Un mundial especial para conseguir la organización: el del lobby

Uruguay y Argentina deberán conseguir respaldo en todo el mundo
Además de los requisitos de infraestructura y servicios que son imprescindibles para organizar una Copa del Mundo de fútbol, otro aspecto que no está escrito en la cartilla con exigencias entregada por la FIFA a los postulantes pero que se reconoce como fundamental para lograr la sede, es el lobby que puedan hacer uruguayos y argentinos en pos del objetivo.

El cambio de mando en la FIFA genera expectativas entre las autoridades del gobierno uruguayo y en la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) porque el nuevo presidente, Gianni Infantino, les transmitió que está a favor de la organización conjunta, mientras la administración anterior de Joseph Blatter, quien dejó el cargo en medio de una ola de corrupción, prefería organizadores únicos.

"El presidente y secretario general anterior de la FIFA eran contrarios a la organización conjunta de un Mundial. En cambio Infantino dice que él sí es partidario de la organización compartida y que es la única manera de poder diversificar dentro de los propios continentes la posibilidad de organización de mundiales, sobre todo en la perspectiva de que la cantidad de equipos ascienda a 40", dijo a El Observador el director de la Secretaría de Deportes, Fernando Cáceres.

De todos modos, el actual presidente de la FIFA también dejó en claro el miércoles durante una reunión con jerarcas del Poder Ejecutivo y autoridades de la AUF que él no vota, sino que la decisión la toma el Congreso de la FIFA compuesto por 209 federaciones.

"Tenemos que también conseguir respaldos por distintos países del mundo pero comenzaremos a trabajar ya oficialmente de manera muy seria y responsable aspirando a lograr ese Mundial en 2030", dijo el presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, el miércoles en una conferencia conjunta con el presidente de la FIFA.

Vázquez dijo que una de las cartas que jugarán Uruguay y Argentina será mostrar su historia en el deporte como carta de presentación. Los seleccionados de fútbol de ambos países jugaron en 1930 en el Estadio Centenario de Montevideo la primera final de una Copa del Mundo de la FIFA. En su palmarés, Uruguay y Argentina cuentan con dos mundiales cada uno. Además Uruguay ganó en 15 oportunidades la Copa América y Argentina 14 veces.

En ese sentido Infantino destacó la historia de los dos países en el fútbol durante su visita. "Es un sueño este proyecto por el 2030 y es positivo que dos países que construyeron y construyen la historia demuestren el interés", dijo en una conferencia de prensa.

Uno de los primeros pasos que dará Uruguay en busca de su objetivo es la postulación para la Copa del Mundo femenina para menores de 17 años a disputarse en 2018.

"Intentaremos hacer una prueba piloto dentro de dos años con el mundial femenino sub 17, el cual esperemos que se nos otorgue y donde debemos tener cuatro estadios mundialistas. Es verdad que la logística es muy inferior y que se permiten traslados más fáciles, pero es importante", dijo a El Observador el secretario de Asuntos Internacionales de la AUF, Roberto Pastoriza.

Para elevar la candidatura a ese torneo, que es de tercer orden en la escala FIFA de selecciones, Uruguay sí pudo presentar estadios que ya tienen uso. Además del Estadio Centenario, el Campeón del Siglo del Club Atlético Peñarol y el Gran Parque Central del Club Nacional de Fútbol, para la candidatura fueron postulados los estadios de las ciudades de Rivera, Maldonado y Colonia.

Transparencia

El presidente de la FIFA también se comprometió durante su paso por Montevideo a que el proceso de selección del organizador de la Copa del Mundo 2030 sea "transparente".

En la actualidad la justicia de Estados Unidos investiga una megacausa de corrupción vinculada a exautoridades de la FIFA donde quedaron expuestos sobornos para la adjudicación de sedes de eventos organizados por la entidad en los últimos 20 años. También son indagadas maniobras de dirigentes vinculadas a derechos de márketing y de televisión de torneos y amistosos.

Entre los detenidos estuvo el expresidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol, Eugenio Figueredo. El dirigente fue extraditado a Uruguay por una causa local denunciada por la mutual de jugadores de fútbol y terminó procesado el 24 de diciembre de 2015 por estafa y lavado de activos.

Modernización, trabajo y vidriera

En caso de obtener Uruguay y Argentina la organización de la Copa del Mundo 2030 habrá una organización conjunta entre el Estado y la Asociación Uruguaya de Fútbol.

Pastoriza dijo que el Estado tendrá a cargo "la parte que tiene que ver con lo que le queda al Estado de las obras que se deben realizar" y que la entidad que rige el fútbol deberá "organizar el campeonato".

"Nos parece que sería un hecho trascendente que nos debemos ocupar tanto el Estado, el pueblo futbolero, la AUF y la sociedad en su conjunto. No es solamente trascendencia económica, sino que como pequeño país, muchas veces desconocido, esto te pone en el candelero del mundo y hace resaltar muchas de las virtudes que a veces son desconocidas", dijo Pastoriza.

El profesor titular en Derecho del Deporte de la Universidad de la República (Udelar), Gabriel Baum, señaló que la eventual realización del evento le puede generar a Uruguay "un conjunto de externalidades que muevan la economía". El profesor titular en Derecho del Deporte de la Universidad de la República (Udelar), Gabriel Baum, señaló que la eventual realización del evento le puede generar a Uruguay "un conjunto de externalidades que muevan la economía".

En diálogo con El Observador, el experto mencionó como oportunidades la nueva infraestructura que incorporará el país, más puestos de trabajo en las obras proyectadas y servicios, y mayor conectividad.

"Te hace mover toda la economía del país generando puestos de trabajo, economías nuevas, ingresos nuevos y a su vez te está obligando a actualizarte en una serie de áreas para estar acorde a las exigencias que la FIFA pone. Las ventajas son infinitas", sostuvo.

El experto estimó que la proyección de las obras necesarias debe comenzar entre cinco y ocho años antes del evento.

Además Baum opinó que, como tiene previsto la AUF, el centro de la organización de la copa del mundo debe pasar por Argentina.

Populares de la sección

Acerca del autor