Un trabajo chino: Vázquez deberá convencer al Frente sobre bondades del TLC

La izquierda solicitará información al canciller Rodolfo Nin Novoa
La paciencia y la constancia que popularmente se le atribuye a los chinos son atributos a los que deberá echar mano el presidente Tabaré Vázquez si pretende convencer al Frente Amplio acerca de la necesidad de firmar un Tratado de Libre Comercio (TLC) con el gigante de oriente.
Porque, aunque saben que la negociación será lenta y que recién comienza, en el FA esperan que, al igual que lo hizo cuando tuvo que resolver sobre el tratado de libre comercio conocido como TISA, Vázquez consulte a la fuerza política sobre los eventuales acuerdos a los que llegue con el gobierno de China.

Es así que participantes de la Mesa Política y del Secretariado Ejecutivo de la coalición señalaron a El Observador que esos organismos quieren dar su parecer sobre el asunto y, sin apuro, se le solicitará información al canciller Rodolfo Nin Novoa sobre las características de las conversaciones sostenidas en Pekín.

Además, el presidente de la Comisión de Asuntos y Relaciones Internacionales (CARIFA) del Frente Amplio, José Bayardi, dijo a El Observador que el Poder Ejecutivo cometería un error si no busca la complacencia de la fuerza política. "No sería conveniente que, en un tema de estas características, el presidente se ponga al Frente en contra", dijo Bayardi.

"Estos dos países (China y Uruguay) deben ser de los más asimétricos a nivel global. Hay que estudiar detalladamente cuáles son los costos y cuáles son los beneficios de un acuerdo de esa naturaleza. Pero me parece muy bien que se busquen nuevos mercados ante la parálisis del Mercosur y el casi imposible acuerdo con la Unión Europea", dijo Bayardi.

Sin embargo, a fines de setiembre Vázquez había dicho que en estos asuntos se moverá con bastante independencia. "No nos olvidemos que el gobierno fija y firma acuerdos comerciales que después deben ser refrendados en el Parlamento. Y ahí los parlamentarios tendrán la oportunidad de opinar. No vamos a actuar en este tema al grito de la tribuna, estamos convencidos de lo que hacemos y lo vamos a seguir haciendo", advirtió.

El presidente Vázquez retornará hoy viernes de su visita a China, país en el que intentó estrechar relaciones comerciales para, eventualmente, firmar en el futuro un Tratado de Libre Comercio (TLC).

Los unos y los otros

En principio, la mayoría de la izquierda analiza con expectativa la posibilidad de acceder con mayor cantidad de productos a un mercado de 1350 millones de personas.

"Que quede claro que estoy de acuerdo con la negociación, pero si seguimos hablando del TLC vamos a generar que nuestos vecinos pongan trabas. (...) Eso se lo voy a transmitir a Tabaré cuando vuelva",dijo el expresidente y senador del MPP, José Mujica, en declaraciones a Búsqueda.
En el MPP, también el diputado Daniel Caggiani se mostró favorable a explorar ese mercado. "Por lo menos cambia un poco la tónica de buscar acuerdos con nuestros propios competidores y no con nuestros principales compradores", dijo Caggiani a El Observador.

Por el contrario, el diputado Roberto Chiazzaro (Partido Socialista) consideró que "sería muy peligroso firmar un TLC con China" al que consideró "un gigante" con el que Uruguay no está en condiciones de competir.
Su colega Luis Puig (PVP) señaló que aún falta "muchísima información sobre el tema" y el secretario general del Partido Comunista, Eduardo Lorier, dijo carecer de "prejuicios previos" en tanto se garantice que los contenidos del acuerdo serán "lo más transparentes posibles" y "mutuamente beneficiosos".

En setiembre de 2015, Vázquez consultó al Frente Amplio acerca de si el gobierno debía seguir negociando en el marco del TISA, un acuerdo del que participan 24 países con el objetivo de liberalizar el comercio de servicios como el de las telecomunicaciones, el software y la energía. El Plenario Nacional de la coalición resolvió que se terminaran las conversaciones.

La negativa al TISA fue impulsada en particular por el MPP, el Partido Comunista, el Partido Socialista y la lista 711 del vicepresidente Raúl Sendic. El Frente Líber Seregni (FLS) se manifestó a favor de continuar con las negociaciones.

Aunque el presidente Vázquez no se pronunció abiertamente a favor del TISA, sí lo hicieron sus ministros Danilo Astori (Economía), y Nin Novoa. Ayer, el director de la OPP, Alvaro García, fue consultado acerca de si preveía resistencias de parte del Frente Amplio ante la posibilidad de la firma de una TLC con China.

"No, no esperamos resistencias. El gobierno trabaja con la mayor apertura posible y no prevemos resistencias de ningún tipo", respondió en un aparente exceso de confianza.


Populares de la sección

Acerca del autor