Un grito de independencia

Lo primero que uno aprende de Masa Crítica es que se trata de un grupo horizontal; lo segundo es que comparten una forma de ver la vida

Por Daniel Ríos

¿Qué es un ciclista en el tráfico montevideano? Para empezar, es una rareza, ya que la sociedad se transporta a motor. Si acaso algunos intentos de ciclovía tratan de reconocerle su lugar y su filosofía de transporte dentro del asfalto, Montevideo se queda sin aire frente a otras capitales que van a fondo en el tema del transporte no motorizado. Es así que un solo ciclista no representa demasiado. La cosa cambia cuando no es uno, sino setecientos. En ese momento la ecuación da un vuelco y la balanza del poder se pone del lado de los ciclistas. Ahí es donde los que pedalean se hacen escuchar.

La primera Masa Crítica nació en San Francisco, Estados Unidos, en 1992, y creció exponencialmente trasladándose a otras ciudades del mundo. Esta forma de ejercer el derecho a "bicicletear" llegó a Uruguay en 2009 y se repite los segundos domingos de cada mes, así como las noches de luna llena a la hora 21. En esas instancias, un grupo numeroso de ciclistas toma las calles de la ciudad para "rodar" a gusto y demostrar a los automovilistas que ellos también existen. ¿Cuántos son? Al principio, se trataba de un puñado de activistas, ahora son cientos, dependiendo de la estación del año.

Sergio "Barba" Rodríguez tiene 39 años, es miembro referente de Masa Crítica y se presenta como un activista a favor de las bicicletas en diferentes ámbitos. Entrevistado por Running, dijo: "Masa Crítica es un movimiento ciclista, una conciencia no organizada, sin líderes y horizontal, que intenta promover el uso de la bicicleta como medio de transporte sustentable en nuestra ciudad. Estamos convencidos de que la bicicleta es parte de la solución a infinidad de problemas que los montevideanos tenemos hoy en día". Agregó que la bicicleta en horarios pico y en tramos menores a 7 km es más ágil y eficiente que el automóvil privado, y no provoca embotellamientos. En cuanto a la filosofía detrás del apoyo a la bicicleta como medio de transporte, Rodríguez señaló: "La bicicleta mantiene nuestro organismo activo y saludable si la usamos a diario, en oposición al sedentarismo propiciado por el excesivo, y, a veces innecesario, uso del automóvil, que le cuesta al año millones de dólares en gastos de salud pública al Estado". La filosofía es global y, prosiguió Rodríguez, "en varias ciudades del mundo se incentiva el uso de la bicicleta dando un incremento en el sueldo a quienes vayan a trabajar en ella, porque se ha comprobado que quienes pedalean son menos propensos a enfermarse y son más activos en sus funciones".

¿Y estos quiénes son?

RUNNING BIKE 02

"Tenemos claro que no existe superioridad moral en la elección de un medio de transporte, aunque entendemos también que quien usa la bicicleta diariamente genera más empatía a nivel general con el resto de los ciudadanos mientras no entre en el ritmo vertiginoso del tránsito", señaló el activista. Quizá por esa buena onda y la no pretensión de superioridad es que la gente ve con muy buenos ojos cada lugar por el que pasan, salvo excepciones, como las que encontraremos unas líneas más abajo. La Masa Crítica, a su vez, ha nucleado y ha sido difusora de varios movimientos autogestionados y voluntarios, como Liberá tu Bicicleta, que recupera bicicletas en desuso para acondicionarlas, dejarlas en funcionamiento y entregarlas a quienes las necesiten y no puedan comprarlas en ese momento. Rodríguez subrayó: "La bicicleta se ha transformado en el vehículo más equitativo y sostenible. Por otro lado, también tenemos claro que muchos ciclistas que recién se inician cometen muchas faltas por no tener formación en tránsito. Por esta inquietud surgió otro colectivo que estará desarrollando próximamente talleres de ciclismo urbano, para compartir la experiencia y el conocimiento de gente que hace más tiempo que anda en bici en Montevideo".

