Un homenaje a la Cocina

Sobre la calle Héctor Miranda, encontramos el acogedor restaurant Sa Cuina, fiel exponente de la cocina mediterránea en la capital

Suelo decir que busco “restaurantes con alma”; y que el encontrarlos me es tan difícil como reconfortante.
Pues bien, Sa Cuina es una de esas figuritas difíciles.
La portada de la carta del restaurant traduce su nombre desde el mallorquín: “La Cocina”, y puntualiza que el bautismo no es antojadizo, sino en honor al lugar de encuentro más cálido de la casa, en una frase que comienza a traslucir la filosofía de su propuesta.

Sa Cuina es un restaurant confortable y familiar, instalado en una casona típica de Punta Carretas, con capacidad para unos  45 comensales, repartidos en mesas situadas en tres niveles interconectados.
La sala central próxima a la cocina, está dotada de una hermosa estufa a leña. Los salones restantes son iluminados por altos ventanales, con vista a la tranquila calle Héctor Miranda.

La puesta en escena “hogareña”, es acompañada por la calidez del matrimonio propietario del establecimiento.
María, mallorquina de origen, recibe a los comensales como si de amigos se tratase, mientras que Guillermo, desde los fogones, cocina para los invitados.

A LA CARTA
La propuesta gastronómica del restaurant es clara y concisa: cocina española, principalmente cocina mediterránea, con algunas preparaciones que cruzan fronteras hasta la cocina italiana.

La carta es corta, pero variada y suficiente.
En ella el comensal encontrará tapas, pescados, paellas, carnes, pizzas, y postres.
Además del servicio de carta, se ofrece un menú ejecutivo al mediodía, y un menú especial por las noches.

Como entrada pedimos un Plato variado de Tapas, que ofrece la posibilidad de escoger hasta cinco platillos de un listado de diez opciones.
Nuestras tapas fueron patatas bravas, chipirones salteados, camarones a la plancha, jamón crudo, y sobrasada con huevos de codorniz.
Nos hubiera gustado que la salsa brava picara más, pero eso es muy personal.
Se merece una mención especial la sobrasada (hecha en Uruguay, por manos mallorquinas) de muy buen sabor.

Para acompañar las tapas, pedimos una copa de Jerez Fino de Tío Pepe, muy disfrutable.
Además, una botella de Blush de H Stagnari, vino rosado compuesto por 99% de Viognier y 1% de Tannat, de pálida coloración, pero de marcada fragancia y fruta, producto de la variedad blanca.

Como platos principales pedimos Entrecot a la pimienta con papas a la española, y Abadejo a la Mallorquina, con espinacas y pasas de corinto.
La salsa del entrecot nos resultó sabrosa, pero la carne no tuvo la terneza esperada.
El abadejo nos pareció delicioso, cocinado al punto y con fundamento.

Como postre, compartimos una Crema Catalana muy rica, postre icónico de la cocina del Levante español.

SOBREMESA
El restaurant ofrece un ambiente hogareño muy reconfortante, difícil de encontrar.
La cocina es sabrosa y sincera, sin grandilocuencias, y ofrece los platos tradicionales de cocina mediterránea que a todos les gustan comer.
Sa Cuina nos parece un lugar a recomendar.

MOZO, LA CUENTA
Tapas: $ 345; Blush de H. Stagnari: $ 360; Copa de Jerez Tío Pepe: $ 85; Agua: $ 55; Entrecot a la Pimienta: $ 420; Abadejo a la Mallorquina: $ 390; Crema Catalana: $ 145. Cubierto: $ 50 (x2). Total de la mesa para dos: $ 1.900.
Precio por comensal: 950 pesos.

Sa Cuina está ubicado en Héctor Miranda 2410 entre Bvrd. Artigas y Ellauri.
Horario de atención al público: martes a sábado de 12 a 15 y de 20 a 00 horas; y domingo de 12 a 15:30 horas.
Teléfono para reservar mesa: 2 710 96 86.
Para más información de Sa Cuina, se puede visitar este enlace.


Comentarios

Acerca del autor