Un Bar clandestino en pleno Pocitos

La Ochava es un nuevo gastropub ubicado en Pocitos que, bajo el concepto de Speakeasy, presenta una carta de tragos ortodoxa, respetando las recetas de la coctelería de los albores del 1900

Speakeasy era la manera de denominar a los establecimientos que vendían bebidas alcohólicas, de manera ilegal y clandestina, durante los años que duró la Ley Seca en EE.UU, allá por la década de 1920.

En la actualidad, el concepto se ha adaptado para bares de coctelería fina, que muchas veces continúan con una política de “puertas cerradas” en cuanto a la exposición del recinto, que acaba volviéndolos exclusivos.

En el caso de La Ochava Speakeasy, la casa retoma la idea, pero más relacionada al concepto purista y retro que tienen de la coctelería.
Gracias al concepto Speakeasy, el local ofrece un Negroni de receta original, un Oldfashioned con su respectivo terrón de azúcar, o un Mojito de lima exprimida y azúcar rubia.

El local no está nada “escondido”, y dista bastante -en lo arquitectónico- de los Speakeasy neoyorquinos, puesto que ocupa una vidriada esquina en la confluencia de dos calles muy transitadas: 26 de Marzo y Gabriel Pereira.

El edificio se divide en dos plantas.
A nivel de calle se encuentra una enorme barra, rodeada de mesas de madera maciza, con unas 25 plazas.
Junto a la barra, aparece una pequeña cocina, y paralela a ésta, una escalera conduce a un segundo nivel, con un apartado con vista al bar, con capacidad para unas 18 personas, ideal para fiestas privadas.

A LA CARTA
El fuerte de la casa es la coctelería, y es por dónde queríamos comenzar a comentar su oferta gastronómica.
La Ochava ofrece una veintena de tragos distintos, a los que se le suman variantes de los primeros (se incluyen distintos daikiris o mojitos, por ejemplo).
La carta de comidas es corta, y suma ensaladas, picadas, bruschettas, una pasta, papas, hamburguesas, y postres. La comida está pensada para acompañar los tragos, y no viceversa.

Comenzamos pidiendo un recio Negroni, y un Wine Drink, en este caso, el Rosado, elaborado con vino rosado Pinot Noir, mango, jugo de pomelo y tomillo, trago que nos encantó, y que recomendamos particularmente.

Para comer, compartimos una muy rica y abundante Bruschetta de Mollejas y rúcula, y una extraña versión de Patatas Bravas, elaborada con papines, y una salsa -aparte- que se asemejaba más a las salsas picantes de los tacos, que a esa “Salsa Rosa picante” que se suele encontrar en las bravas.
Ambas porciones destacaron por la abundancia, y nos parecieron más que suficientes para dos personas.

Como postre, compartimos una muy rica Tarta de Manzanas caramelizadas con helado de vainilla y canela, en una suerte de Tarta Tatín, que nos sorprendió gratamente.
Para ese momento, y motivamos por lo mucho que nos había gustado el primer Wine Drink, pedimos otro, ahora el Blanco, elaborado con vino blanco Gewürztraminer, jengibre, menta, azúcar y lima; muy bueno también, aunque nos quedamos con el Rosado.
Todos los tragos son elaborados con vinos de Los Cerros de San Juan, la bodega más antigua del Uruguay, en otro claro guiño de la casa a las tradiciones.

SOBREMESA
La Ochava nos ofrece un local agradable, con fuerte vocación de bar.
Su fuerte es una interesante carta de tragos (de la que sobresalen los cocktails con base de vino), que es acompañada por una oferta gastronómica algo corta de más, donde destacan las picadas y los platillos, económicos y generosos.
Se presenta como una opción de previa muy válida para los fines de semana.

MOZO, LA CUENTA
Patatas Bravas: $ 180; Bruschetta de Mollejas: $ 250; Wine drink Rosado: $ 120; Wine drink Blanco: $ 120; Negroni: $ 160; Tarta de Manzana caramelizada: $ 150. Total de la mesa para dos: $ 880.
Precio por comensal: 440 pesos.

La Ochava Speakeasy está ubicado en Gabriel Pereira 3149 y 26 de Marzo.
Atiende de Martes a Domingos a partir de las 18 horas.
Teléfonos por reservas o consultas: 099 132 452 y 091 263 268.
Para más información de La Ochava Speakeasy, se puede visitar este enlace.


Comentarios

Acerca del autor