Un crimen postergó audiencia por supuesta extorsión a clubes

La prima de un exdirigente que debía declarar este miércoles fue secuestrada y asesinada en México

María Villar salió de trabajar en Ciudad de México el martes 13 de setiembre y se tomó un taxi pero esa noche no llegó a su casa, por lo que familiares y amigos iniciaron su búsqueda en redes sociales. Su esposo, Cristiano Do Vale, y su primo Gorka Villar pagaron el rescate a los secuestradores pero el cadáver de la mujer de 39 años apareció en un riachuelo dos días después de su desaparición.

Gorka Villar debía presentarse este miércoles en el juzgado de Crimen Organizado de Montevideo para declarar como indagado por una supuesta extorsión a los clubes del fútbol uruguayo que denunciaron corrupción en la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), organización en la que Gorka Villar fue secretario general hasta el 18 de julio de este año. Sin embargo, el abogado de Villar, Diego Camaño, presentó un escrito en el juzgado pidiendo la postergación de esta audiencia debido al crimen de su prima, informaron a El Observador fuentes vinculadas al caso.

El secuestro

El diario El País de Madrid informó que el o los secuestradores llevaron a María Villar a dos cajeros automáticos para robarle todo el dinero posible. Al día siguiente, los delincuentes se contactaron con la familia para pedir un rescate. Entonces, el esposo y Gorka Villar pidieron ayuda a la embajada de España, donde la familia Villar tiene una alta exposición pública. Ángel María Villar, tío de María y padre de Gorka, es el presidente de la Federación Española de Fútbol y uno de los vicepresidentes de FIFA.

El canciller español informó en la radio Onda Cero que los familiares de la mujer pagaron el rescate, aunque no precisó el monto. "Estábamos esperando a que fuera cuestión de tiempo a que estuviera libre y sana. Por desgracia no ha sido así", aseguró.

El cuerpo de la mujer fue trasladado a la morgue de Toluca y reconocido una semana después del secuestro. Este domingo, sus restos fueron repatriado a España. En ese vuelo viajaron su esposo y Gorka Villar.

La denuncia de extorsión

Siete clubes de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) y la Mutual Uruguaya de Futbolistas Profesionales presentaron una denuncia penal el 24 de diciembre de 2013 en el juzgado especializado de Crimen Organizado por estafa y lavado de dinero en la cúpula de la Conmebol. Una semana después, el 30 y el 31 de diciembre, llegaron dos cartas a la AUF. La primera fue enviada por FIFA y la segunda por la Conmebol. Ambas pedían explicaciones sobre la denuncia presentada días antes y anunciaban que los clubes denunciantes y sus presidentes podían recibir sanciones.

Por esta advertencia, la denuncia penal solo fue ratificada por la mutual de futbolistas.

El empresario Francisco Casal, el presidente de Peñarol, Juan Pedro Damiani, y Eugenio Figueredo, exvicepresidente de Conmebol, coincidieron en que el promotor de esa extorsión fue Gorka Villar. "La impunidad (...) se evidenció en las presiones admitidas que el Comité Ejecutivo de la Commebol realizó a los clubes uruguayos firmantes de la denuncia, con verdaderos comportamientos extorsivos, señalando como autor de tal proceder a Gorka Villar, amparado por su relación con su padre, miembro de FIFA, quien lograba el respaldo de ésta a las medidas extorsivas que el indagado (Eugenio Figueredo) pone de manifiesto en su relato de los hechos (...) Naturalmente tales comportamientos ameritan sean investigados", expresó el fiscal Juan Gómez el 24 de diciembre de 2015, en el escrito en el que pidió el procesamiento de Figueredo por estafa y lavado de dinero.

La primera vez que fue citado a declarar, Gorka Villar no se presentó en el juzgado. En esta segunda instancia, pidió prorrogar la audiencia por el crimen y el velatorio de su prima.


Populares de la sección

Acerca del autor