Un vistazo a la maquinaria de los Beatles en la carretera

El jueves se estrena Eight days a week, que se exhibirá una sola semana
Los Beatles crearon sus mejores obras dentro de un estudio de grabación pero se forjaron como banda arriba de los escenarios. Y en su momento de mayor popularidad (si es que acaso decayó alguna vez), en plena Beatlemanía, los jóvenes de todas partes del mundo concurrían en masa a teatros, salas de conciertos y por primera vez en la historia, a estadios, para gritar a más no poder ante la vista de sus cuatro ídolos, alaridos que se convirtieron en el colchón de lo que, a duras penas, podían tocar los de Liverpool.

Esos años de giras por el mundo son el eje del documental Eight days a week, dirigido por Ron Howard (el hombre detrás de Apolo 13, Una mente brillante y El código Da Vinci), y que cuenta el impacto de esas giras en la carrera de la banda (tanto a nivel positivo como negativo), en la persona de los músicos y en sus relaciones.

Ya desde los avances, tanto Paul McCartney como Ringo Starr remarcan la importancia de la amistad que unía a los cuatro Beatles como un importante apoyo para no enloquecerse con la fama y el constante acoso del público.

Acoso que en parte condujo al alejamiento de la banda inglesa de los escenarios, agotada por la mala calidad de sonido de una época que no estaba preparada para shows tan masivos, la imposibilidad de escucharse por encima del griterío y la cada vez mayor complejidad de sus obras.

El documental incluye escenas de varios de los shows claves de los Beatles, como el que brindaron en el Shea Stadium de Nueva York (y que en su momento fue el espectáculo musical con mayor cantidad de público), así como sus espectáculos en el Budokan de Tokio, donde McCartney lucha con un micrófono que se mueve para todas partes y George Harrison tapa sus errores saludando al público para que grite.

En el caso del material del Shea Stadium se ha remasterizado la imagen y el sonido (gracias a la intervención de Giles Martin, hijo de George Martin, el productor de la banda) para presentar en alta calidad 35 minutos de esa presentación.

Más allá de explorar sus años de masividad, el filme también se toma un momento para explorar los primeros tours y presentaciones en Liverpool, pero también en Hamburgo, ciudad fundamental en los orígenes del grupo, ya que le permitió obtener experiencia frente al público y ganar a sus primeros fanáticos por fuera de su tierra natal.

Eight Days a week cuenta con la participación de McCartney y Starr no solo a nivel de declaraciones ante cámaras, sino también como productores, junto a las viudas de los dos Beatles ya fallecidos: Olivia Harrison y Yoko Ono. El archivo y las entrevistas con colaboradores y fanáticos completan el panorama del filme y la historia de este período de la banda.

La película se estrenará este jueves en Uruguay y se exhibirá en solo tres salas durante una semana.

Acompañando el lanzamiento del documental en Estados Unidos y el Reino Unido se publicó en setiembre una versión remasterizada y extendida del álbum en vivo Live at the Hollywood Bowl, registrado entre 1964 y 1965 y presentado originalmente en 1977.

Las claves

Dónde. La película se exhibirá en tres salas pertenecientes a la cadena Life: Punta Carretas Shopping, Costa Urbana Shopping y Punta Shopping, en Punta del Este.

Cuándo. Los días jueves, domingo, lunes, martes y miércoles se exhibirá a las 19.30 y 22.10 horas. Viernes y sábado las funciones son a las 19.50 y 22.30. En Costa Urbana solo se presentará el sábado a las 19.50 horas

Cuanto. Las entradas tiene un costo de $300 y se adquieren en las boleterías de cada sala o vía web en lifecinemas.com.uy

Populares de la sección