Un verano con agenda caliente para el Frente Amplio

El año 2017 inicia con temas pesados, sin mayoría propia en Diputados para el oficialismo

Las vacaciones de verano serán más cortas de lo habitual para la mayoría de los dirigentes del Frente Amplio, ya que tienen en la agenda una lista de temas pesados por resolver, en un 2017 que se presenta desafiante desde su inicio para la coalición de izquierda.

A las eventualidades que puedan surgir en el año nuevo, se suman eventos importantes para el partido de gobierno como la reunión de la Agrupación Nacional de Gobierno, el Congreso Nacional y el Plenario Nacional. Como si fuera poco también deberá la bancada oficialista empezar a tejer acuerdos para tener los votos necesarios para la Rendición de Cuentas.

La rebeldía del diputado Gonzalo Mujica dejó al Frente Amplio sin mayoría propia en la Cámara de Representantes, y la habitual seguridad ante los proyectos propios dio paso a la negociación para obtener los votos suficientes. La futura Rendición de Cuentas, que el Poder Ejecutivo debe enviar al Parlamento en junio de 2017, necesita 50 votos para ser aprobada en Diputados, y para eso el FA tiene hasta hoy 49. Ello si ninguno de los que habitualmente pone el grito en el cielo y amenaza con no votarla se rebela y exige cambios.

Además, sectores como el PCU, la Liga Federal o el PVP, votaron la primera parte de la Rendición de Cuentas tras la promesa de Vázquez de que se atenderán sus propuestas impositivas.

La Rendición a presentarse en 2017 tiene además otros condimentos. Cuando envió el Presupuesto Nacional al Parlamento, el gobierno anunció que utilizaría el mecanismo de la Rendición de Cuentas de 2017 para revisar el estado y marcha de la economía para realizar ajustes. Se habló de una especie de nuevo presupuesto, o dicho de otra forma del presupuesto partido en dos.

La idea fue impulsada por el Ministerio de Economía y Finanzas con el argumento de que las turbulencias en la región y el mundo hacían imposible las previsiones de mediano y largo plazo.

En tanto, el 5 de febrero se reunirá la Agrupación Nacional de Gobierno, un ámbito que preside el vicepresidente de la República, Raúl Sendic, y que integran todos los legisladores de la coalición y ministros del gobierno. Allí se suelen rendir cuentas de los distintos temas y se traza una agenda para el año. El ministro de Economía aprovecha ese momento para dar los lineamientos a legisladores.

También en febrero se volverá a reunir el Congreso Nacional del Frente Amplio, luego del cuarto intermedio en el que ingresó semanas atrás para aprobar la renovación de sus lineamientos ideológicos.

En marzo, el Plenario del FA resolverá qué mecanismos utiliza para llevar a cabo una reforma constitucional de muy difícil concreción. Como se ve, el año empieza caliente para el oficialismo y no solo por la temperatura ambiente.


Populares de la sección