Un sismo volvió a sacudir la zona de Indonesia devastada en 2004

Reportan alrededor de 100 muertos, pero pueden ser más
Casi un centenar de personas murieron ayer en Indonesia después de que un terremoto de magnitud 6,5 en la escala de Richter sacudiera la provincia de Aceh, en el norte de la isla de Sumatra, donde sigue la búsqueda de sobrevivientes bajo las ruinas. Entre las víctimas hay niños, adultos y personas mayores, y las autoridades advierten que los fallecidos pueden aumentar con el correr de las horas.

La agencia AFP reportó 97 muertes basándose en declaraciones de Tantang Sulaiman, un militar que dirige las operaciones de búsqueda y socorro. En tanto, la agencia EFE aseguraba al cierre de esta edición que los fallecidos eran 94, según el vocero de la Agencia Nacional de Prevención de Desastres, Sutopo Purwo Nugroho.

Todas menos tres de las víctimas fueron en la región de Pidie Jaya, situada unos 120 kilómetros al este de Banda Aceh, la capital provincial, cerca de donde el Servicio Geológico de Estados Unidos localizó el epicentro, según Purwo Nugroho.

La región del movimiento telúrico es la misma en la que en 2004 un potente sismo de entre 9,1 y 9,3 grados formó un tsunami en el océano Índico que mató a unas 230 mil personas en una docena de países–170 mil solo en Indonesia–, la mayoría de ellas en Aceh, en el norte de Sumatra.

Indonesia está unicada sobre el "Anillo de Fuego del Pacífico", una zona de gran actividad sísmica y volcánica que es sacudida al año por unos 7.000 temblores, la mayoría moderados.

Epicentro y heridos

El servicio sismológico estadounidense, que registra la actividad sísmica en todo el mundo, localizó el hipocentro a 8,2 kilómetros de profundidad.

Varios afectados describieron escenas de pánico durante el terremoto, que ocurrió pasadas las 5 de la mañana, cuando la mayor parte de la población aún dormía.

"El terremoto fue muy fuerte y me despertó. No duró mucho pero mi familia y yo tuvimos miedo y salimos corriendo de casa", relató un indonesio al portal Media Aceh.

Otro testigo afirmó que los habitantes de la ciudad vagaban por las calles, por el temor a volver a sus hogares ante eventuales réplicas.

Said Mulyadi, director adjunto del distrito de Pidie Jaya dijo que siete niños murieron y que el hospital local está desbordado por el número de heridos.

Sutopo informó que el número de heridos había subido a 617, de los que 128 se encontraban en estado grave.

"La mayoría de víctimas sufrió heridas con hemorragia en la cabeza. Además, muchas otras padecen fracturas al haber sido aplastados por edificios derrumbados", dijo a la prensa Mohd Riza Faisal, director del Hospital TGK Chik Ditiro, situado en Sigli, otra localidad próxima al epicentro.

El temblor, que tuvo al menos una docena de réplicas, una de ellas de magnitud 4,5, provocó daños en 161 viviendas y 105 edificios, incluidas tiendas, mezquitas y escuelas, según el comunicado de la agencia de desastres de Indonesia.

Las autoridades no había dado hasta el cierre de esta edición una cifra de los desaparecidos que buscan bajo los escombros con la ayuda de maquinaria pesada.

El gobernador en funciones de Aceh, Soedarmo, declaró el estado de emergencia en la zona para agilizar la respuesta y pidió a la población que mantenga la calma ante la posibilidad de que continúen las réplicas.

Fuente: Agencias

Populares de la sección