Una trayectoria fecunda

Columna de opinión publicada en El Observador Agropecuario
Tristeza y desazón provocó la muerte del director de la Oficina de Programación y Política Agropecuaria (Opypa) del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Mario Mondelli (1976-2016), ocurrida el lunes 4 a la edad de 39 años. Sin embargo, apenas el dolor deje paso, aflorará en el recuerdo una vida fecunda..

En 2004 recibimos una llamada de Mondelli para pedirnos una entrevista, sin tener en cuenta que el oficio de entrevistador era el nuestro. Pero él estaba realizando una investigación sobre la información agropecuaria y quería una visión sobre los medios y el manejo de la información.

Accedimos porque, si bien no teníamos mucha experiencia en esta área informativa, podíamos compartir la convicción de que el periodismo es uno solo y que para ejercerlo hay que tener curiosidad, buscar la verdad, estar informado y contrastar la información, y practicar valores. Sea el periodismo deportivo, político o agropecuario.

Mondelli partió al año siguiente para Brasil, donde estuvo hasta 2007 realizando un posgrado en agronegocios en la Universidad de San Pablo (USP). Ese título le sirvió para realizar a continuación el doctorado en la University of Missouri System, en Estados Unidos, regresando al país en 2011.

Una década antes, en 2001, con 25 años, Mondelli había obtenido el título de ingeniero agrónomo en la Universidad de la República (Udelar), con su tesis sobre Trayectorias tecnológicas en la ganadería uruguaya. Un enfoque evolucionista.

Formó parte del Centro de Investigaciones Económicas (Cinve), donde participó de múltiples proyectos de investigación y desarrollo vinculados al sector agropecuario. Siempre en la línea del análisis de las capacidades de innovación, en especial en el sector cooperativo, y también en la inserción de la pequeña agricultura familiar en las cadenas de valor, tema recurrente entre sus intereses y preocupaciones.

Además, Mondelli dedicó mucho esfuerzo al estudio de la competitividad de las cadenas agroindustriales, en especial forestal, lácteos y de carne vacuna, así como al desarrollo de ellas en la región del Mercosur. En Estados Unidos se volcó más hacia la economía agraria y los mercados.

Muchos lo recordarán también como docente. Fue profesor de la maestría de Economía y de Análisis Económico en la Facultad de Administración y Ciencias Sociales de la Universidad ORT y en Economía de las Decisiones Empresariales en la Facultad de Ciencias Económicas y Administración de la Udelar. Asmismo era profesor visitante y asesor académico en la Universidad de Buenos Aires (UBA).

Quiso el destino que el tutor de su tesis al recibirse fuera Carlos Paolino, a quien sustituyó en julio de 2013 al frente de la Opypa. Desde mediados de 2013, Mondelli desarrolló un reforma de esa oficina asesora del MGAP que incluyó la incorporación de nuevos valores y una reestructura de la Dirección de Estadísticas Agropecuarias (DIEA). Su última aparición pública fue el miércoles 23 de diciembre pasado en la presentación del Anuario de Opypa, donde se pueden leer cuatro artículos en los que participó y que revelan los desvelos de su labor.

En junio pasado compartimos una semana en Milán, invitados por el ministro Tabaré Aguerre. Como en aquel 2004, pudimos conversar de muchas cosas. Y viajar juntos en el metro, y compartir su entusiasmo por concretar en Uruguay una experiencia que impulsa el Grupo Granarolo en Italia, una cooperativa láctea que integra a pequeños y medianos productores a la cadena de valor y ya exporta desde 2011. Y comer pasta. Y volver a hablar de periodismo. Y comprarle regalos a la familia.

Qué tristeza reseñar esta rica trayectoria en este momento. Y qué gran pérdida para el país. Pero una forma de honrarlo es continuar su camino. Los proyectos que dejó encaminados y las ideas que sembró en los equipos de trabajo que integró sin hacer ostentación de su capacidad.

Populares de la sección

Acerca del autor