Turquía paga US$ 0,50 menos por kilo de ternero en pie

Sin embargo la poca oferta y la alta demanda hace que los precios de la categoría suban en el mercado interno

Tras intervenir en el mercado de la importación de ganados en pie con el objetivo de bajar el precio de la carne en el mercado interno, el gobierno turco le subió el arancel de 15% a 60% al sector privado, y luego realizó una licitación de compra de esa mercadería, que en Sudamérica fue adjudicada a la empresa Gladenur.

Pero luego la demanda fue mayor al volumen licitado, por lo que el sector privado volvió a demandar la mercadería, y ahora son varias las empresas que están enviando ganado a ese país.

Pero la contratara es el precio, que cayó US$ 0,50 por kilo respecto al que se pagaba hace unos meses, algo que le complicó el negocio a las empresas exportadoras, ya que ante una menor oferta y mayor demanda en el mercado interno, los precios subieron. Por lo tanto, tienen que comprar la mercadería más cara y venderla más barata, lo que achicó considerablemente el margen del negocio.

"En la compra de las haciendas no se pueden recortar costos y hay que recortarlos en el precio del flete, que antes valía US$ 1 por kilo y ahora se paga US$ 0,40 por kilo, lo que le complicó mucho la rentabilidad a las empresas fleteras, que siguen en actividad para mover los barcos, pero el negocio dejó de ser rentable", explicó a El Observador el exportador Rodrigo González, principal de la firma Escoltix.

En estos días están concretando embarques de ganado a Turquía las empresas Gladenur, Olkany y Herbal Paradise, totalizando unas 40 mil reses.

Exportación a Líbano

González señaló que el mercado turco es muy variable y no permite planificar negocios con tiempo y tranquilidad. Agregó que el mercado de Egipto está trancado, y por lo tanto hay muy pocos mercados alternativos a Turquía.

Uno de ellos es Líbano, a donde Escoltix envió 4.911 cabezas este jueves 25. Se trata de de vaquillonas, novillos gordos y toritos, en una proporción similar entre las tres categorías.

Cabe recordar que desde que se generaron los problemas con Turquía, Escoltix fue la primera empresa que envió ganado a un mercado diferente. Pero el empresario explicó que Líbano es muy diferente a Turquía, primero porque demanda animales diferentes, ya que prefiere reses para faena inmediata y además sus precios son inferiores.

Comentó que es posible realizar este tipo de negocios cuando el precio del ganado gordo en Uruguay baja, como ocurrió hace dos meses. "Mientras haya alguna brecha entre el precio del ganado en el mercado interno y el precio de exportación, haremos estos negocios", dijo.

González confirmó que Líbano demanda machos enteros, aunque en esta ocasión se enviaron castrados porque no se conseguían toritos de 350 kilos en el mercado local, una mercadería que se podía pagar bien.

"Pudimos conseguir unos pocos toritos de 400 kilos, que se pagaron US$ 1,80 por kilo, mientras que en el mercado local valen US$ 1,20", comentó.

El barco que utiliza Escoltix para exportar ganado volverá a Uruguay en octubre; y la empresa se tomará el mes de setiembre para analizar y definir hacia dónde enviará 5.000 animales que ya tiene comprados y encerrados.


Populares de la sección

Acerca del autor