Un viaje ameno

Con PinPointMedia, Juan Balsa y sus socios ofrecen una solución innovadora de entretenimiento para los usuarios del transporte metropolitano

Como proyecto para su memoria de grado para recibirse de ingeniero en la Universidad Católica, Juan Balsa (31) ideó PinPointMedia, un producto que pretende cambiar la experiencia del transporte metropolitano de pasajeros. En el ámbito académico el proyecto fue muy elogiado. “Tres docentes, entre los que se encontraban el decano y el director de la carrera, evaluaron el proyecto como sobresaliente. Mencionaron que había sido una de las mejores presentaciones a nivel de memorias de grado más comercial que habían visto”, explicó con orgullo Balsa. Estos comentarios dieron la pauta de que resultaba una idea bastante interesante desarrollar comercialmente el proyecto.
También participaron como socios fundadores de PinPointMedia Agustín Pazos (26), Ricardo Rizzo (27), Sebastian Dehl (28) y Aníbal Banchero (27).

¿En qué consiste?
PinPontMedia es un software que va instalado en Card Pcs (una mini computadora) dentro de los ómnibus. Ese software se conecta a bases de datos que van reportando información continuamente, que se emite por pantallas.
Según explicó Balsa, la información que se despliega en cada pantalla depende de diversos factores tales como la posición del ómnibus, la hora, la fecha y el día específico en que se esté proyectando. A su vez, los ómnibus están conectados e interactúan entre ellos. Eso permite que no repitan informaciones.

Cada pantalla mostrará noticias, alertas meteorológicas, información sobre las líneas que no están en funcionamiento, desvíos, próximas paradas y combinaciones posibles en las paradas, videos institucionales, de entretenimiento, programaciones de canales de televisión, noticieros y publicidad. La publicidad pautada estará segmentada según la zona en la que se despliega la información.
“Es un sistema muy inteligente con una lógica de negocio muy estructurada que funciona como una gran telaraña que va tomando decisiones en base a cada punto que se va generando”, concluyó Balsa.
Motivación suficiente
Los comienzos de PinPointMedia fueron trabajosos. “Arrancamos con un proyecto que pensamos que nos iba a llevar seis meses y terminó durando casi un año y medio”,  comentó Balsa. Los generadores del proyecto eran ingenieros en telecomunicaciones; no estaban capacitados en programación y software. Sin embargo, la motivación de sacar adelante el proyecto los llevó a aprender a programar y desarrollar tecnologías.
“Lo fuimos armando y quedó un producto final que llegamos a instalar en una van y funcionaba. En ese momento se terminó la primera etapa y comenzó la etapa comercial”, contó Balsa.
La fase comercial empezó siendo desarrollada por Agustín Pazos desde España –ya que estaba realizando un postgrado allí– y Balsa desde Uruguay. Comenzaron a trabajar en un nivel más macro y fueron uniendo gente al equipo.
A partir de esta decisión de comercializar PinPointMedia fue que nació AppLoad, actual empresa gestionada por Juan Balsa.
“Hoy quien se encarga de la parte comercial es AppLoad y PinPointMedia es como un subproducto de AppLoad, pero en realidad son empresas independientes. En PinPointMedia somos cinco socios, mientras que en AppLoad somos tres”, especificó Balsa.

Mercados
PinPointMedia piensa hoy en los mercados posibles. En el brasileño ya están en tratativas con dos empresas importantes. Por un lado, Globus, una empresa de electrónica que se encarga de generar los itinerarios de los ómnibus y a la cual le brindarían soluciones tecnológicas.
Globus está asociada con la empresa Set Bus, que es el proveedor tecnológico de Marco Polo –una de las fábricas de ómnibus más grandes del mundo– , con los cuales también están negociando.

En el mercado uruguayo, se están haciendo gestiones con Copsa. El próximo objetivo es conversar con Cutcsa. En España, están trabajando con Álvaro Saez, el CEO de una empresa que ofrece soluciones tecnológicas a 170 canales españoles de bajo porte. “A nivel de contactos y medios de comunicación, nos da la posibilidad de empezar a trabajar en soluciones y así comenzar a vender nuestra licencia a Europa”, afirmó Balsa.

Formas de trabajo
Para que su trabajo sea más organizado y poder tener mejores resultados, decidieron utilizar una metodología llamada Sprint.  Ésta consiste en que el director tecnológico, Agustín Pazos, es el encargado de definir las tareas a realizar y a medida que se van terminando se van asignando nuevas. Estas tareas se dividen en etapas, llamadas Sprint. Cada trabajador tiene una serie de Sprints  que terminar. Cuando se termina la totalidad de los sprints de todos los individuos es que se da por finalizado el proyecto. Por otro lado, Balsa caracterizó el clima de trabajo como excelente y valoró a sus socios en este proyecto, ya que generaron un ambiente propicio y una confianza que les facilita la tarea. “Valoro mucho ser amigo de mis socios y que no lo éramos  antes de este emprendimiento. Logramos un grado de confianza tan amplio que nos permite entendernos en todo aspecto. Nos delegamos trabajos entre nosotros porque sabemos que van a salir bien”, aclaró.

“Lo que queremos es romperla, generarle un valor agregado al pasajero en su viaje”, afirmó  Balsa. Para lograr ese objetivo, sus principales metas son que PinPointMedia está instalado en todo el transporte metropolitano de pasajeros y empezar a distribuirlo en el exterior.  El plan de los socios es terminar en cuatro meses con todos los acuerdos comerciales, para luego empezar la instalación, que será paulatina. La idea es alcanzar 150 licencias el primer año, 400 el segundo y terminar con toda la flota de Montevideo al tercer año. Las estrategias ya están en marcha.

En primer lugar, viajan en forma periódica a Brasil con el fin de cerrar contratos. En lo que respecta al mercado local, la idea es hacer acuerdos comerciales con la agencia de publicidad Punto Ogilvy, las empresas de transporte, y una empresa que haga soporte de hardware a las 2000 líneas que estarán conectadas. “En esos acuerdos se trabajará en participaciones, formas de contrato y trabajo; y cuáles son los temas más importantes para priorizar”, especificó Balsa.

Financiación
Para llevar adelante el proyecto, la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII) le otorgó a los emprendedores US$ 25.000. “Si bien hemos gastado bastante más, esto ha sido bueno.  Más que nada en saber que la ANII nos apoyaba y lo veía como viable. Eso nos inspiró y redobló las ganas; fue hasta más importante que lo económico”, agradeció Balsa.
De ahora en más, tienen en vista distintas formas de financiarse. A parte de la publicidad que generará una ganancia, la idea es que los US$ 2.000 que cuesta el dispositivo se otorgue a las empresas de ómnibus en una modalidad de leasing con los bancos locales, lo que permitirá amortizar el gasto en tres años.


Fuente: Florencia Asumendi

Populares de la sección

Comentarios