Un año histórico para el Shorthorn

La primera raza bovina en ser introducida a Uruguay, hace más de un siglo y medio, estableció otro mojón especial en su historia: la sociedad de criadores es anfitriona de la 15a Conferencia Mundial
Por Juan Samuelle, enviado a Florida y San José

Los primeros reproductores Shorthorn ingresaron al país en 1859. Los registros genealógicos de la Asociación Rural del Uruguay se estrenaron, en 1887, con el Shorthorn. En 1944 se fundó la Sociedad de Criadores. Y ahora los impulsores locales de esta raza bovina establecieron otro mojón histórico: en 2016 por primera vez son anfitriones de la Conferencia Mundial Shorthorn.

El domingo pasado comenzó la 15a edición con una recepción en la embajada del Reino Unido.

La gira por establecimientos y/o cabañas comenzó el lunes, involucrando la visita a los primeros tres campos. Inicialmente se trabajó en Los Arenales, de Sucesores de Hugo Laurnaga. Allí Marcelo Salvagno Sellera dijo que "mantener el prestigio de lo que hizo Laurnaga es un desafío para mi generación". Tras explicar el manejo, en tanto la delegación conformada por 30 extranjeros –de Argentina, Australia, Brasil, Canadá, EEUU y Nueva Zelanda–, disfrutaba de un café con masas, añadió que "quedaron muy contentos, por el tamaño de los vacunos, con los terneros, por su excelente condición. Es una raza pionera, excelente por su habilidad materna, valiosa para cruzar, ahora está en nosotros defenderla más, promoverla mejor".

Fue una jornada en la que casi no dejó de llover, no obstante se concretó todo lo previsto. La segunda parada fue en Rincón de Cora, de Rodolfo Lugaro –presidente de la gremial local, ver la entrevista en la contratapa–. Allí, como en cada visita, además de momentos para conocer el rodeo y esuchar los comentarios del dueño de casa –los expuso en español y en inglés–, hubo tiempo para que los extranjeros pregunten sobre la raza, y sobre otras cosas.

Un estadounidense, por citar un caso, además de averiguar la aptitud materna de las Shorthorn también sacó varias fotos de dos nidos de horneros que había sobre el caño superior de las hamacas de los hijos del dueño de casa, cautivado por la habilidad constructora de estas aves.

Las conferencias del Congreso Shorthorn se harán el martes 12 y miércoles 13 en hotel Conrad.

Tras conocer esos dos campos en San José, se llegó al tercero, en Florida, la estancia La Pangaresa, de Bove. Allí se convidó a la delegación con empanadas caseras, un sabroso asado (de Shorthorn, obviamente) al pincho, achuras y vino tinto –tannat y otros–, con varios postres y entre ellos el más elogiado: el clásico Martín Fierro.

Luego todos fueron a la zona de las mangas –ni uno quedó en el casco, pese a la tormenta– para conocer los lotes de un Shorthorn que, enfatizó don Héctor Bove, "es mi eterna pasión, son parte de mi familia, no soy nada sin ellos".

Emocionado, por recibir a la gira en su casa y por ver cómo sus nietos y los hijos de Lugaro interactuaban con los visitantes –por ejemplo con un niño que llegó desde Nueva Zelanda y lucía una camiseta de la selección uruguaya de fútbol–, Bove dijo que "nunca pensé que iba a vivir esto, que les iba a gustar nuestra pasión".

Y contó una anécdota: "de chico iba al rodeo con mi padre (Héctor Bove Macció) a juntar los novillos ya gordos y yo le decía: 'papá, acá hay uno gordo, lindo, pronto', pero él me decía: 'no, ese no lo embarcamos, ese dejalo, es un Shorthon'. Cuando le preguntaba por qué no, me decía: 'porque es el más lindo, me gusta tenerlo acá para verlo'.

Los uruguayos que expondrán en el Congreso Shorthorn, en el Conrad, serán Fabio Montossi, Federico Stanham y Jorge Bonino Morlán. Los uruguayos que expondrán en el Congreso Shorthorn serán Fabio Montossi, Federico Stanham y Jorge Bonino Morlán.

Bove, a punto de lagrimear por el recuerdo, agregó que "es una raza que le ha dado mucho a la ganadería, pero que tiene mucho más para dar, que en un momento fue abandonada injustamente, merece ser más usada porque tiene todo lo que pide el criador, el frigorífico y el consumidor, tiene más leche, tiene más conversión, tiene más calidad de carne".

Con Pedro Scandroglio –es el técnico de la raza– respondiendo consultas a cada instante, al atardecer la delegación encabezada por Mario Damboriarena –preside el comité organizador– puso proa a Colonia, donde al otro día debía seguir una gira que tiene al añejo Shorthorn uruguayo bajo la lupa de expertos de todo el mundo.

En todos los rincones del país


Tras la actividad del lunes, en la que El Observador fue testigo de un renovador brío en los amantes del Shorthorn, estaba previsto visitar varias estancias y/o cabañas más, abarcando todas las zonas productivas: El Timbó –de Ovidio Detjen–; Santa Magdalena –de Soares de Lima Hermanos–; San Gerónimo –de Luisa Meirelles–; La Loma –de Juan Francisco Nascimento–; Santa Haydee –de Nicolás Monteverde–; Santa María –de Sucesores de Walter Mario Damboriarena–; Rincao Alegre –de Luiz Paulo Dutra, ubicada en Brasil–; Guernica –de Octacílio Echenagusía–; Vieja María de Los Ladrillos –de Tellechea Hermanos–; y Laguna Merín –de Bonifacio Núñez–.

Además se concretó la visita a Los Cerros de San Juan - Estancia Anchorena, en Colonia; y al frigorífico Anglo, en Fray Bentos.

Las conferencias se harán el martes 12 y miércoles 13 en hotel Conrad, en Punta del Este. Expondrán: John Basarab (Canadá); Mark Thallman (Estados Unidos); Anthony Fountain (Australia); Héctor Eyherabide (Argentina); Montie Soules (Estados Unidos); Frank Milnes (Reino Unido); y Fabio Montossi, Federico Stanham y Jorge Bonino Morlán (Uruguay).

Por más detalles, consultar en www.shorthorn.com.uy.

Acerca del autor