Un mismo estudio médico vale 12 veces más en una mutualista que en otra

El MSP difundió datos sobre diferencias entre prestadores de salud
Los últimos datos publicados por el Ministerio de Salud Pública (MSP) con el objetivo de informar a los usuarios acerca del servicio de las mutualistas de todo el país –luego de que por séptimo año consecutivo se haya abierto el período de "movilidad regulada", por el que los usuarios tienen un mes para cambiarse de prestador– revelan diferencias sustanciales en los precios de los distintos estudios.

Tanto que un mismo estudio puede costar más de diez veces en una mutualista que en otra.
Una ecografía puede costarle a un usuario $ 76 –si se trata de personas afiliadas a la Cooperativa de Asistencia Médica de Young (CAMY)–, pero ese mismo estudio en el Casmu cuesta $ 956, y para usuarios del SMI $ 410. Mientras tanto, para los afiliados a la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) es gratis, al igual que todos los estudios y el ticket de todos los medicamentos.

Con las tomografías se repite el valor de $ 956 en varias mutualistas (Hospital Evangélico, Casa de Galicia, Casmu, Círculo Católico, Cudam, Cosem, Gremca, Médica Uruguaya, SMI, Caamepa, Comeca, Comef, Camdel, AMDM, Camec, Crame, Comepa, Comero y Comett), mientras que en la Asociación Española, por ejemplo, cuesta $ 376.

Con la resonancia magnética sucede algo similar: el precio más barato es de $ 76 en CAMY, y el mayor es de $ 887 en Casa de Galicia.

En tanto, en algunos casos también ocurre que mientras que una mutualista registra el precio récord por caro para un estudio o para el precio de los tickets de medicamentos, le brinda otros servicios gratis a los usuarios, o el precio de otros estudios es reducido.El sistema de salud fija un precio tope ($ 800 más IVA y timbres, que equivalen a los $ 956 mencionados), que es el que cobran gran parte de los centros de salud para distintos estudios.

En el caso de consultas con médico general o especialista, y de los tickets de medicamentos, la variabilidad de precios no es tan acentuada. Mientras que para los usuarios del Casmu, por ejemplo, el promedio del precio del ticket ronda los $225, para los afiliados al Centro de Salud de Asistencia Médica (Cudam) es de $94. En medio de esos valores se encuentra el resto de los centros de salud.

Tiempos de espera mejoraron

Los datos presentados en 2015 para los usuarios afiliados al Fonasa que quisieran cambiarse de mutualista durante el período de apertura del corralito reflejaron que los usuarios de Montevideo podían llegar a tener que esperar más de dos días para obtener una consulta con un médico general, casi seis para un pediatra, 13 para una cirugía y 12 para ginecotocología, siendo ASSE el organismo con mayor tiempo de espera. A pesar de que los datos de ASSE no están disponibles para la consulta, porque según se argumenta no se cuenta con datos representativos de toda la institución en el país, la espera disminuyó en el resto de las mutualistas y en un día –como máximo– los usuarios pueden adquirir una consulta.

Metas asistenciales

La Junta Nacional de Salud (Junasa) establece metas asistenciales que pretenden orientar la conducta de las instituciones de salud hacia los objetivos planteados en el Sistema Nacional Integrado de Salud (SNIS) y las políticas planteadas por el MSP.

En ese sentido, la primera meta busca fortalecer la atención a la niñez en los primeros años de vida. Enfatiza en la vigilancia y el control adecuado del crecimiento, el desarrollo, el cumplimiento del calendario de vacunas, la detección precoz de defectos congénitos y la promoción de hábitos saludables. Se considera que los niños de un año son correctamente controlados si cuentan con 10 controles pediátricos, esquema de vacunación según se pauta, control bucal, control del desarrollo al cuarto mes de vida y de hemoglobina al octavo.

Por otro lado, también busca promover y priorizar la continuidad del cuidado de las mujeres durante su embarazo, con buenos niveles de calidad. Para lograrlo, las embarazadas deben ser captadas de forma temprana y tener al menos cinco controles obstétricos, control odontológico, estudios de VIH y VDRL.

La gran mayoría de las mutualistas cumplen con estos requisitos en casi 100% de las pacientes, según el informe del MSP. Una excepción se da en la Sociedad Médica Quirúrgica de Salto, que refleja un porcentaje de incumplimiento de los controles a niños de un año en el 25% de los casos.
Sin embargo, según los datos publicados en el portal atuservicio.uy, ASSE es el organismo que más incumple con estas metas asistenciales. Del total de los pacientes niños de 1 año, el 66% no recibieron los tratos necesarios, y el 40% de las mujeres embarazadas tampoco. De todos los usuarios del SNIS, 36% está afiliado a ASSE por Fonasa.

Por otra parte, hay prestadoras de salud privadas (Hospital Británico, Blue Cross, Summum, Seguro Americano y MP, entre otras) que brindaron datos voluntariamente ya que no están obligadas a hacerlo, pero los porcentajes de cumplimiento de metas que aparecen, en algunos casos inferiores al 22%, o hasta 0%, se explican porque esos centros derivan pacientes o no llevan un registro exhaustivo, como si lo deben hacer el resto de las mutualistas, explicaron desde el MSP.

Un mes sin "corralito"

Como todos los febreros, se abrió el período de movilidad regulada del llamado "corralito mutual" que permite cambiar de institución de salud a todas las personas adheridas al Fonasa que cumplan tres años dentro de un a misma mutualista.

Entre los datos publicados por el MSP se puede consultar desde encuestas de satisfacción, tiempos de espera, rango de precios, cantidad de socios y si las metas asistenciales se cumplen en ese prestador de salud. También se puede comparar hasta tres mutualistas. Para acceder a estos datos se debe ingresar a la página web atuservicio.uy.

Quejas

Una vez publicados los datos, el diputado nacionalista Martín Lema consideró que la información de ASSE "genera incertidumbre e inseguridad para los usuarios", porque no discrimina entre los hospitales de todo el país –como sí lo hacía en anteriores oportunidades–, y da los datos generales. Lema también cuestionó la falta de información con respecto a los tiempos de espera. "Parece que los datos brindados por ASSE son para hacer cumplidos y no para cumplir con la mejora de atención a los usuarios", aseguró.


Populares de la sección

Acerca del autor