Un Siglo facilita comprar ganado por fuera del sistema financiero

El fideicomiso de garantía de se destaca por tres características: una evaluación del riesgo más subjetiva, adecuación al flujo de caja de los clientes y por agregarle valor al negocio del productor

El fideicomiso de garantía "Un Siglo" es una herramienta que el escritorio José A. Valdez y Cía le ofrece a sus clientes para acceder a la compra de haciendas. El producto fue desarrollado hace 4 años por iniciativa Pablo Valdez, director de la firma consignataria que este año cumple 100 años de actividad en los negocios rurales.

"Lo que hacemos es financiar la compra de haciendas, esta herramienta es un diferencial importante respecto a otras propuestas del mercado. Es un fideicomiso para financiar el capital de trabajo (las haciendas), donde el productor pone el ganado en garantía y se le presta el dinero para la compra", explicó a El Observador Agropecuario el gerente financiero de José A. Valdez y Cía, el contador Gonzalo Barthaburu.


Entre las ventajas de Un Siglo destaca una evaluación del riesgo mucho más subjetiva.


"No somos un banco sino un escritorio rural que lo que trata de hacer es facilitar el financiamiento de la compra específica de haciendas", remarcó.

Entre las ventajas de Un Siglo se destaca una evaluación del riesgo mucho más subjetiva que la que realiza el sistema financiero tradicional. Aparte de la evaluación de Clearing, calificación del Banco Central del Uruguay y una serie de variables más como las que analiza cualquier Banco que otorga un crédito, el equipo de Valdez y Cía tiene en cuenta el conocimiento que tiene del cliente.

Hace 100 años que el escritorio está en el mercado y esa trayectoria le da un gran conocimiento de los productores. En los casos que no los conoce tiene a alguien relacionado con la empresa que sí los conoce y puede dar sus recomendaciones. De esa forma también se define si se le otorga o no el crédito.

El fideicomiso otorga un financiamiento del 80% del negocio y se queda con una cobertura del 20% por encima del valor que financia. Por lo tanto, el primer punto diferencial es la evaluación del riesgo.

El segundo punto que lo diferencia es cómo se arma el instrumento para el cliente. Un productor que vende su hacienda puede pretender cobrar a los 30 días por ejemplo, sin embargo el comprador plantea que no puede pagar a 30 días sino a 120 días porque de esa manera le queda cómodo el repago.


El fideicomiso permite pagarle al vendedor a los 30 días y al comprador cobrarle a los 120 días. "Eso nos permite adecuarnos a las necesidades de flujo de caja de los clientes, nos permite interpretar el idioma de los clientes en términos de cuándo puede repagar la compra", señaló Barthaburu.

Y un tercer diferencial de Un Siglo es que siempre se busca agregarle valor al productor. Cuando el comprador no logró su objetivo productivo, a los 120 días, ya sea porque no pudo engordar los ganados como quería, el clima no lo ayudó, o no quiere vender porque no considera bueno el precio del mercado, el Fideicomiso Un Siglo puede acceder a renegociar los plazos. "Lo que buscamos es que el productor le agregue valor a su negocio. Esa renegociación tiene sus costos, pero permitimos que el productor le ponga el valor que espera a su negocio, sino le agregamos valor al productor no tenemos diferencial", dijo el contador.


Comentó que "una filosofía que tiene Valdez & Cia. es agregarle valor a los negocios de la empresa pero también al negocio del productor, generando así relaciones de largo plazo. Queremos que los clientes nos vean como solucionadores de problemas, cumpliendo las reglas básicas de una herramienta de financiamiento".

La tasa de interés de Un Siglo es superior a las que se ofrecen en el sistema financiero, y está ligada a la evaluación de riesgo realizada previamente. Pero varía caso a caso, no hay una tasa estándar. "Tomamos riesgo, pero tiene que estar asociado a una tasa de interés adecuada", dijo el contador.
El costo financiero de Un Siglo se cobra de acuerdo al plazo por el que efectivamente se financia la compra; por lo tanto, la tasa de interés efectiva es más baja.


Volviendo al ejemplo del vendedor que cobra a los 30 días y el comprador que paga a 120 días, el costo financiero que se le cobra al comprador es por los tres meses que efectivamente se financia; mientras que por los 30 días de plazo que ofrece el vendedor no se cobra.
"Si consideramos que la tasa de interés de Un Siglo en vez de cuatro meses se cobra por tres meses, esta pasa a ser menor y se acerca más a las tasas del sistema financiero", razonó el gerente.

El productor que quiera tramitar la financiación de Un Siglo deberá acercarse al escritorio José A. Valdez y Cía y conversar con los responsables del fideicomiso, María Eugenia Ercoli o Gonzalo Bartaburu. "Es importante aclarar qué tipo de operación quiere financiar. No somos un banco, no prestamos plata, sino que utilizamos las propias líneas de Valdez y Cía para facilitar el negocio y lo que nos interesa es intermediar en los mismos, que es el verdadero negocio del escritorio", remarcó Bartaburu.


"El productor deberá presentar la guía, para hacer la transferencia de la propiedad del ganado al fideicomiso; la lectura de la trazabilidad de ese ganado para incluirla al Sistema Nacional de Información Ganadera (SNIG) a nombre del fideicomiso; y luego firmar el documento. Así obtendrá el financiamiento", explicó.


Multiplicador de negocios

En los últimos tiempos Valdez y Cía enfatizó en la utilización del fideicomiso, porque se cree que es una herramienta que permite multiplicar los negocios que realiza el escritorio. Permite realizar negocios que sin esta herramienta no se podrían hacer. Por lo tanto, se direccionó al equipo comercial a la utilización de la herramienta para concretar las ventas.

"Para nosotros un ganado en el fideicomiso son comisiones futuras, porque el productor que compra a través de Un Siglo utiliza a Valdez y Cía como intermediario para vender ese ganado", comentó el gerente financiero.

"En tiempos donde se hace más complicado operar con los Bancos, porque están achicando sus líneas de crédito, esta es una buena herramienta muy flexible para acceder a financiamiento", remarcó.

Si bien se puede considerar que Un Siglo compite con los bancos, Barthaburu sostuvo que las entidades financieras también se benefician con la herramienta, porque son ellas las que le dan liquidez a Un Siglo, permitiendo descontar un documento con la garantía de Valdez y Cía y del ganado.

Agregó que a los bancos además les sirve acceder a ciertos clientes, a los que no podría acceder directamente, con la garantía de Valdez y Cía. "Creo que una vez que los productores entiendan la flexibilidad y fácil utilización de la herramienta será cada vez más utilizada ", opinó.

Un Siglo permite comprar cualquier categoría de vacunos y la inversión puede realizarse por cualquier volumen de ganado. "Atendemos al cliente, chico, al mediano y al grande", concluyó.


Acerca del autor