Un TVR sin kirchnerismo

El principal programa de archivo de la televisión argentina regresó sin la obsecuencia hacia el anterior gobierno y con la crítica ácida hacia el actual
El kirchnerismo le había hecho muy mal a Televisión Registrada (TVR), el programa argentino basado en el archivo de la pantalla chica que estaba al aire desde 1999. En la mitad del primer período de gobierno de Cristina Fernández el gobierno contrató a la productora de TVR para que hiciera un programa diario en el canal público, que se llamó 6-7-8, y el formato estrella, que en ese momento se emitía por Canal 13, dio una voltereta ideológica en el aire y pasó de mostrar imágenes de la década de 1990 en las que Néstor Kirchner elogiaba a Carlos Menem, a ser el alcahuete número 1 de la pareja presidencial. Con ello se mudó en 2010 a Canal 9, afín al gobierno gracias a una suculenta pauta publicitaria oficial.

En Uruguay había sido emitido en una época por Teledoce y luego tuvo un breve pasaje por Monte Carlo TV, aunque hace años ya no se veía en la grilla local.

Con la salida de Cristina Fernández de la Casa Rosada en 2015, y por ende el fin del financiamiento gubernamental, TVR había dejado de emitirse. Pero después de un 2016 sabático volvió hace algunas semanas, esta vez por el canal C5N, que también era oficialista en el gobierno anterior y que hace dos años había comprado la productora que creó este formato.

Ya con Mauricio Macri instalado hace más de un año como mandatario, el programa retomó la senda original. La obsecuencia al kirchernismo cesó, y los golpes al poder de turno –uno de los puntos altos del programa– volvieron.
Televisión Registrada retomó la fórmula que combina actualidad política, fútbol y farándula
Algo esperable de un formato como este es que no le pasen la mano por el lomo a los gobernantes, ya que la visión crítica de la política es siempre más interesante que la fe a ciegas. Eso estaba claro que iba a suceder con Macri como presidente. Pero incluso ahora se permiten criticar nuevamente a las figuras del kirchnerismo, algo vedado desde hace ocho años.

Ya no está más la agresión constante hacia el Grupo Clarín y sus periodistas, objetivo que el kirchnerismo tenía entre ceja y ceja, y Mirtha Legrand dejó de ser la "gorila" asquerosa para volver a lo que siempre fue, una conductora de TV.

De esta forma, Televisión Registrada retoma la fórmula que combina actualidad política, fútbol y farándula, con un envidiable archivo que le permite mostrar cosas que habían quedado en el olvido. Sus informes tienen un sesgo, y el televidente puede pensar lo opuesto a lo que se plantea. Pero es solo eso: posiciones. Ya no parecen planteos maniqueos.

Los conductores de la última etapa antes del receso, Pablo Rago y Gabriel Schultz, ya no están al frente del ciclo. En su lugar entraron Migue Granados y Horacio Embón. La dupla todavía se está conociendo al aire y aún les falta aceitar los engranajes entre ambos. Son una combinación extraña, del hombre serio que supera los 60 años de edad con el treintañero que está siempre para la pavada, pero el contraste puede funcionar.

"Este TVR es mucho más fiel al original, al de siempre, al que disparaba misiles para todos lados", dijo Granados al diario La Mañana de Neuquén. Y desde que se estrenó el 11 de marzo lo ha demostrado.
Lejos del gran estudio con público que tenían en la época de Canal 13, la versión de este 2017 es más reducida en despliegue. No hay tribuna, y la escenografía es mínima. Pero mantiene su fuerte: los informes. Y sigue lo que denominan "crítico invitado", alguna figura, generalmente del ambiente artístico, que comenta los diferentes segmentos.

Una innovación de este año llega al final de la emisión, cuando tres muñecos, que personifican a los expresidentes Juan Domingo Perón, Raúl Alfonsín y Néstor Kirchner, hacen chistes desde el cielo sobre la actualidad.

TVR va los sábados de 21 a 23 horas por C5N, que está en algunos sistemas de televisión para abonados (TCC, DirecTV, Cablevisión en determinadas localidades, entre otros). También se puede ver la señal en vivo a través de YouTube, o buscar luego en esa misma plataforma los videos del programa.

Los integrantes


22lu19 Migue Granados 1 col.jpg
Migue Granados
Hijo del humorista Pablo Granados, trabajó en Peligro sin codificar y desde 2015 está en ESPN Redes

22lu19 Embon 1 col.jpg
Horacio Embón
Periodista de larga trayectoria en Argentina, era conocido en Uruguay por su labor en Crónica TV

22lu19 Invitado 1 col.jpg
Los invitados
Un famoso se sienta en el sillón del crítico invitado cada sábado para opinar sobre los informes

Otros recomendados

La hormiga imperial

22lu19 La hormiga imperial 1 col.jpg
El formato de late night show es de lo que mejor le queda a Roberto Pettinato. El último que había tenido en televisión abierta argentina había sido Duro de domar, en 2015, que corrió la misma suerte que TVR y fue levantado al terminar ese año. El año pasado se pasó al cable, al canal Magazine, con La hormiga imperial, programa que este año pasó a emitirse por C5N.
Este ciclo tiene similitudes con Duro de domar –como el repaso de hechos destacados del día en tono humorístico, según como fueron mostrados por la televisión, el monólogo inicial de Pettinato y sketches–, pero en este caso refuerza el formato de late night show con la presencia cada día de diferentes invitados. Va de lunes a viernes a las 23 horas.

Maldito Presta

22lu19 Sebastián Presta 1 col.jpg
El actor y humorista Sebastián Presta había ganado popularidad en los últimos años gracias a su segmento Préstico del programa argentino Duro de Domar, que logró viralizarse en internet y llegar hasta Uruguay por más que no se emitía en el país. Ese ciclo finalizó en 2015 pero recientemente abrió un canal en YouTube donde presenta nuevos sketches bajo el nombre de #MalditoPresta.

Populares de la sección

Acerca del autor