Un toque de cautela en el mercado de haciendas

La frontera de US$ 3 por kilo en el novillo resiste
Por Blasina y Asociados, especial para El Observador

Tras siete semanas en ascenso y una semana de muy alta faena, el precio del ganado gordo se mantuvo estable esta semana, con muy pocas operaciones llegando a los US$ 3 por kilo. La fuerte salida de ganado de campo hace a una importante disparidad en los precios a los que se cierran las operaciones, con novillos de campo de condición regular comercializados a US$ 2,85.

El eje de las cotizaciones se mantuvo sobre los US$ 2,95 para novillos bien terminados. En vacas la franja de ventas se da entre los US$ 2,65 y los US$ 2,70.

Las entradas se mantienen cortas, la compra sigue fluida y la salida de carne para la exportación también sigue en buenos niveles.


Máximo de faena vacuna

Eso es importante, sobre todo luego de una semana que marcó en la faena vacuna el máximo en el año, con un total de 53.676 animales, el más alto desde el 10 de diciembre de 2016, con 54.473 bovinos. El total faenado fue 28% superior al de igual periodo del año pasado, cuando la faena estaba en 42.062 animales.

También se alcanzó la mayor faena de novillos del año con 27.118. Y fue la tercera semana en el año donde esta categoría superó el volumen de vacas faenadas. La faena de novillos fue 31% mayor a la igual semana del año pasado. Eso parece confirmar una salida temprana de ganado gordo que alienta esperanzas de una postafra de precios firmes.

Aunque la participación de las vacas en la faena disminuyó, se faenaron 25.406 cabezas, 25% más que las 20.332 de hace un año atrás. La faena de la semana pasada había estado por debajo de los 40 mil como consecuencia de los paros de la Foica, pero se vio compensada por la actividad en las otras semanas del mes y estimamos que el dato final de mayo volverá a ser mucho mayor al de mayo de 2016.

"Probablemente este año se faenen casi 2,4 millones de animales", destacó el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre, en la clausura del 100º Congreso de la Federación Rural. Pero al mismo tiempo el Plan Agropecuario proyecta una caída importante en el stock de vacas, 63 mil menos respecto al año pasado. Un aumento, el proyectado, que prácticamente ya se ha alcanzado en los últimos 12 meses y que se sostendría con una faena en el segundo semestre de este año similar a la del pasado.

En otro orden, el eje del precio de exportación de la carne uruguaya sobre los US$ 3.400 se mantiene inamovible. En la semana cerrada el 27 de mayo el precio de exportación de carne vacuna promedió US$ 3.477 por tonelada, 13% arriba de los US$ 3.066 de la semana anterior.

En las últimas cuatro semanas móviles el valor promedio fue US$ 3.306. En igual periodo del año pasado US$ 3.476.

En carne ovina la tonelada promedió US$ 3.925 una leve baja semanal de 4% respecto a los US$ 4.085 anterior. En este caso el eje del precio está sobre los US$ 4.000. En las últimas cuatro semanas móviles la tonelada promedió US$ 4.047.

El mercado de reposición se mantiene una estabilidad que ubica al ternero con un piso de dos dólares por kilo vivo y un promedio en el entorno de US$ 2,15. Las vacas de invernada cayeron un poco por debajo de los US$ 1,20.

La mejora en los pronósticos del tiempo con varios días soleados da margen de maniobra al productor, que podrá pastorear sus ganados, y también a la industria, que podrán conseguir mayor oferta de ganado gordo disponible.

En lanares el mercado está firme y demandado, con una oferta muy escasa y una referencia de precio para corderos de US$ 3,20 a US$ 3,30 y para la oveja de US$ 2,70 a US$ 2,80.

Populares de la sección