Una inspiración que llama la atención

Una australiana que comenzó a fotografiar y grabar animales tiene más de cinco millones de visitas en Instagram

Cada vez hay más personas que experimentan con la fotografía y suben sus productos a Instagram. Desde modelos a paisajes, en la red se acostumbra a ver cientos de usuarios que destinan sus perfiles a mostrar sus obras. A simple vista la australiana Nikki Richardson parece ser una amateur más, sin embargo, su inspiración no deja de llamar la atención: fotografía animales de jardín.

Muchos acostumbran a ver arañas, hormigas o ranas, entonces ¿por qué cinco millones de personas se han detenido a ver a un caracol comiendo? La respuesta está en la macrofotografía. Esta técnica permite conseguir planos a todo detalle de superficies minúsculas y logra un efecto impactante.

Richardson conoció este método hace un año cuando decidió mostrar su amor por los animales en fotografías para que todos pudieran verlo. Hasta el momento no ha pensado en fotografiar personas ni cambiar su enfoque. Sin embargo, desea que las imágenes dejen de ser su hobby y se conviertan en su trabajo. "Ojalá me pagaran por estas fotos. Para vivir, trabajo en una mina de cobre", explicó en Verne.

En su cuenta de Instagram tiene 26.000 seguidores pero sus vídeos tienen millones de visitas.



Populares de la sección