Un paro internacional inédito contra la violencia de género

La iniciativa fue impulsada por grupos feministas y apoyada por el PIT-CNT
El paro previsto para mañana 8 de marzo es inédito. Bajo la consigna #SiParamosLasMujeresParamosElMundo" la organización argentina, Ni Una Menos, convocó a un paro internacional al que suscribieron gremios de casi 30 países, donde se espera que trabajadoras asalariadas y amas de casa protesten contra la violencia de género y la desigualdad en sus lugares de trabajo. En Uruguay, el PIT-CNT convocó a un paro parcial contra la violencia de género y, junto a organizaciones sociales, a una marcha que comenzará a las 18 horas en Plaza Libertad y terminará en la explanada de la Universidad de la República.

La integrante de Coordinadora de Feminismos del Uruguay, Marcela Dabbadie, dijo que la idea es mostrar la "doble jornada laboral" de las mujeres, que incluye el trabajo asalariado y el cuidado del hogar y de los miembros de la familia, razón por la que son "doblemente oprimidas". Además, Dabbadie dijo que convocan a que las mujeres dejen un cartel en el lugar de trabajo con la consigna "yo paro" y asistan a la marcha llevando algo violeta, por ser éste el color del feminismo.

A su vez, convocan a que las trabajadoras se junten a partir de las 16 horas en las plazas de sus barrios, o en la puerta de sus lugares de trabajo o estudio, para protestar contra la violencia de género y la brecha salarial que existe entre hombres y mujeres. Además de las actividades en Montevideo, diversas organizaciones feministas convocan a marchas en Maldonado, Canelones, Colonia, Rocha, Paysandú, Artigas y Cerro Largo.

En los primeros dos meses de 2017 se registraron al menos seis muertes de mujeres a manos de sus parejas o exparejas. Para la integrante de la Coordinadora de Feminismos del Uruguay hay una responsabilidad del Estado en estas muertes, sobre todo por la "ineficacia de la ley contra la violencia doméstica" (Nº 17.514).

Otro punto que estará en la agenda de las organizaciones feministas que llaman al paro es el caso de la mujer de Mercedes a la que la jueza, Pura Book, obligó a suspender un proceso de aborto al hacer lugar a un recurso de amparo que presentó la pareja de la embarazada. Al respecto, Dabbadie dijo que la jueza desconoció "toda la ley", al tiempo que criticó la legislación actual por presentar "restricciones" a la interrupción voluntaria del embarazo.

Brecha salarial

Según datos presentados por el Ministerio de Trabajo, la mujeres cobran en promedio $ 16.880 y los hombres $ 24.928.

La brecha también está presente en el acceso al trabajo: mientras que la tasa de empleo de las mujeres es de 49,4% y la de hombres 68,7%, la tasa de desempleo es de 9,02% para las mujeres y 6,5% para los hombres, según datos de febrero de 2017 del Instituto Nacional de Estadística.

"Las crisis afectan particularmente a las mujeres, porque son las primeras en quedarse sin trabajo, tienen precarización laboral y brecha salarial que no varía", apuntó Dabbadie.

Según dijo la economista Laura Raffo en una conferencia organizada por la Organización de Mujeres Empresarias del Uruguay (OMEU) en agosto de 2016, al ritmo en que la brecha salarial se reduce, levará 118 años para que hombres y mujeres ganen lo mismo.

Educación

La Federación Nacional de Profesores de Enseñanza Secundaria (Fenapes) fue uno de los primeros gremios en definir su adhesión al paro.

Este sindicato –que es integrado en el 75% por mujeres– protesta contra las agresiones contra profesoras en el lugar de trabajo, al tiempo que denuncian que las trabajadoras pierden puntos cuando deben faltar al trabajo para realizarse controles obligatorios durante el embarazo, o tomar licencias especiales por embarazos de riesgo o lactancia prolongada.

Esta pérdida de puntos se traduce en menos salarios y en dificultades para elegir horarios de clase al año siguiente.

Por su parte la Federación Uruguaya de Magisterio Trabajadores de la Educación Primaria centrará su reclamo en la violencia de género. "Mientras la mujer conquista centímetro a centímetro posiciones en el rango de oficios, empleos, profesiones y espacio político, como si de un peaje se tratara, sigue pagando con muerte como si de un tributo se tratara cada avance consagrado en leyes de una cultura anclada en prejuicios ancestrales" consigna el gremio.

PIT-CNT sin mujeres al frente

Aunque las mujeres son el 45% de la población económicamente activa, y el 50% de los afiliados al PIT-CNT, el secretariado ejecutivo de la central sindical, está integrado por 15 hombres, y tres mujeres, las cuales no pueden votar. Para Daniela Durán, integrante de la secretaría de Género del PIT-CNT, las mujeres tienen dificultades para desempeñarse en el ámbito sindical, por las "obligaciones" del hogar y la mirada social.

Populares de la sección