Largamos

RUNNING BIKE 03

Para tener una sensación más cercana de cómo funciona el mundo de Masa Crítica me acerqué el domingo 14 de agosto hasta el Obelisco, punto de partida usual en estas jornadas. A simple vista, se destaca que no son un grupo de ciclistas con todos los chiches y la última tecnología. No los une tanto el amor al deporte sino la filosofía del rodado y de tracción a sangre. Algunos sí cuentan con excelentes bicicletas todoterreno, algunos tienen bicicletas de calle, otros poseen recicladas muy vintage. Con la vestimenta tampoco hay una regla. Había jeans, camisetas, calzas. En el grupo son hinchas de la bici y no necesariamente del deporte ciclismo. Había algunos con cascos y elementos reflectores. Había quienes no tenían ninguno de los dos. Había de 6 años y de 60. Había bicicletas en tándem y personas que iban de a dos en una sola.

Casi a las cinco de la tarde, algunos gritaron "vamos, vamos" y el grupo se convirtió en masa adueñándose de 18 de Julio camino a la plaza Independencia. La masa es un tsunami que se queda con el asfalto que se le presenta. Si la luz está verde, genial. Si la luz está roja, no pasa nada. Algunos de los más experimentados se paran para bloquear a los autos hasta que pase la masa completa, con lo que se ganan el epíteto de "tapón". Es un golpe de Estado a los automovilistas. No importa si es auto o patrullero, no pasa nadie y los tapones se encargan de eso. A fin de cuentas, ¿cuál sería la alternativa? ¿Llevarse por delante a 20 o 30 personas? La unión hace la fuerza.

El destino final es el Prado. Sé que no voy a llegar tan lejos. Tengo que devolver la bicicleta que me prestó un amigo y, además, un viaje ida y vuelta al Prado con rambla incluida excede mis limitaciones físicas. Es decir, si no se me mueren las piernas, la espalda me dará aviso de que ya es suficiente. Sin embargo, los kilómetros recorridos alcanzan para sentir la dinámica. Sí, es un grupo horizontal pero eso no tiene nada que ver con ser desorganizado o carecer de códigos. En la plaza Independencia, un taxista con pasajeros intentó moverse entre las bicicletas y un joven comenzó a insultarlo. Inmediatamente se ganó el repudio de los demás y cambió su actitud entre risas generales. No pasó de eso, pero la masa estaba atenta.

Desde el comienzo mismo, la gente en las veredas filma y saca fotos. La masa saluda. Otros alientan —paradójicamente— desde sus automóviles. "Arriba las bicis", "vamos la Masa" son los gritos que salen del enjambre. En la rambla, las cámaras de los celulares se multiplican y el paseo se hace muy placentero para todos. Para todos, menos para cada uno de los automovilistas que intentaban hacer camino hacia el este y se veían bloqueados por la alegre masa que dobló en bulevar Artigas rumbo a su destino final. Consulté a Rodríguez sobre este aspecto y respondió: "Masa Crítica no corta el tránsito, es parte del tránsito. Los automovilistas avanzan, pero a una velocidad segura para nosotros y para el resto de los que pasean a pie en la rambla. Taponeamos los semáforos para mantener la seguridad del grupo y que no se cuelen otros vehículos dentro de la masa de ciclistas". De hecho, ese mismo sábado a la altura del Prado, un automovilista se "coló" entre el tapón y el resultado fue de varias bicicletas rotas y algunos heridos sin gravedad.

RUNNING BIKE 04

"Muchos automovilistas preguntan de qué se trata nuestro movimiento y se les explica que marchamos para remarcar que los ciclistas diariamente son tratados con mucha violencia por parte de gran parte de los conductores, encerrándonos, apurándonos y pasando más cerca de lo seguro, por eso, dos veces al mes marcamos nuestro ritmo y pacificamos el tránsito de la ciudad", comenta Rodríguez.

Masa Crítica es una revolución contra la hegemonía del motor. Un grito a pedal dentro de una ciudad que tiene más caños de escape de los que parece poder soportar. Sus integrantes plantean una alternativa ambientalista y muchas veces más eficaz que el transporte tradicional. Pero no solo se trata de un tema práctico, sino de una forma de ver la vida a cadena. Será por eso que cuando le pregunto a Sergio Rodríguez por una palabra que defina a la bicicleta, me contesta: "Independencia".


Populares de la sección