Un trabajo no deseado puede generar problemas en la salud

Luego de los 40 años puede ocasionar problemas mentales y físicos

Tener un trabajo que se adecue más a las preferencias personales podría ser más importante para la salud de lo que en un principio se pensaba y las consecuencias se podrían percibir a partir de los 40 años, según lo demuestra un estudio presentado esta semana en el Congreso de la Asociación de Sociología Americana en Seatle, Estados Unidos.

En resumidas cuentas, trabajar en aquello que no es del agrado de la persona puede ocasionar problemas mentales y en menor escala, físicos. Según publicó El Mundo de España, el estudio midió desde 1979 el impacto de las horas de trabajo en la salud de más de 6.000 personas que en aquel momento tenían entre 14 y 22 años y que fueron controladas periódicamente.

A esas personas las dividieron en varios grupos: aquellos a quienes le gustaba su trabajo (15%), a los que no (45%), aquellos que al principio disfrutaban pero luego perdieron el interés (23%) y aquellos que pasaron por el proceso inverso (17%). Después de que las personas cumplieran los 40 evaluaron sus parámetros de salud.

Aquellos que se encontraban más descontentos fueron los que tuvieron los peores valores en los registros, y presentaban signos de depresión, problemas para dormir, preocupaciones varias y eran proclives a tener problemas emocionales. Además también tenían problemas físicos como dolores en la espalda.

"Descubrimos que hay un efecto acumulativo que se manifiesta en la salud muy pronto, durante la cuarentena", apuntó Jonathan Dirlam, unos de los investigadores que participaron en la autoría del estudio.

Por el contrario, aquellos que comenzaron su trabajo con pocas gratificaciones pero fueron mejorando no presentaron los problemas de salud asociados a una baja satisfacción laboral.

Jesús de la Gándara Martín, jefe del Servicio de Psiquiatría del Complejo Asistencial de la Universidad de Burgos, explicó al medio que si la situación laboral no mejora, se puede llegar a situación más extremas. "Hay diferentes estadios o niveles que van dando lugar a problemas de salud mental, física y de salud social, porque también afecta a las relaciones que mantiene con otras personas, con sus familias y al interés por desarrollar sus hobbies u otras actividades personales. Si la situación no mejora, puede dar lugar a infartos, hipertensión, depresiones, ansiedad, insomnio, consumo de sustancias y, con frecuencia, abandono de la profesión", aseguró el experto.

Esta situación de descontento con la carrera laboral y sus consecuencias en la salud se denomina Burnout, que en español significa "estar quemado".


Populares de la sección