Un día de furia en EEUU

Un hombre baleó a legislador en Washington y otro mató a tres personas en San Francisco
Con apenas dos horas de diferencia y en hechos sin vinculación entre sí, atacantes solitarios dejaron una estela de sangre, terror y muerte en dos tiroteos ocurridos en ciudades estadounidenses diferentes.

Mientras en uno de ellos, sucedido en Washington, resultó herido un reputado congresista republicano que jugaba un partido de entrenamiento de béisbol, en el otro, acontecido en San Francisco, hubo tres muertos y múltiples heridos en el local de una empresa de mensajería.

En ninguno de los casos, en los que ambos atacantes resultaron muertos, surgieron evidencias de que fuesen ataques terroristas.

El presidente Donald Trump, al que el primero de los tiradores llamó "traidor" se involucró directamente en el asunto al anunciar la muerte del hombre y elogiar la actuación del cuerpo de seguridad. Además, aprovechó la circunstancia para convocar a la "unidad nacional".

El presidente ha estado últimamente en el eje del debate público como consecuencia de la investigación sobre la trama rusa, que indaba posibles vínculos entre miembros de su campaña electoral y el gobierno de Vladimir Putin.

Congresista baleado

El primero de los episodios ocurrió sobre las 9 de la mañana cuando un hombre armado con un rifle disparó contra una docena de congresistas del Partido Republicano y miembros de sus equipos que participaban de un partido de práctica de béisbol en Alexandria, en las afueras de Washington, Virginia.

Los congresistas se preparaban para el partido anual de béisbol con sus pares del Partido Demócrata, destinado a recaudar fondos para instituciones de caridad, un evento tradicional que data del año 1909. El partido debía jugarse este mismo jueves en el Nationals Park de Washington.

Como consecuencia de los disparos, resultó herido en la cadera el republicano Steve Scalise, el número tres de ese partido en la Cámara de Representantes.

Scalise fue operado y anoche permanecía en estado "crítico", informó el hospital que lo atiende.
El congresista "resultó gravemente herido y está en estado crítico", señaló la dirección del hospital en la red social Twitter.

Además de Scalise, resultaron heridos Zachary Barth, colaborador de otro congresista, el lobbista y exasesor legislativo, Mike Mika y dos policías del Congreso.

El tirador, identificado como James Hodgkinson, de 66 años, fue baleado por miembros de la seguridad del Capitolio.

Según reveló luego el legislador Mo Brooks, que estaba en la práctica, Scalise cayó y se arrastró a un costado, mientras se escuchaban disparos. "Vi un fusil en uno de los costados y me di cuenta que había un tirador", contó.

Cuatro muertos

El otro episodio, ocurrido unas dos horas después del primer tiroteo, sobrevino cuando un hombre mató a tiros a tres personas e hirió a otras dos antes de quitarse la vida en un depósito de la compañía de encomiendas UPS en San Francisco, informó la policía.

El atacante vestía un uniforme de la compañía, que en un comunicado confirmó que era uno de sus empleados. El incidente se registró en un depósito responsable de las entregas en el área de San Francisco. En el lugar, que fue evacuado, trabajan 850 personas.

Después de socorrer a las víctimas, la policía encontró al atacante, que se disparó en la cabeza.
Un vocero de UPS, Steven Gaunt, dijo a la prensa que el atacante, que pudo ser un empelado descontento, irrumpió en una sala donde los trabajadores estaban reunidos antes de salir a entregar paquetes.

Testigos reportaron haber escuchado varios disparos en ese local, responsable de las encomiendas en San Francisco y zonas aledañas.

Trump es "un traidor", escribió el atacante

El acusado de disparar este miércoles contra legisladores republicanos se llamaba James Hodgkinson, un hombre de 66 años y militante de izquierda, informaron distintos medios.

Su muerte fue anunciada en directo en televisión por el presidente, Donald Trump. Residente del estado de Illinois, James Hodgkinson expresaba en Facebook su simpatía por Bernie Sanders, el excandidato en las primarias demócratas y líder de la izquierda estadounidense.

"Trump es un traidor. Trump destruyó nuestra democracia. Llegó el momento de destruir a Trump y compañía", había escrito en marzo el tirador en su perfil de Facebook. Sus fotos muestran a un hombre de gran contextura física, de nariz chata, con barbilla y gafas oscuras.

Según la misma página, Hodgkinson era originario de Belleville. Su esposa, citada por ABC, dijo que se había mudado hace dos meses a Alexandria, una ciudad del estado de Virginia cercana a Washington.

Mientras, el senador y aspirante a la candidatura presidencial demócrata en 2016, Bernie Sanders, reconoció que el tirador "aparentemente" había formado parte como voluntario en su campaña electoral, a la vez que se mostró "asqueado" por un acto que condenó como "despreciable".


Populares de la sección