Una tragedia global e íntima

Gabriela Iribarren analiza el reestreno del unipersonal De algún tiempo a esta parte, que se enfoca en los estragos del nazismo en la vida de una mujer austríaca
Cuando se habla del nazismo y la pandemia de destrucción que el movimiento liberó en Europa a partir de 1939, generalmente se suelen amplificar los grandes números: las millones de personas que murieron en los campos de concentración, los desplazados en las ciudades ocupadas y los tantos que encontraron su final en las trincheras que la guerra había cavado por todo el continente. En definitiva resulta lógico, dado que fue uno de los episodios definitorios de la humanidad y sus ecos perduran hasta hoy. Las tragedias individuales, sin embargo, suelen quedar enterradas en el mar de cifras, por lo que obras como De algún tiempo a esta parte mantienen viva la memoria del difícil día a día que miles de personas debieron soportar en aquellos años.

De algún tiempo a esta parte, unipersonal protagonizado por la actriz Gabriela Iribarren, cuenta la historia de Emma, una mujer de la alta burguesía de Austria que de repente se encuentra con la muerte de su esposo a manos de los nazis, y de su hijo en España, asesinado por los republicanos. La obra se centra en dos momentos clave para el personaje, tanto a nivel macro como micro: la anexión de Austria a la Alemania Nazi y el punto álgido de la crisis personal de la mujer.

"Es una mirada subjetiva sobre la realidad que ella vive, sobre su aquí y ahora, y sobre sí misma también. Pone en tela de juicio a sus propias creencias, lo que ha sido su vida hasta el momento, sus posiciones políticas, y también el gran tema que la mortifica, que es pensar que su hijo pudiera también haber sido nazi, o que pudiera haber adherido a ese movimiento. Es un personaje que el espectador lo ve en su momento de crisis más alto", dijo Iribarren en entrevista con El Observador.

La obra fue estrenada el año pasado en el Teatro Alianza y estuvo nominada a Mejor Unipersonal en la pasada edición de los premios Florencio, además de que fue respaldada unánimemente por la crítica como uno de los espectáculos más removedores que se estrenaron en las tablas uruguayas.

El escenario ahora cambió, ya que irá al Auditorio del Sodre. Pero para Iribarren, el encare emocional del personaje será una tarea casi tan demandante como la primera vez. "Es un universo complejo donde predomina la violencia, el racismo y el nazismo. Siempre es removedor hacerlo", aseguró.

Poner el tema sobre la mesa

Para Iribarren, y también para la directora de la obra, Mariana Wainstein, el valor de la obra era traer el tema al primer plano artístico, ya que consideran que, si bien es en un grado mucho menor que en la década del 30, los grupos radicales están tomando poder de a poco y resulta, a su criterio, al menos inquietante.

"Es importante hablar del nazismo para nosotras porque es un tema que no está desterrado de la humanidad. Al contrario, en muchos lugares está resurgiendo y con fuerza. A nosotras nos importa hablar de qué significa, de cómo cualquiera de nosotros como seres humanos, tengamos la ideología que tengamos o perteneciendo a la raza que sea, de un día para el otro podemos pasar a ser el 'otro'. También en eso hacemos hincapié: en la otredad. Ahí la subjetividad es importante, en tanto que lo que ella cuenta es lo que vive con sus vecinos, con sus amigos. Hablamos del pueblo, de la gente que está viviendo ese movimiento, esa segregación y esa discriminación horrenda", comentó la actriz.

Iribarren destacó que esta parte de la historia es un tema que siempre le interesó, y explicó que para la preparación de la obra estudió sobre la anexión de Austria a la Alemania de Hitler, de cómo había sido la vida allí y también sobre el autor de la obra, Max Aub, a quien no conocía hasta que la obra llegó a sus manos. "Tiene una producción literaria tan abrumadora en todos los géneros que realmente me impactó mucho no haberlo conocido hasta ese momento. Fue un gran descubrimiento para mí".

Adhesión a la causa

En principio, De algún tiempo a esta parte se iba a estrenar el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, pero luego de una serie de ajustes de agenda, las funciones se corrieron un día para que los involucrados en la obra pudiesen adherirse al paro internacional de ese día, algo que para Iribarren y Wainstein es muy importante.

"Me siento muy comprometida en la lucha por la liberación de la mujer y estamos viviendo en una sociedad que lamentablemente nos impone realidades muy fuertes que hablan de cómo opera el machismo. El machismo, el nazismo y el racismo son parte del mismo origen: el odio. Hablando claro del machismo, no de los hombres, porque por suerte el género masculino se sobrepone al machismo en muchos casos y contamos con muchos compañeros que han luchado a nuestro lado por la reivindicación del lugar de la mujer. Pero sin dudas somos las mujeres las primeras que tenemos que hacernos cargo de nuestra situación y ser lo suficientemente solidarias con nosotras mismas como para superar los problemas sociales que tenemos", razonó Iribarren.

De algún tiempo a esta parte se estrenará este jueves en la sala Hugo Balzo del Sodre a las 21 horas. Las funciones irán hasta el domingo 12 y las entradas están a la venta a $ 300 en boleterías del Auditorio, Tickantel, locales Abitab, Redpagos y Tienda Inglesa.

Otros estrenos de la semana

Mancuso, en la Zavala Muniz del Solís

Luego de un receso en el que la cartelera teatral tuvo poco movimiento, marzo llega cargado de estrenos casi todas las semanas. Mancuso, de Analía Torres, es uno de ellos.

Mancuso trata la historia de un hombre apasionado por la poesía, que en lugar de poder dedicarse a su afición deberá hacerse cargo –por herencia–de la empresa de sopapas de la familia. Más allá de ese hecho, esta es la historia de un hombre que desea ser querido por el resto de la gente y que esconde más secretos de los que a simple vista parece.

La obra se estrenará este martes en la sala Zavala Muniz del Teatro Solís y estará sólo por ocho funciones, todos los martes y miércoles del mes a las 21 horas. Entradas en venta a $ 330 en
Tickantel y boleterías del teatro.

Hugo Burel en el Alianza

A dónde van los patos en invierno es una obra escrita por Hugo Burel que se presentará a partir de este viernes en el Teatro Alianza. La obra está dirigida por Marcelino Duffau y protagonizada por Alejandro Camino, Ignacio Duarte y Joaco Diano. Las funciones serán todos los viernes, sábados y domingos hasta el 28 de abril a las 21 horas, con entradas a $ 390 en venta en Abitab y boleterías del teatro.

Populares de la sección

Acerca del autor