Un feed lot en una cancha de fútbol

En la muestra de la ARU se demuestra que para una buena terminación a corral un área reducida no es limitante
Para desarrollar con éxito un sistema de producción ganadera que involucre la tecnología de feed lot no es imprescindible disponer de una gran extensión de campo. Se puede, teniendo en cuenta la escala de un productor pequeño o mediano, emprender por ejemplo la terminación de los novillos en un corral de engorde –para producir carne para la Cuota 481– que ocupa un área menor a la de una cancha de fútbol. Y esa es una de las innovaciones que se pueden observar durante estos días en la 5a Expo Melilla, la muestra dinámica que organiza la Asociación Rural del Uruguay (ARU).

Lorenzo Cabrera Jorajuría es licenciado en gestión agropecuaria, cumple funciones para la ARU durante las exposiciones y el miércoles –en el día de apertura de la muestra– soportó estóicamente una intensa lluvia para explicar a El Observador que este año se presenta "una alternativa que demuestra que no se precisa tanto espacio para alimentar a cierta cantidad de animales en un feed lot".

En el módulo demostrativo en la Expo Melilla hay tres bretes, cada uno con 30 vacunos, con 42 metros de frente y 25 metros de profundidad. En el módulo demostrativo en la Expo Melilla hay tres bretes, cada uno con 30 vacunos, con 42 metros de frente y 25 metros de profundidad.

"La diferencia más grande que tenemos en relación a un feed lot convencional, de los que vemos a campo abierto, es que instalamos una losa de hormigón para que los animales estén sobre una superficie mucho más limpia mientras están comiendo", indicó.

Eso, además de mejorar de gran modo el bienestar animal, "permite que tengan más calor en días de mucha humedad, con mejores condiciones de suelo que permiten mejores ganancias diarias; se gana en confort, claro, y se gana en eficiencia de conversión que es algo muy buscado", agregó.

Los comederos y los bebederos también son de hormigón y cerca de ellos hay información de la empresa que los contruye y vende.

Para los novillos del feed lot de Expo Melilla se estima una ganancia diaria superior a 1,2 kilos.

Los novillos, que en promedio tienen un año y medio, son de la raza Angus y hay cruzas Angus x Hereford. Vienen de estar alimentándose en una pradera. Ingresaron al sector ganadero del Local Melilla con 360 kilos y, como en todo proceso de terminación para la Cuota 481, deben estar 100 días en el corral, con una ganancia que en el sistema –nutricional y de manejo– exhibido se estima permitirá ganancias de 1,2 kilos a 1,4 kilos diarios.

Estos animales, algunos con diente de leche y otros con dos dientes recién cortados, proceden del establecimiento San Pedrito del Colorado, de Canelones, del productor Alberto González.
En materia de costos para la alimentación, en el área demostrativa se exhiben todas las variables, pero como dato genérico se puede ubicar el costo de la tonelada de alimento en materia seca en US$ 216,31 (convertidos, son US$ 146,80 en base húmeda).

Al respecto, se precisó que ese dato hay que tomarlo con mucha precaución, no es una regla, ese costo varía mucho en función de los componentes de la dieta, su procedencia y otros factores.

Un factor a tener en cuenta es que si la comida se genera dentro del predio, se precisa un poco más de campo, pero si procede desde el exterior del predio la necesidad de superficie se achica muchísimo, aunque hay que considerar que en cada caso los costos varían.

En este caso, se utiliza silo de planta entera de sorgo –que se produjo en el predio de la Expo Melilla–, maíz semidentado quebrado, expeller de soja y una premezcla de concentrados de la firma Nutral, lo cual se acondiciona en un mini mixer de la empresa Mary con capacidad de ser utilizado directamente para depositar el producto en los comederos.

El feed lot en la Expo Melilla se puede visitar hoy, mañana y el domingo, entre las horas 9 y 19.
En cada jornada a la hora 15 un profesional de la empresa Nutral responderá todas las inquietudes que puedan presentar los productores sobre la dieta y otros aspectos nutricionales.

A esa hora se podrá observar, precisamente, el suministro de la ración y cómo los novillos rápidamente se acercan a los comederos y se alimentan sin que siquiera los pertube la proximidad de muchos curiosos que se acercan al corral.

También se podrán ver todas las instalaciones y, a la hora 15.30, consultar al productor José Nicola, experto en armado de feed lot, quien en su establecimiento –en José Pedro Varela, Lavalleja– posee un modelo similar al que se instauró en la Expo Melilla. Fue quien asesoró a la ARU sobre cómo emprender esta exhibición de un feed lot en espacios más reducidos que los habituales.

Si bien las intensas lluvias que hubo en todos estos días han generado que en muchos sectores del predio de exposiciones haya una presencia importante de barro y agua estancada, con las complicaciones que ello establece, para el caso de la demostración del feed lot fue una adversidad que dio una buena mano: los novillos están lejos de evidenciar la incomodidad que significaría estar siendo terminados, bajo esas condiciones, sobre el campo.

Requisitos para el diseño de los corrales


La ubicación deberá permitir el escurrimiento de los líquidos.

El piso deberá minimizar la infiltración de las heces y orinas mediante compactación de la tierra o piso de material.

Deberán disponer de sombra natural o artificial en al menos un 5% de su superficie.

Las calles de alimentación se ubicarán por encima del nivel de los corrales.

Deberán tener bebederos y comederos construidos con material que permita su limpieza y desinfección.

Se exigirá para la habilitación –al menos en forma anual– el control físico, químico y bacteriológico de las fuentes de agua, de acuerdo a parámetros establecidos por la autoridad competente.

Los establecimientos deberán contar con sistema de retiro periódico de estiércol que minimice la contaminación ambiental y preserve el bienestar animal y la salud pública.

Populares de la sección

Acerca del autor