Un crimen que todos quieren resolver

La serie Making a murderer ha generado parodias, debates e interrogantes desde su estreno
La serie documental de Netflix Making a murderer se ha convertido en un fenómeno de forma innegable. El relato del presunto encarcelamiento injusto de Steven Avery y su sobrino Brendan Dassey por el asesinato de una joven fotógrafa ha generado todo tipo de reacciones.

Por una parte, en las últimas semanas se produjeron varias parodias de la serie, la banda de rock The Arcs lanzó una canción inspirada en los sucesos narrados en el programa, y algunos de los protagonistas de la historia, como el abogado de Avery, se han convertido en figuras queridas por los internautas.
A un nivel más serio, más de 129.000 personas elevaron una petición a la Casa Blanca para solicitar un perdón para Avery y Dassey. Sin embargo, la Casa Blanca luego confirmó que, por una cuestión de jurisdicción, debe ser otorgado por el estado de Wisconsin, donde se lleva a cabo el caso, y no por el presidente Barack Obama.

Por otra parte la cadena Discovery realizará un programa especial para analizar el asesinato a la luz de lo revelado por la serie, y se ha generado un debate sobre si Making a murderer es o no un relato sesgado, que deja por fuera de su narración elementos que inculpan a Avery, o al menos lo hacen parecer menos inocente.

Más allá de esto último, lo cierto es que la serie de Netflix refleja el lado perverso e injusto del sistema de justicia estadounidense, algo en lo que están de acuerdo todos aquellos que analizaron la serie.

Historia de dos crímenes


Avery fue arrestado y condenado en 1985 por una violación en su ciudad natal de Manitowoc, una pequeña localidad rural a orillas del Lago Superior, en el norte de Estados Unidos. En 2003, una prueba de ADN determinó que era inocente, por lo que fue liberado luego de 18 años de condena.

Tras su salida de prisión, inició un juicio multimillonario contra las autoridades de Manitowoc, pero en pleno proceso fue nuevamente arrestado, esta vez junto a su sobrino de 16 años, por la violación, asesinato y mutilación de Teresa Halbach, una fotógrafa local, a quien se vio por última vez en las cercanías de la casa de Avery.

La serie muestra el juicio, y argumenta que varias de las evidencias contra el condenado fueron plantadas por la policía, como venganza por su juicio contra ellos; a la vez que se establece con claridad que Brendan Dassey (quien además de su juventud posee una discapacidad mental) fue obligado por los investigadores a inculpar a su pariente con un falso testimonio.

Tras el estreno de Making a murderer, el pasado 18 de diciembre, sus principales críticas apuntan a que no se otorga demasiada atención a los crímenes anteriores de Avery (que incluyen dos robos, la incineración de un gato tras rociarlo con combustible, y una amenaza con un arma de fuego a una de sus primas), al hecho de que buena parte de su familia también tiene antecedentes penales, y que no se menciona el hallazgo de pruebas que si involucran a los dos condenados en la muerte y desaparición de Halbach.

El objetivo final

La serie de Netflix no revela un posible culpable para el crimen de Halbach ni descubre la verdad (como si sucedió, por ejemplo, con la serie de HBO The Jinx), aunque si instala la duda sobre si las condenas de Avery y Dassey (quienes actualmente cumplen cadena perpetua) fueron injustas.

De todos modos, sus creadoras y realizadoras, Moira Demos y Laura Ricciardi, aseguran que no era su intención revelar lo que sucedió en realidad, sino mostrar el lado negativo del sistema judicial, algo que logran con éxito.

Pero mientras tanto, Avery inculpa a sus hermanos y cuñados en el asesinato, sitios de internet como Reddit analizan minuciosamente el caso, y los espectadores miran capítulo tras capítulo de la serie, devastados a la vez que intrigados por lo que sucede.

De todas maneras, la conclusión final queda en manos del público. La determinación de si Avery fue injustamente acusado o si realmente es un criminal no es el objetivo real de la serie, lo que permite involucrarse con la historia de una forma más personal, lo que quizás sea uno de los principales atractivos de la serie.

Populares de la sección