Un reconocimiento al rigor y la constancia del crítico Nelson Di Maggio

El especialista en arte recibió una medalla de una agrupación constituida por periodistas y artistas

Como parte de una iniciativa de miembros de la comunidad artística y periodística de Uruguay, el crítico de arte Nelson Di Maggio fue reconocido ayer en el Museo Nacional de Artes Visuales (MNAV) con una medalla especial.

A sus 88 años, Di Maggio ha construido una carrera de más de cinco décadas en numerosos medios uruguayos, además de cultivar una trayectoria como docente y curador. Como crítico y comentarista de arte, publicó en La República, El Día, Brecha, Marcha y Guía del Ocio, entre otros medios, en tanto que actualmente se desempeña en el semanario Voces.

Nacido en San José de Mayo en 1928 y licenciado en Letras en la Cátedra de Historia del Arte de Jorge Romero Brest, Di Maggio fue curador de un sinfín de exposiciones realizadas tanto en Montevideo como en Argentina y Europa, llevando al resto del mundo el legado de múltiples artistas uruguayos, como Pedro Blanes, Pedro Figari y Amalia Nieto, entre otros.

Según la periodista cultural y divulgadora de la Historia del Arte Emma Sanguinetti, el reconocimiento fue iniciativa de la también periodista Adela Dubra, que congregó a figuras como Martín Sastre, Clever Lara y Enrique Aguerre, entre otros, para llevar adelante el proyecto.

"Si hay algo que define a Di Maggio es que siempre fue una figura tremendamente polémica, porque sus críticas son muy ácidas, pero muy fundamentadas (...). Él jamás dijo una palabra sin haber estado horas delante de un cuadro", señaló Sanguinetti a El Observador.

Definido como uno de los últimos bastiones de la "vieja guardia" de la crítica en Uruguay, Di Maggio se caracteriza por el rigor en la crítica, "pero también por la constancia, por nunca abandonar un oficio que está prácticamente en extinción, pero que sigue siendo necesario", agrega la historiadora del arte.

"Esa generación de críticos fue muy importante en cuanto a que había reseñas y análisis críticos de las prácticas artísticas. Al irse cerrando espacios en los medios, la crítica quizá esté en el ámbito académico", identifica Aguerre, director del MNAV. "Los medios han virado más a espectáculos que a cultura, y con las redes sociales la gente quiere más la información que un análisis detallado de una película o de una exposición", reflexiona, identificando que "en la intermediación con el público, el papel que antes tenía la crítica hoy en día está en los curadores y en los coleccionistas". En este sentido, agrega, "reconocer a una persona que tiene más de 50 años de trayectoria era de orden, es una iniciativa ciudadana que el MNAV acompaña".

Por su parte, Sanguinetti además destacó el aporte bibliográfico de Di Maggio, especialmente en la corriente abstracta geométrica, y la publicación de libros como Costigliolo, homo geometricus y Artes Visuales en Uruguay. Diccionario crítico. Asimismo, distinguió la labor de difusión y divulgación que Di Maggio realizó en el MNAV, con ciclos de videos "en tiempos en los que no existía internet, y él hacía esta actividad para que se conociera lo que sucedía en el mundo, las visiones europeas o norteamericanas".

No obstante, el premio no se agotará en Di Maggio, sino que se instaurará a partir de este 2016 con laureles anuales a críticos, coleccionistas, docentes, mecenas, artistas, ferias de arte, revistas, blogs e instituciones. "Los artistas tienen premios, espacios de jerarquización y de reconocimiento", señaló Sanguinetti, pero "faltabaun premio en Uruguay que reconociera a todas las áreas que forman parte del quehacer artístico", aunque se mantengan oscurecidas, subyacentes.