Un libro para descubrir el lado extraño de la humanidad

Historia universal freak recopila en sus páginas centenas de datos curiosos y divertidos desde el Big Bang a la Modernidad
La Historia puede ser una asignatura muy aburrida o una de las más entretenidas. Todo depende de en qué aspectos de los eventos que formaron al mundo moderno uno se centre.

Porque por mucho que alguien sepa sobre el Egipto Antiguo, se hace más interesante para quien no gusta tanto de los datos puros y duros saber que uno de los mejores períodos del Imperio sucedió bajo el mando de una mujer, Hatshepsut, a quien sin embargo los artistas pintaban como un hombre; o saber que los egipcios se quitaban todo el vello del cuerpo, incluídas cejas y pestañas.

El libro Historia Universal Freak presenta la posibilidad de aprender nuevas cosas, o repasar la información adquirida durante la formación primaria o secundaria, pero salpicada de datos extraños o curiosos, a la vez que presentada de una forma que se hace atractiva.

Si bien al ojear el libro pueda parecer un texto académico aburrido (bloques de texto salpicados con mapas en blanco y negro de imperios antiguos, continuas citas al pie y un aspecto general que no condice con su premisa), lo cierto es que una vez que el libro comienza a leerse se hace imposible de dejar, algo que sobre todo será patente en aquellos interesados por la Historia.

El chileno Joaquín Barañao es el responsable de este texto, al que durante doce años dedicó su tiempo, con la verificación de datos como uno de sus principales problemas.

Es que de hecho, el libro también se encarga de derribar varios mitos populares, como el hecho de que la Gran Muralla China puede verse desde el espacio, o que el término “gringo”, procede del grito de “greens, go” (verdes, váyanse), que los soldados mexicanos lanzaban a los estadounidenses durante la guerra que ambos países desarrollaron entre 1846 y 1848.

Lo que si es cierto, por ejemplo, es que el cadáver de Guillermo I, el rey normando que conquistó Inglaterra en 1066, explotó durante su funeral cuando trató de ser colocado a la fuerza en una tumba demasiado pequeña, espantando a los asistentes, o que Colón estaba convencido de que Cuba era en realidad Mongolia.

El autor aclara desde las primeras páginas que el libro, si bien se presenta como un repaso por la historia “universal”, se centra principalmente en el mundo occidental, y así es como griegos, romanos, ingleses y franceses tienen una fuerte predeominancia.

Esto no quita la posibilidad de que territorios que habitualmente no se exploran demasiado en la currícula escolar o liceal como India, Japón o China tengan sus espacios.

Barañao, de 34 años, era un estudiante de ingeniería civil que luego de seis años de carrera se dio cuenta de que aquello no era lo suyo y se volcó al trabajo en el portal datosfreak.org, que recopila anécdotas y curiosidades de todo tipo, tarea que realiza desde 2003 y que le proporcionó parte del material necesario para esta obra.

Historia Universal Freak es apenas el primero de dos volúmenes, al abarcar desde el mismísimo Big Bang hasta comienzos del siglo XIX. Si hay una conclusión que puede sacarse del libro es que los humanos hacen todo más interesante.

Porque si bien es curioso saber que el fósil más antiguo de un primate se encontró mientras un grupo de paleontólogos jugaban a lanzarse caca de elefante seca, lo cierto es que es a partir de la aparición de la humanidad que las anécdotas y curiosidades más divertidas aparecen, algo a lo que ayuda también que hay más registros de los sucesos ocurridos, con una cantidad creciente a medida que los métodos de registro se hacen más comunes.

Tanto si usted es un fanático de la historia, alguien que quiere repasar lo aprendido hace varios años de una forma ágil y salpicada de datos que ayudarán a ganar una próxima trivia, o por simple curiosidad, Historia Universal Freak es algo definitivamente diferente dentro del panorama editorial.

Curiosidades históricas


Big bang. El nombre del evento que dio inicio al crecimiento del Universo lleva ese nombre ante el comentario despectivo del astrónomo Fred Holye, quien en 1949 calificó la teoría como un disparate.

Platón. Su nombre es en realidad un apodo que significa “ancho”, asignado por su contextura física, que le permitió participar como luchador en los Juegos Ístmicos, celebrados antes y después de los Juegos Olímpicos.

Shakespeare. El autor es el responsable de la creación de 1776 palabras para el idioma inglés, que aún hoy se utilizan.

Vehículos. La mayoría de los autos del mundo se manejan por la derecha gracias a un mandato para carruajes realizado por Robespierre durante la Revolución Francesa. Los ingleses, por su rivalidad con los franceses, nunca lo adoptaron.

Populares de la sección

Acerca del autor