Una disputa entre bandas dejó 52 muertos en un motín en México

El incidente fue uno de los peores ocurridos en una cárcel de América Latina
La ola de violencia que vive México desde hace una década –que enfrenta a grupos narcos y a las autoridades– también se concentra en las cárceles. Un motín en una prisión de Monterrey en la madrugada de ayer dejó al menos 52 reos muertos y 12 heridos –cinco están graves–, después de que los internos incendiaron bodegas durante una disputa entre líderes de dos grupos rivales.

El gobernador del estado de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, aclaró además que "no hubo infantes ni mujeres" entre los muertos y heridos, ni se fugó ningún recluso durante el incidente.

En una rueda de prensa, Rodríguez Calderón reconoció que "los hechos son sumamente lamentables y dolorosos", calificó de "tragedia" el enfrentamiento y admitió que fue causado por "la situación tan difícil que se está viviendo en los centros penitenciarios" mexicanos.

Según el gobernador, todo se originó "por un enfrentamiento entre presos". Hubo "una disputa entre los grupos liderados" por Jorge Iván Hernández Cantú, alias "el Credo", y Juan Pedro Salvador Saldívar Farías, "el Z-27", relató.

Según fuentes penitenciarias consultadas por Efe, al parecer detrás del motín pudo haber un intento de fuga organizado por los presos del grupo criminal Los Zetas, al que pertenece Saldívar, después de que se les quitara el control interno que mantenía en el recinto. El Credo es considerado cabecilla del cártel del Golfo y presuntamente controlaba parte del centro penitenciario.

Rodríguez Calderón detalló que "durante el enfrentamiento varios presos prendieron fuego a las bodegas de víveres" y eso afectó "a las áreas de dormitorios". El motín fue controlado gracias también a que se sumaron a la operación miembros del Ejército y de la Marina.

Fuentes del Gabinete de Seguridad citadas por la cadena Televisa indicaron que hace apenas unos meses el Ejército fue retirado de la labor de la vigilancia del penal por el gobierno de Nuevo León y el control quedó solo en manos de las fuerzas de seguridad de ese estado.

En la rueda de prensa, el gobernador estatal aclaró que quedó "descartada la existencia de fuga alguna y el uso de armas de fuego".

Familiares desesperados

Desesperados familiares de los reclusos se apostaron fuera del penal ante los primeros reportes del motín, y arrojaban piedras contra la policía de la cárcel en protesta por la falta de información y en demanda de que se les abrieran las puertas para entrar.

Unas dos decenas de personas gritaban a través de una valla los nombres de sus familiares a la espera de que los reos les proporcionaran información sobre su estado.

Consiguieron abrir la entrada principal pero policías bloquearon el acceso con un vehículo.

Antes del amanecer, salió "una ambulancia del penal pero no nos dejaron ver nada, también una del Semefo (Servicio Médico Forense)", dijo Ernestina Grimaldo, vecina de la colonia Topo Chico, quien tiene un hijo internado en la prisión.

"Aquí vamos a quedarnos bloqueando la avenida hasta que nos den una respuesta, queremos saber cómo están nuestros familiares porque nos están diciendo que hay más de 50 muertos y ninguna autoridad nos da respuesta", añadió Grimaldo.

Detonaciones se escucharon en varios puntos del populoso barrio donde se encuentra el penal, y una gran columna de humo se apreciaba desde los alrededores del reclusorio.

El papa Francisco inicia el viernes una visita a México durante la cual visitará una cárcel de la Ciudad Juárez, frontera con Estados Unidos.

El papa estará en México del 12 al 17 de febrero. Previo a su llegada, hará una escala en La Habana, para reunirse con el patriarca de la Iglesia ortodoxa rusa Kirill.

Cárceles sobrepobladas

Las cárceles mexicanas sufren de un importante índice de sobrepoblación y en los años recientes han registrado diversos motines.

El sistema penitenciario mexicano quedó en entredicho tras la fuga del narcotraficante Joaquín "El Chapo" Guzmán de la cárcel de alta seguridad el Altiplano, el pasado julio.

Guzmán, quien huyó a través de un túnel, fue recapturado en enero de este año.

A raíz de esa fuga, el presidente Enrique Peña Nieto se comprometió a reformar el sistema carcelario.

Fuente: Agencias

Populares de la sección