Ucrania pide que Uruguay esté de su lado en Consejo de Seguridad de ONU

"Esperamos que cumpla con su papel en esta lucha" de Kiev contra Rusia, expresó el embajador de Ucrania en Argentina y concurrente en Uruguay
El embajador ucraniano en Argentina, Yurii Diudin, analizó los avances en la guerra contra los separatistas en su país, las disputas diplomáticas en la ONU por denunciar el conflicto y el rol que Uruguay, presidente del Consejo de Seguridad de la ONU, puede desempeñar en la resolución de esta situación.

¿Cómo es la relación entre Uruguay y Ucrania?
Tenemos buena cooperación en Nueva York, ahora que los dos estamos en el Consejo de Seguridad de la ONU, y que fuimos elegidos al mismo tiempo. Hay algunos proyectos económicos que se están evaluando bilateralemente, tenemos pendiente además visitas y reuniones de alto nivel. Estamos avanzando, tal vez no al ritmo en que nos gustaría, pero estamos avanzando. Ucrania es un país tradicionalmente agrícola, pero también tiene desarrolladas las altas tecnologías. En tiempos de la Unión Soviética, en Ucrania se concentraban algunas industrias que todavía se conservan, como la aeronáutica y aeroespacial, la construcción de maquinaria y de turbinas hidroeléctricas. Por ejemplo, la represa de Salto Grande tiene turbinas producidas en Ucrania, y ahora tenemos un proyecto conjunto con Argentina y Uruguay para aumentar la capacidad de esas turbinas.

¿Cómo evalúa la coparticipación de ambos países en el Consejo de Seguridad de la ONU?
Hasta ahora es muy buena y fructífera. Sé que nuestros embajadores en Nueva York se contactan casi a diario y hay muchos temas en común, sobre todo en materia de seguridad global, tema donde ambos países tienen una postura muy clara a favor de la paz.

¿Qué está haciendo Ucrania en el Consejo para solucionar el conflicto con Rusia?
Ucrania quiere aprovechar su participación para mostrar al mundo que no se puede en este siglo violar los acuerdos internacionales y el orden establecido. No acusamos directamente a Rusia, sino que queremos mostrar que es inadmisible tener ese tipo de actitud. Con respecto a Uruguay, al igual que el resto del Consejo, esperamos que nos apoye porque nuestras demandas son justas. Queremos la condena al agresor, pero más que nada queremos la paz para Ucrania y para eso estamos haciendo todos los esfuerzos diplomáticos y buscando el apoyo de todos los miembros del Consejo. La presidencia del organismo es algo más administrativo, pero sí es importante y esperamos que Uruguay cumpla con su papel en esta lucha. En otro ámbito internacional, la OTAN, la semana pasada hubo una cumbre en Varsovia y en esa reunión se dio mucha ventaja a Ucrania en el sentido de que nos proporcionaron un paquete de ayuda enorme, que nos permitirá hacer muchas reformas en el país.

¿Puede afectar en alguna manera a Ucrania la salida del Reino Unido de la Unión Europea?
No creo que nos afecte comercialmente, porque por nuestro acuerdo de asociación ya tenemos beneficios, por ejemplo no tener aranceles en el 95% de los productos. Políticamente puede ser, porque Gran Bretaña fue y es un gran defensor de Ucrania, un gran aliado cuando estaba dentro de la UE y siempre nos ha apoyado mucho. De todas formas, creo que la implicación más grande es para la propia UE. ¿Cómo va a ser manejada? ¿Qué otros movimientos puede generar esta salida? Es la UE quien debe darse cuenta cómo manejar esta situación inesperada y compleja. Puede ser que el ingreso de Ucrania a la UE se vea retrasado, pero puede ser que no. De todos modos, para Ucrania el objetivo no es entrar en el bloque como tal, sino estar a nivel de los estándares europeos en todas las esferas. Después, el pueblo decidirá si queremos entrar o no.

¿Cree que el cambio de gobierno en el Reino Unido influirá en las relaciones de los países?
Yo estoy seguro que las relaciones no van a cambiar, porque no era propio de David Cameron; es la posición general del establishment británico. Siempre, ya sea de un bando o del otro, se ha apoyado a Ucrania. Además, Gran Bretaña tiene muchas cosas contra Rusia. Con Theresa May o con otro gobierno, estoy seguro que Londres seguirá apoyándonos.

Este domingo se cumplen dos años de la caída de un avión malayo en Ucrania. ¿En qué proceso se encuentran las investigaciones?
Dos investigaciones ya se han desarrollado. La técnica finalizó en octubre de 2015 y determinó que el misil que derribó la nave era de fabricación rusa. La investigación criminal es más compleja y está siendo desarrollada por un equipo de investigación conjunta, compuesto por cinco países, entre ellos Ucrania. Para nosotros es muy importante establecer cómo van ser juzgados los culpables, que ya sabemos quienes son. Queremos saber si va a existir un juzgado internacional, algo que quisimos instaurar el año pasado a través del Consejo de Seguridad y que fue vetado por Rusia. Para nosotros el veto es un anacronismo de la época de la Guerra Fría. Ningún país debería tener derecho a veto, ni siquiera los cinco principales. Rusia lo vetó y no sabemos si lo vamos a proponer otra vez. La única explicación para esta oposición rusa es que están relacionados con el desastre. Otra posibilidad es crear un tribunal de jurisdicción nacional. Los cinco países que trabajan en estas investigaciones se encuentran planificando cómo hacerlo y se espera que en la próxima Asamblea General de la ONU se decida cómo proceder. Para nosotros lo principal es encontrar y enjuiciar a los culpables, aquellos que dispararon el misil y los que dieron la orden.

¿Cambió la situación de Crimea en estos últimos meses?
La situación está empeorando, particularmente la protección de los derechos humanos. Los tártaros de Crimea casi no pueden hacer nada, tienen prohibido tener escuelas, casas y mezquitas. Están siendo perseguidos por oponerse al régimen de ocupación y los pocos ucranianos que se quedaron están en la misma situación. Para nosotros esa península sigue siendo parte del territorio ucraniano, temporalmente ocupado, y nos preocupa mucho. Ahora en Ucrania estamos en verano y debería ser el auge del turismo. Por el contrario, está prácticamente vacío. En las playas, que antes estaban llenas, ahora hay muy pocas personas. Se han cerrado hoteles y restaurantes. Ucrania invirtió mucho en Crimea en su tiempo y ver como se está degradando nos duele.

Europa vive momentos de tensión con algunos episodios de terrorismo de extremistas islámicos. ¿Teme que lleguen a Ucrania?
Tenemos experiencia con el terrorismo ruso y pro-ruso en nuestro territorio. No es un tema lejano. El terrorismo islámico no está en Ucrania y espero que no llegue, pero sufrimos otro tipo de terrorismo todos los días. No hay día en que no haya muertos en Ucrania. No tenemos atentados que maten a 100 personas a la vez, gracias a Dios, pero tenemos una guerra no declarada en el este que nos quita vidas todos los días. En cuanto a Europa, somos solidarios y sentimos su dolor como esperamos que ellos puedan sentir el nuestro.

Populares de la sección

Acerca del autor