Uber renuncia al mercado chino y se fusiona con su rival local

Acuerdo creará un gigante del transporte valuado en US$ 35.000 millones
Uber fusionará su filial en China con Didi Chuxing, propietaria de la mayor plataforma de alquiler de coches con conductor del país, y su principal rival en el gigante asiático, anunció la compañía californiana en un comunicado.

El acuerdo supone la creación de un gigante valorado en US$ 35.000 millones, y acaba con la guerra de precios que han mantenido ambas compañías para hacerse con el control del pujante mercado chino.
De este modo, la empresa estadounidense admite su derrota en ese mercado, donde el CEO de la firma, Travis Kalanick, reconoció a principios de año que Uber perdía unos US$ 1.000 millones anuales a raíz de la "feroz" competencia con Didi.

"No tengo ninguna duda de que Uber China y Didi Chuxing serán más fuertes juntas", sostuvo Kalanick, en un comunicado al que ha tenido acceso Bloomberg. "Uber y Didi Chuxing están invirtiendo miles de millones de dólares en China y ambas compañías aún tienen que obtener ganancias en ese mercado. Llegar a la rentabilidad es la única vía para construir un negocio sostenible que pueda servir mejor a los usuarios, los conductores y las ciudades a largo plazo", añade.

La operación dará a los inversores de Uber China, entre los que se encuentra el buscador Baidu, una participación del 20% en la nueva sociedad, mientras que Didi Chuxing invertirá US$ 1.000 millones para impulsar la expansión internacional de Uber, informa The Wall Street Journal.

China, el mayor mercado del mundo para los viajeros urbanos y también el líder en penetración de teléfonos inteligentes, era una apuesta estratégica para la start up californiana. Se estima que en 2015 cerca de 100 millones de ciudadanos solicitaron un vehículo a través de su ordenador o smartphone en China.

Fusión de dos gigantes


En los últimos años, tanto Uber como Didi, han levantado miles de millones de dólares en inversiones y destinado gran parte de ese dinero en atraer a conductores y pasajeros del gigante asiático. Pese a ello, su actividad sigue siendo poco rentable.El valor de Didi Chuxing, que copa el 87% del negocio de transporte privado con conductor en China y el 99% en las reservas de taxi, ronda los US$ 25.000 millones después de recibir importantes rondas de financiación en los últimos meses. La última, valorada en US$ 600 millones, fue de China Life, la mayor aseguradora pública del país, el pasado mes de junio.

Semanas antes, Apple inyectó US$ 1.000 millones, uniéndose a la extensa lista de grandes accionistas, entre los que figuran el grupo chino de Internet Tencent, la empresa de comercio online Alibaba, y los bancos China Investment Corporation y China Merchants Bank, entre otros. Esta cifra todavía dista de los US$ 68.000 millones en los que está valorada la empresa de Travis Kalanick, la compañía no cotizada más valiosa del mundo.

El anuncio se produce sólo tres días después de que el Gobierno de China anunciará una nueva regulación que legaliza de forma definitiva la actividad de las plataformas de transporte alternativo en el país, informa Efe. De este modo, la normativa acaba con años de incertidumbre en los que Uber y Didi han operado de manera alegal, ante las protestas de los taxistas y las frecuentes investigaciones por parte de autoridades locales.

Fuente: Ripe-Expansión

Populares de la sección