Uber retira bonos y se vuelve menos atractivo

La aplicación llegaba a otorgar más de $12.000 en premios para los choferes

Para algunos conductores, sobre todo aquellos que lo tienen como una segunda opción de ingresos, ser socio de Uber ya no es tan atractivo. Desde que inició sus actividades en Montevideo las reglas de juego cambiaron, y si bien la demanda ha aumentado, también lo hicieron la cantidad de vehículos en las calles; en tanto los bonos adicionales que daba la empresa como incentivo, desaparecieron.

Como forma de que más conductores se sumen a trabajar en la multinacional y de hacer que sea un servicio atractivo también para los usuarios con baja demora para conseguir transporte, Uber daba a los conductores, en los primeros meses de funcionamiento, bonos semanales que podían sobrepasar los $12.000. Esos bonos se cobraban como un adicional a los viajes realizados y dependían de la cantidad de horas o traslados efectuados en la semana.

Sin embargo, a medida que fueron pasando los meses, los montos de las promociones fueron bajando y desde hace poco más de un mes se eliminaron. Según la información enviada por Uber a conductores, en el mes de febrero, por ejemplo, la multinacional garantizaba "hasta $10.800 de ingreso mínimo" en una semana, por estar conectado durante 60 horas, y daba "la oportunidad de alcanzar hasta $17.500 netos en premios". Un mes después, el bono había disminuido $300 y en mayo, un mail de Uber ofrecía una promoción semanal de $6.000 adicionales.

Los bonos fueron bajando hasta llegar a un monto de entre $3.000 y $2.500 por la realización de 100 viajes en la semana y luego fueron eliminados.

"Ya no es tan encantador", dijo a El Observador, Pablo, quien trabaja desde hace algo más de dos meses como conductor para la multinacional. Con el retiro de las promociones, se pierde de hacer $12.000 por mes por lograr 100 viajes cada semana y la propuesta de Uber no es tan interesante como meses atrás, cuando se decidió a realizar viajes. En su caso, trabaja unas 8 horas por día entre semana y 10 los fines de semana y, al no tener ese beneficio, lo recaudado "da para cubrir la nafta", aseguró.

Para Diego, otro conductor que también destina unas 8 o 10 horas a conducir para la aplicación, la recaudación se redujo practicamente a la mitad de lo que recibía con la promoción, aunque para él, "sigue siendo un buen negocio".

Consultada por El Observador, la gerente de Comunicación de Uber para Cono Sur, Soledad Lago Rodríguez, confirmó el retiro de las promociones y explicó que se debe a un tema de demanda. Las promociones "estuvieron en su momento porque es parte de las acciones que llevamos adelante para garantizar oferta mientras una ciudad estabiliza su oferta y demanda. Una vez que ese punto se alcanza, se eliminan, y ese fue el caso de Montevideo", explicó Lago.

La gerente de Comunicaciones de Uber dijo, sin embargo, que los mínimos por semana, que ascienden a unos $13 mil, se mantienen. Uber paga a sus conductores por hora del día una tarifa diferente, que varía entre los $400 –un sábado o domingo a las 5 de la madrugada- y los $150 –de lunes a viernes a las 11 horas-.

La demanda de viajes, que comenzó concentrada en barrios como Pocitos o Punta Carretas, ahora se extendió a diferentes barrios de la ciudad.

Para Pablo González, otro de los conductores consultados, sin los bonos, para alguien que trabaja menos de 8 horas por día con la aplicación lo recaudado alcanza solamente para cubrir los gastos y mantener el vehículo. "Limita a los que trabajan pocas horas, no les rinde", aseguró. En su caso, comenzó a trabajar hace un mes pero está registrado en la aplicación desde que inició sus actividades en noviembre. Optó por ese recurso cuando se quedó sin su trabajo de camionero, contó a El Observador.

Menos exigencias

Además de retirar los bonos, Uber flexibilizó las exigencias para aceptar vehículos para trabajar en la app. González, por ejemplo, maneja un Hyundai Hatch con una cilindrada de 1.100 cc, un auto que la multinacional no hubiera aceptado en noviembre.

Según las indicaciones que aún figuran en la web de la empresa, para poder ser socio conductor, se requiere contar con un vehículo posterior al año 2008, con cuatro puertas y un motor de 1.200 cc. Además, tiene que contar con espacio para equipaje y aire acondicionado.

A pesar de eso, en Uruguay la empresa cambió las exigencias y permite que circulen autos más pequeños. Lago indicó a El Observador que se trata de una adaptación al mercado uruguayo. Los requisitos "se han modificado levemente con el fin de adaptarnos a la realidad del parque automotor de los socios conductores. Es así que ahora se aceptan vehículos de menor cilindrada que la solicitada inicialmente", explicó.


Populares de la sección