Un ombú con leyenda

La historia detrás de la etiqueta elegida por lectores como la más linda

Fabiana Bracco fundó en 2005 su bodega Bracco Bosca, pero lo hizo con una historia vitivinícola de cinco generaciones en la espalda. Sus padres (de origen piamontés) habían comprado en la zona de Atlántida (Canelones) un campo que perteneció a "los gallegos", para dar seguimiento a la tradición vitivinícola que llevaban en la sangre. En ese campo había un árbol de ombú cerca de los viñedos. "Estaba solo, pero imponente como sólo ellos saben estarlo", describió Fabiana.

La leyenda familiar cuenta que los antiguos dueños, conocidos como "los gallegos", tenían un almacén de campo en el predio, y como no confiaban en los bancos escondieron una olla con monedas de oro debajo del ombú.

Desde ese momento quienes sabían de la leyenda adjudicaban a ese árbol un valor especial. Hace un tiempo, incluso, fue alcanzado por un rayo y quienes confían en la historia de las monedas de oro aseguraron que el rayo fue atraído por esos metales, oficiando de pararrayos.

"Después de algunos años hemos visto este maravilloso árbol volver a la vida y junto con él un gran significado emocional y personal", comentó la propietaria de la bodega. "Hoy más que nunca estamos convencidos que el verdadero tesoro es nuestra tierra y nuestros vinos que a través de una tarea tan sabia como embotellar la naturaleza nos permite compartirlos con ustedes", agregó Fabiana.

Hasta aquí la breve historia de el vino cuya etiqueta resultó ser la más linda del mercado local, al menos a juicio de los lectores de Sacacorchos. El vino Ombú, de bodega Bracco Bosca, fue amplio ganador entre los más de 400 correos electrónicos recibidos. A todos los que participaron, muchas gracias. Y a Alejandra, la ganadora del sorteo, salú.


Comentarios

Acerca del autor