Un deporte sentado

Según el diario The Washington Post, Trump tiene sobrepeso, el presidente respondió que su único ejercicio es cuando juega al golf
Nunca jugué al golf, por lo tanto no sé si los golfistas hacen suficiente ejercicio caminando de un hoyo a otro.

En una época salía a correr cerca de un campo de golf y veía a los jugadores con sus acompañantes, llamados caddie, ir de un lado a otro en un carrito.

De tanto salir a correr por el mismo parque se me había metido en la cabeza aprender a jugar al golf solo para poder subirme al carrito. Lo de pegarle a una pelota chiquita con un palo no me atraía, y menos la idea de tener que meterla desde una distancia considerable dentro de una hoyo diminuto.

Sin embargo, la posibilidad de pasear en ese carrito con aspecto de convertible por el impecable césped me generaba un interés parecido al que tenía cuando iba al Parque Rodó a andar en los autitos chocadores.

Donald Trump no solo juega al golf, sino que también es propietario de varios campos de golf y por ende, dueño también de decenas de carritos. Hay infinidad de fotos en que se lo ve montado en uno de ellos, acompañado, no del caddie, sino de su guardaespaldas.

Hombre de opiniones peculiares, Trump no cree que el ejercicio físico sea bueno para el cuerpo humano. Piensa que hace más mal que bien, y usa a las lesiones –en rodillas, talones, cadera- a consecuencia del ejercicio, como uno de sus argumentos.

El presidente estadounidense, quien según opinión del diario The Washington Post tiene sobrepeso, ha dicho que todo el ejercicio que necesita lo hace cuando juega al golf. Esto suena más a aspiración que a realidad y contradice las evidencias visuales.

De acuerdo a lo que revelan las fotografías, se la pasa yendo de un hoyo a otro montado en uno de esos lindos carritos con aspecto de Mehari, ocasiones en las cuales siempre aparece sonriendo, seguramente porque pudo ahorrarse el trabajo de caminar.

Por mi gran falta de conocimiento de ese deporte, desconozco cuánto ejercicio hace un golfista cada vez que mueve el cuerpo para impactar la dura pelotita con el palo y cuántas veces lo hace por partido.

Tal vez el elegante deporte resulta tan cansador, que los jugadores deben usar el carrito de la misma forma que es usado en los partidos de fútbol para retirar de la cancha a los jugadores que han recibido una terrible patada.

Comentarios

Acerca del autor