Una emprendedora con buen ojo para aprovechar el cuero

Con una herencia de diseño y emprendedurismo, Sabrina Tachdjian utilizó las redes sociales para posicionar su propia marca de carteras y llegar al exterior. Este año comenzará a diseñar zapatos

Sabrina Tachdjian tiene 27 años y luego de trabajar por tres años en una empresa de jeans comenzó a visualizar la posibilidad de diseñar por cuenta propia. Gracias a su trabajo tuvo contacto directo con el cuero y decidió que era algo que tenía que utilizar. La idea era probar con productos que pudiera realizar ella misma y que fueran vendibles: fue así que se decidió por las carteras.

En 2008 nació la marca Sabrina Tach. Quedó “fascinada” con los primeros resultados, ya que se percató que tenía futuro porque el producto “le podía gustar tanto a una chica de aquí como a una chica de afuera”, y compitiendo con marcas reconocidas.

Herencia familiar

Tachdjian no sabe por qué eligió dedicarse al diseño; es más, nunca terminó la carrera de Técnico en vestimenta que comenzó en la UDE; pero algo “la fue llevando”. Sin duda ese “algo” viene de los genes familiares vinculados al sector textil. Su padre diseñaba ropa para niños y tenía su propio local, mientras que sus abuelos maternos fueron propietarios de una fábrica de calzado.

A Tachdjian entrar al mercado no le resultó “nada difícil” gracias a las redes sociales.
“Al estar conectado uno no necesita invertir tanto en un local, estar en una vidriera o en un punto estratégico para ser visto. Globalmente emprender es cada vez más fácil, debido a la democratización de los medios de comunicación”, señaló.

Para la diseñadora, la falta de buenas telas y materiales puede ser un problema para los diseñadores uruguayos pero recordó que la lana y el cuero son “la especialidad”
local.

100% CUERO

La diseñadora trabaja con personal especializado en cuero, que se encarga de confeccionar sus carteras.

Se trata de “uruguayos que trabajan con cuero desde hace años y tienen un entendimiento particular con el producto”. En tanto ella se encarga de otras patas del negocio como el diseño, la compra de la materia prima y la imagen de la marca.

No tiene una única fuente de inspiración; le gusta viajar y nutrirse de diferentes lugares y culturas, así como de su modo de vida. Esto le ha permitido también saber dónde colocar sus productos en el exterior. Además, su presencia en distintos blogs especializados es fuerte.
Su público está constituido por mujeres de 20 hasta 55 años, aunque, según la diseñadora son las que tienen entre 20 y 35  las que más compran.

Proyectos

Este año Tachdjian tiene como objetivo empezar a diseñar zapatos, rubro en el que incursionó anteriormente pero debió abandonar por falta de disponibilidad de tiempo.
En cuanto a las carteras, la emprendedora se encuentra actualmente en una fase de ampliación de la marca, produciendo más y generando más colecciones, con el principal objetivo de seguir vendiendo al exterior.

Al mercado extranjero tuvo su acceso mediante Internet. Además, como su novio es español tuvo la oportunidad de visitar boutiques de ese país y presentar su trabajo.

La semana pasada Sabrina lanzo su página web (sabrinatach.net) con la posibilidad de compra online y el despliegue de productos.

“Hay gente, sobre todo los uruguayos, que no se animan a comprar online, y en mi página tienen la posibilidad de contactarme directamente, me encargan el modelo que quieren y lo mando a confeccionar”, comentó la diseñadora.

A su vez, la página tiene fotografías de las diferentes colecciones, incluída la última denominada The Inca Jungle. A pesar de que sus carteras son 100% de cuero, la diseñadora –para esta última colección– decidió combinar telares incas con cueros grabados símil animal.

Con futuro

Techdjian es optimista sobre el futuro de su marca: empezó de cero y en poco tiempo tuvo buena repercusión en el mercado nacional e incluso tuvo una mejor recepción en el extranjero.

Asegura tener muchos planes de futuro pero que el diseño de ropa todavía no está entre ellos. No lo descarta totalmente pero prefiere enfocarse en su trabajo actual.“Apenas doy abasto con esto, pero quizás en un futuro sí”, apuntó.

Otro de los planes que ocupan la  cabeza de la joven diseñadora es la idea de contar con su propio showroom.

“No sería un local abierto al público sino algo más como un atelier”, comentó.

El objetivo de Tachdjian es poder concretarlo para el mes de abril de manera de exponer allí sus colecciones.

La marca Sabrina Tach todavía tiene mucho para dar.


Fuente: Valentina Méndez

Populares de la sección

Comentarios