Un cencerro digital para ovejas ganó la hackathon Agro del Prado

El emprendimiento Vigiator fue galardonado en la primera hackathon agro, organizada entre CUTI, ARU y la embajada británica
El abigeato o robo de ganado, además de los depredadores que matan a las ovejas, son problemas a los que diariamente se enfrentan varios productores ovinos de Uruguay. Para resolver este inconveniente, el equipo ganador de la primera hackathon Agro de la Expo Prado -que se llevó a cabo el 17 y 18 de setiembre-, desarrolló una aplicación que conecta un celular que cuelga del cuello de la oveja que manda en la manada -a modo de cencerro-, y que en caso de movimiento del animal, le envía una alerta a la aplicación del celular del productor o encargado de vigilar a los animales.

Vigiator es el nombre del emprendimiento liderado por la estudiante de Agronomía Lucía San Román y los socios y directores de Jalumar -empresa dedicada al desarrollo de aplicaciones para Android- Martín Alurralde y Sergio Gorrochategui. El premio que recibieron por haber ganado la hackathon es un viaje a la REAP Confference en Inglaterra, en donde podrán enterarse de las últimas tendencias en tecnología aplicada al agro.

Excepto Alurralde y Gorrochategui -que trabajan en la misma empresa-, el equipo de Vigiator se conoció en la hackathon. Dos días después de terminar, ya se reunieron con algunos interesados en apoyar el desarrollo de la aplicación, como por ejemplo Central Lanera, que nuclea a los productores laneros del país.

Durante la hackathon, el equipo se complementó muy bien. San Román contribuyó con su conocimiento sobre el sector agropecuario, Alurralde fue el encargado de desarrollar la app y Gorrochategui aportó la parte comercial.

Desarrollar el proyecto en el contexto de la Expo Prado les facilitó la visión de los cabañeros y productores que se encontraban en el predio. "La necesidad ya estaba planteada; había que buscarle la vuelta para desarrollarla. Empezamos a hablar con los cabañeros para escucharlos", comentó Gorrochategui.

En tanto, Alurralde explicó que el diálogo con los cabañeros les permitió "bajar a tierra" el proyecto. "Nos dijeron que lo máximo que habían visto era una campanita; esto es un cencerro digital. Ellos antes escuchaban durante toda la noche a las ovejas. Nosotros queremos tener una parte más social, donde apretando un botón les avise al resto de los vecinos para que estén alertas", explicó.

Otra de las funciones previstas, es la posibilidad de hacer la denuncia digital directamente desde la app, en caso de intento de robo o si este se concreta. Tiene otras opciones, como activar el micrófono del celular que tiene la oveja en su cuello y emitir un sonido con disparo para asustar al depredador.

El equipo de Vigiator viajará a Inglaterra el 7 de noviembre, con esperanzas de llegar a esa fecha con un prototipo más avanzado, ya que la idea de los socios es seguir adelante con el emprendimiento.
Por su parte, la integrante femenina del equipo, Lucía San Román, dijo que era importante saber si el encargado de vigilar al ganado iba a estar dispuesto a utilizar esa clase de tecnología a través de una aplicación para smartphones. "Queríamos que el dispositivo tuviera funciones complejas, pero que para el uso del productor fuera sencillo", indicó San Román.


"Hay experiencias del uso de la tecnología en el agro reconocidos a nivel mundial, como la trazabilidad". Leonardo Loureiro, VP de la Comisión Global Markets de CUTI

Resultados de la experiencia

La primera hackathon Agro, organizada de forma conjunta entre la embajada británica en Montevideo, la Cámara Uruguaya de Tecnologías de la Información (CUTI) y la Asociación Rural del Uruguay (ARU), fue definida como "un éxito" por parte de los organizadores. La idea, planteada originalmente por la embajada británica, buscó reunir al agro y la tecnología, por ser sectores con grandes posibilidades de crecimiento.

La encargada de programas de la embajada británica, Pia Delisante, comentó que los desafíos que debían resolver los equipos, relacionados con el abigeato y los depredadores, las mejoras del pastoreo, la optimización de la alimentación por corral y de los cultivos de grano, fueron planteados en conjunto con ARU y el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, que demuestra el interés de resolver estos desafíos. "Es novedoso que participe el gobierno", comentó Delisante.

Por su parte, la jefa de Exposiciones de ARU, Andrea Galeano, dijo que se buscaron problemáticas existentes, que tienen los medianos y grandes productores. "Creo que la mayoría de los proyectos de la hackathon de alguna manera van a tener futuro, por la importancia de los mismos", auguró.

Desde CUTI, la búsqueda de la transversalidad y la difusión de la tecnología en varios sectores de la actividad productiva, fue el elemento que motivó la participación en el encuentro. El vicepresidente de la Comisión de Global Markets de CUTI, Leonardo Loureiro, comentó que en el agro uruguayo hay tecnología de punta aplicada, y "aunque a veces se piensa que está relegada, hay que difundir los avances".

14 equipos participaron de la hackathon agro. La mayoría de sus integrantes no se conocían antes del encuentro


En puerta hackathon en seguridad social

Leonardo Loureiro, de CUTI, confirmó el interés del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de organizar conjuntamente con la Cámara, una hackathon enfocada en resolver dificultades en materia de seguridad social.

Según confirmó Loureiro, en una reunión celebrada en las oficinas de CUTI a la que acudió el ministro Ernesto Murro, luego de evaluar la experiencia de la hackaton agro por su impacto, el jerarca se mostró interesado en comenzar a organizar próximamente una actividad similar en su cartera.
.



Populares de la sección