Turquía retira polémico proyecto de ley sobre agresiones sexuales a menores

El texto prevé suspender la condena por agresión sexual a un menor si su autor se casa con la víctima

El gobierno turco retiró este martes el proyecto de ley que preveía la anulación de una condena por agresión sexual a menores si el autor se casaba con la víctima, un texto que suscitó una fuerte polémica en el país y que tuvo eco en Uruguay por la emisión de la telenovela "Esposa Joven" en Monte Carlo TV.

El primer ministro turco, Binali Yıldırım, anunció la retirada del texto pocas horas después de que el presidente Recep Tayyip Erdoğan llamara al gobierno a "solventar el problema en un espíritu de amplio consenso, teniendo en cuenta las críticas y recomendaciones de diferentes componentes de la sociedad".

En su estado actual, el proyecto de ley prevé suspender la condena por agresión sexual a un menor -salvo si se trata de violación-, si su autor se casa con la víctima. La medida, que afectaría las agresiones cometidas antes de mediados de noviembre de 2016, sería aplicada una sola vez y tendría carácter retroactivo.

El texto, que provocó una ola de indignación en el país, debía ser presentado este martes ante el Parlamento para ser votado en segunda lectura.

"Vamos a devolver este proyecto de ley a la comisión con el fin de lograr un texto de consenso, como pidió el presidente", declaró a la prensa Yıldırım.

Según Yıldırım, la retirada del texto también pretende dar a los partidos de la oposición el tiempo necesario para elaborar sus propuestas.

"La comisión tomará todo en consideración y examinará todos los aspectos. Seguramente se hallará una solución", agregó.

Telenovela en Uruguay

La polémica se trasladó a Uruguay debido a que este lunes se estrenó en Monte Carlo TV la telenovela "Esposa Joven", un culebrón turco que narra la historia de una niña de 14 años que es obligada a casarse con un hombre de 21 años.

Grupos feministas, otros vinculados a la niñez y organizaciones de izquierda de la comunicación alzaron su voz días antes del inicio de sus emisiones, e incluso juntaron en tres días unas 6.000 firmas a través de internet para pedir que el canal no emita esa ficción, que a su criterio promueve la pedofilia, los abusos sexuales y la violencia contra las niñas.

Además, el INAU, Inmujeres, Unicef y ONU Mujeres habían publicado un comunicado el miércoles 16 llamando "a la reflexión" respecto a la emisión de la telenovela e instó al canal a no emitir publicidad sobre el programa en el horario de protección al menor. La serie se emite a las 22 horas, fuera de esa franja.

El primer capítulo tuvo en la noche del lunes una audiencia de unos 4 puntos de rating según Ibope -citado por la cuenta de Twitter Rating Uruguay-, lejos de los programas más vistos del día aunque sin consecuencias del boicot que se propuso desde algunos ámbitos. A esa hora, el programa de televisión más visto (la también telenovela turca ¿Quién se robó mi vida?, en Canal 10) más que duplicaba esa audiencia.

No legitimar la violación

Propuesto por el Partido Justicia y Desarrollo (AKP, en el poder), el proyecto de ley sobre agresiones sexuales indignó a ONGs de protección de menores, a los partidos de la oposición, e hizo que miles de ciudadanos turcos salieran a la calle este fin de semana para exigir su retirada.

En Twitter, las palabras clave #TecavüzMeşrulaştirilamaz (No podemos legitimar la violación, en turco) figuraban el viernes entre las más compartidas en las redes sociales turcas.

El gobierno había afirmado que este proyecto de ley concernía únicamente a las parejas casadas antes de que ambos tuvieran la edad mínima legal en Turquía para contraer matrimonio, es decir, 17. Pero esto no aplacó la controversia y finalmente Ankara tuvo que dar marcha atrás.

Antes que Erdoğan, el portavoz del gobierno, Numan Kurtulmuş, había declarado que si los partidos de la oposición CHP (social-demócratas) y MHP (nacionalistas) "tienen propuestas, nosotros afirmamos que estamos dispuestos a estudiarlas".

Numerosas organizaciones de defensa de los derechos de los niños temían que esta ley aumentara las agresiones sexuales contra menores al permitir a los agresores presionar a las familias para casarse con las víctimas y estar exentos de cualquier acusación.

Unicef -el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia-, y otras tres agencias de la ONU, expresaron el lunes su "profunda preocupación" ante este proyecto de ley, que "reduciría la capacidad de Turquía para luchar contra las agresiones sexuales y las bodas precoces".

En Turquía, los menores pueden casarse con 17 años si tienen la autorización de sus padres. La ley también permite el matrimonio a los 16 años en ciertas "circunstancias excepcionales", con el aval de un juez.


Fuente: AFP y El Observador

Populares de la sección

Comentarios