Una cerveza artesanal con sabor nativo

La chacra Ibirá Pita utiliza guayabos y arazá para preparar su bebida

Desde la aparición de las primeras marcas de cervezas artesanales en 2007, la variedad de sabores de esta bebida no ha hecho más que crecer. La Belgian Strong Ale de Volcánica, que se elabora con remolacha y mosto de uva, o las de dulce de leche y yerba mate que la cervecería Mastra exporta a Argentina, son ejemplo de esto.

Ahora, la chacra Ibira Pitá (km 62 de ruta Interbalnearia) comenzó a producir cervezas de guayabos y arazá, dos frutos que pese a ser originarios de Uruguay, casi no se comercializan en el país. Según explicó a El Observador una de las propietarias de este emprendimiento, Laura Rosano, la idea es comercializar estas cervezas en restaurantes y en la propia chacra, a partir de este verano, con una producción de 400 litros por mes.

Lea también. El mercado de la cerveza se volvió más sofisticado

Ibira Pitá, es una chacra agroecológica -que no utiliza insecticidas, ni fertilizantes artificiales, y autosustentable en materia energética- en la que se plantan hasta cinco variedades de frutos nativos, entre arazá rojo y amarillo, pitanga, guayabo, ubajay, palmas de butia. El emprendimiento suma así las cervezas artesanales a su propuesta, que según Rosano, mezcla lo productivo y lo turístico, ya que ofrece productos elaborados con estos frutos, almuerzos y talleres.

Además de utilizar las propias frutas que se producen en la chacra para la elaboración de la cerveza se importaron maltas orgánicas certificadas de Bélgica, con levaduras producidas en Uruguay. Rosano dijo que la intención es elaborar una cerveza "totalmente orgánica" que lleve una certificación como tal.

Lea también. Cervezas artesanales dan pelea a barreras del cuasimonopolio

La propietaria de la chacra Ibira Pitá comentó que la cerveza de de guayabo tiene "bastante personalidad e intensidad", con características "muy acidas y aromáticas de un color que mezcla naranja y verde. En tanto la de Arazá es de color ámbar, con un sabor "muy suave", con una acidez menor al guayabo.

Para probar estas cervezas, que todavía se encuentran en etapa de experimentación, "afinando las recetas", según Rosano, se puede hacer pedidos a través del sitio de Facebook de la chacra. El precio de una botella de un litro es de $100.


Populares de la sección