Un desfile para ciegos

Un evento con modelos no videntes se afirma para cambiar paradigmas que la industria dicta en forma constante
A pocas horas del fin de la Semana de la Moda de París, el Pavillon Vendôme de la prestigiosa plaza que lleva el mismo nombre acogió ayer un peculiar y solidario evento apuntado en las agendas de los que trabajan en el sector: The Blind Fashion show, un desfile de ciegos concebido especialmente contra la discriminación en cuanto a la participación de estas personas de los eventos que están vinculados a la moda y en concreto, a la alta costura.

La propuesta llegó a París tras haber triunfado nada menos que en la ciudad de Nueva York, donde consiguió concienciar al público de lo que queda por hacer para normalizar la integración de los que sufren alguna minusvalía y ampliar las posibilidades de personas diferentes en esta actividad complicada y competitiva. Todo en el marco de una iniciativa que habría sido difícil de imaginar hace no demasiado tiempo atrás.

Detrás del proyecto está Myriam Chalek, de la agencia neoyorquina Creative Business House, quien también organizó el Dwarf Fashion Show, para personas de baja estatura, y que fue celebrado en el pasado 2015 en las principales capitales del mundo.

"Esta es la primera que se celebra en París durante la Semana de la Moda un desfile para personas ciegas", explicó a la agencia EFE Doudna, que ayudó a Chalek en la organización del evento durante su gestación y puesta en marcha.

En palabras de la propia Doudna, que prefiere no revelar su apellido, le resulta "flagrante" que "la moda excluya a personas diferentes y a los que sufren alguna minusvalía".

Las modelos son jóvenes ciegas no profesionales que no entran en los cánones de belleza previsibles de la industria de la moda: no tienen tallas 34 o 36 ni miden 1,80 metros. Fueron reclutadas en Estados Unidos aunque entre ellas también había una modelo francesa y una mexicana, que lucieron diseños creados a medida especialmente para cada una de ellas, lo cual dio al evento un cariz aún más inclusivo.

Con tan solo 19 años, Cecilia participó en el desfile después de haber formado parte también del elenco que estuvo presente en Nueva York.

"Pienso que este show es muy importante porque da un mensaje que nunca antes se había dado y es que las personas ciegas pueden hacer lo que todas las personas pueden hacer de una forma diferente", aseguró al ser entrevistada.

Los diseños que vistieron las diez chicas que participaron en el desfile estaban cargados de lentejuelas y colores en una colección de fiesta con cierto aire de fantasía. Pero la idea no estaba tanto en los diseños como en dejar un hueco a aquellos que se salen de los estereotipos que dicta la industria en forma permanente.

La única adaptación que requirió el desfile fue la de un simple hilo que fue colocado en mitad de la pasarela. Este hilo ayudaba a guiar las modelos durante la muestra ante el público y los fotógrafos.
Mientras la maquillaban en el backstage de la pasarela, Cecilia contó sobre su gusto por la moda, que para ella es "una forma que tiene cada individuo de expresarse", "un arte" en el que en esta ocasión pudo dejar, por fin, su propia huella.

Fuente: En basea EFE

Populares de la sección