a dos presuntos soldados turcos quemados vivos por el EI.

Ankara confirmó que tres de sus efectivos permanecen cautivos del grupo, pero no hay indicios para probar que las imágenes sean verdaderas.

En el último número de su revista Dabiq, en agosto, el EI señalaba a Turquía como su "principal enemigo", según Charlie Winter, investigador del Centro internacional de estudios de la radicalización y la violencia política del King's College en Londres.

Explotar debilidades

Al atacar una discoteca de moda frecuentada por la élite laica, y en una ciudad turística, el EI quiere demostrar que explota las debilidades de Turquía, según consideran distintos expertos.

Fuente: AFP

Populares de la sección