Un lago africano puede ser la frontera de un problema en el FA

Participación de fuerzas de paz en Burundi alerta a la izquierda
La posibilidad de que un grupo de militares uruguayos cruce un lejano lago africano abre la puerta a una nueva polémica en el Frente Amplio en donde varios sectores discrepan acerca de la necesidad de seguir participando de algunas misiones de paz de la ONU.

Los sectores de la izquierda que ya manifestaron su rechazo a la decisión de extender la presencia de uniformados en Haití, se disponen a pedir detalles de lo que está sucediendo en Burundi, un pequeño país en el que, según dijo a El Observador el ministro de Defensa, Eleuterio Fernández Huidobro, hay posibilidades de que tropas uruguayas colaboren para poner un poco de orden.
Burundi queda al este del lago Tanganica que lo separa del Congo en donde hay apostados 1.193 soldados uruguayos.

El diputado del PVP, Luis Puig, quien se ha opuesto tenazmente a la presencia de tropas uruguayas en Haití, dijo a El Observador que en el caso de Burundi su sector pedirá mayor información antes de adoptar una postura final. Pero agregó que, en general, el PVP defiende la posición sostenida tradicionalmente por el ya fallecido general Victor Licandro acerca de que las misiones de paz "no son creadas para beneficio de los pueblos sino para defender los intereses de las empresas multinacionales".

En tanto, el diputado socialista Gonzalo Civila, también crítico en el asunto de Haití, señaló que su partido "se interesará" acerca de lo que está ocurriendo en Burundi antes de dar una opinión al respecto. "Cualquier episodio que tenga que ver con participación uruguaya en misiones de paz es un tema que nos interesa y que está en debate en el Frente Amplio", dijo Civila.

En tanto, el diputado del Partido Comunista Gerardo Nuñez señaló que la Comisión de Defensa de esa colectividad será la encargada de analizar este nuevo escenario. "Todo lo que sea participación en misiones de paz nos preocupa ya que no forma parte de la linea histórica de la izquierda", sostuvo Núñez.

Es cierto que la presencia de militares uruguayos en el extranjero no le termina de cerrar a buena parte de la izquierda. Si bien la Mesa Política del Frente Amplio mandató a la fuerza política para votar la extensión de la misión de paz en Haití, el asunto dejó al descubierto esas diferencias cuando fue tratada por la Cámara de Diputados. Allí Puig (PVP) se rebeló y votó en contra –ya había tenido una actitud similar en la pasada legislatura lo que le valió el pasaje a la comisión de disciplina de la izquierda- en tanto que los diputados socialistas Civila y Roberto Chiazzaro (Partido Socialista) votaron la prórroga por disciplina partidaria.

El diputado Oscar Andrade (Partido Comunista) reconoció que el tema de la presencia uruguaya en tropas de paz extranjeras "es un debate difícil" para el FA" y consideró que la coalición se debe "una autocrítica interna".

"La resistencia del pueblo haitiano a las tropas de paz es cada vez mayor y la autodeterminación del pueblo se ve cada vez mas agredido", dijo. A su vez, Macarena Gelman (Magnolia) aclaró que votaba por mandato del Frente Amplio pero sin estar de acuerdo. "Tenemos que revisar esta posición que estamos tomando", manifestó Gelman.

Nueva misión

En Burundi, el nuevo centro de atención de las tropas de la ONU, hay una guerra civil que se agravó en abril cuando el presidente Pierre Nkurunziza modificó la ley para perpetuarse en el poder, contrariando las recomendaciones de la comunidad internacional. En medio de acusaciones de fraude, fue elegido para un nuevo mandato en agosto.

El ministro Fernández Huidobro dijo a El Observador que, si el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (ONU) ordena desplegar tropas, parte del contingente uruguayo establecido al noreste de Congo cruzará el lago Tanganica para iniciar una misión en Burundi.

"Si fuera necesario y hubiera acuerdo de Burundi podrían desplegarse unidades que están en el Congo para garantizar que no se armara un lío que podría desembarcar en situaciones complejas", aseguró Fernández Huidobro.

"De hecho, la Armada está en el Congo sobre el lago Tanganica, que es la frontera con Burundi", pero el desembarco de los soldados uruguayas sería "provisional", aclaró.
Cruz Roja pidió a fines de enero colaboración para asistir a los refugiados burundeses: 123.000 en Tanzania y 77.000 en Ruanda. Otros 32.000 han huido hacia países de la región desde que se agravó el conflicto en abril.

Cientos y quizá miles han muerto. Fernández Huidobro explicó que para que ONU despliegue tropas se necesita de la autorización del presidente de Burundi, que se negó esta semana al arribo de tropas en su país de la Unión Africana.
Desde entonces, representantes civiles de Naciones Unidas negocian con el mandatario el inicio de una misión. Uruguay juega un rol clave porque preside el Consejo de Seguridad de ONU. Actualmente hay 1.193 soldados uruguayos en Congo, 250 en Haití, 58 en el Sinaí, dos en Pakistán, y dos en Costa de Marfil.


Populares de la sección