Una tribuna más para los vecinos

Cada vez hay más escenarios en los que la gente del barrio, asistida por el Museo del Carnaval, elabora escenografías que les permiten expresarse
La cantidad de tablados decorados por los vecinos casi se duplicó. Fueron seis en 2015 y este año son 11 de los 15 escenarios populares.

Además de rescatar una tradición que estaba casi extinta, mediante esas creaciones expresan diversos pareceres. Por lo tanto, en esos tablados ya no solo se manifiestan los carnavaleros que integran los conjuntos y los técnicos que aportan para los diversos espectáculos.

Graciela Michelini, coordinadora general del Museo del Carnaval desde 2008, recordó que el museo –en la rambla 25 de Agosto y Maciel– abrió sus puertas por primera vez el 23 de noviembre de 2006. Está cumpliendo una década promoviendo los valores de la cultura carnavalera y tiene en los emprendimientos de decoración de tablados su proyecto insignia, ya con nueve años de experiencias acumuladas.

"Los escenarios barriales son los espacios donde el carnaval se nutre, donde hubo un esfuerzo grande de la Intendencia de Montevideo para que sigan estando y que el carnaval no se acabe; esos escenarios son para nosotros oro puro", afirmó.

Se ha logrado que los vecinos, con el apoyo de un equipo de trabajo del museo que integran Alejandro Rubbo, Gabriel Nieto, Milita Alfaro, Iván Arroqui, Martín Iribarren y Juan Castel, avancen en la recuperación de una tradición que fue muy popular hasta mediados del siglo pasado.

En 2008 y 2009 fueron las primeras experiencias y en 2010 se añadió el rescate de la instancia competitiva, que quedó de lado en 2014; se entendió que competir no era lo adecuado. Hoy el número de tablados que decoran es mayor al de cuando se competía.

De los 11, uno es fruto de una actividad 100% independiente del Museo del Carnaval, el del Molino del Galgo, que está en su 10° aniversario y exhibe un enorme galgo con una torta.

De los otros 10 hay varios que han sido asistidos estos años por el Museo del Carnaval, de diversas formas, pero han alcanzado un nivel tal de gestión que se manejan casi solos. A los involucrados recientemente se les ayuda. "La idea es invertir cada vez menos dinero, que los vecinos se manejen solos", dijo.

"Lo valioso es que hay una tradición que rápidamente se recuperó y reformuló", destacó.

En muchos casos se interactúa con organizaciones de cada zona expandiendo los beneficios para la comunidad.

Hay tablados donde trabajan una decena de personas, los que promueven todo desde el inicio, involucrándose paulatinamente más vecinos cuando se acerca la zafra de carnaval. Las formas de financiación son variadas, por ejemplo los comercios ayudan y se logra dinero con la venta de choripanes.

"Comenzamos a hablar con los vecinos a mitad de año, les insistimos que hagan una maqueta porque eso facilita el trabajo y el tema lo decide la gente, a veces critican algo y a veces hacen algún homenaje", dijo.

Este año la decoración del Juan Taranto motivó quejas de Adeom, pero los vecinos no modificaron la estética que muestra a una barra de minions y la frase "huelga general, todo el año carnaval", firmada por Adeom: Asociación de Empleados y Obreros Minions.

En ese mismo escenario ya hubo otra crítica "muy fuerte" el año pasado, a los gobernantes, con una alegoría en la que involucraron a los Rolling Stones, a Tabaré Vázquez y a un enorme dinosaurio, cuestionando la falta de recambio generacional en la clase gobernante.

Michelini recordó otro caso. En Flor de Maroñas en 2009 se creó un ómnibus de Cutcsa llegnado a la parada, había calaveras dando a entender que el vehículo pasaba poco y sus pasajeros descendían apretados porque el 115 siempre iba lleno. La compañía, lejos de molestarse, habló con los vecinos e incrementó las unidades que prestan el servicio en la zona.

Hay propuestas solamente carnavaleras: el año pasado en Punta de Rieles un enorme conejo de Alicia en el País de las Maravillas con un reloj que se detenía cuando llegaba Momo, para disfrutar más. "Se les va la cabeza a cualquier lado y eso es precioso", destacó Michelini.

Otra mejora es que los conjuntos actúan en tablados más lindos, en vez de hacerlo delante de carteles de publicidad.

Este año, como sucede tras cada zafra carnavalera, en el museo se expondrán fragmentos de cada una de las decoraciones con la explicación de cada creación.

"Estamos contentos por cómo se involucraron los vecinos, nos dio trabajo, pero los frutos llegaron rápido", dijo.

Los 11 tablados


* Punta de Rieles, en Camino Maldonado 6806 frente al Macro.
* Asociación Civil Monte de La Francesa, en Lanús 5913 e Iturbe.
* Las Torres - Juan Taranto, en Francisco Quevedo 6081 y Granado.
* Cesar "Gallo" Durán, en Plaza Manga - Av. De La Aljaba y Cipo.
* Jardín de Nuevo París - Salus FC, en Av. Dr. Pena 5378 y Aldao.
* Arbolito - El Tejano, en Av. Carlos M. Ramírez y Rivera Indarte.
* Teatro de Barrio Lavalleja, en Av. Instrucciones 1435 y Edison.
* Parque de Los Fogones, en Av. Millán 5109 y Marti Ximeno.
* Flor de Maroñas, en Manuel Acuña 3099 y Marcos Salcedo.
* Paso de Las Duranas, en Pedro Trápani 1350 y Bayona.
* Molino del Galgo, en Pan de Azúcar 2397 y Gral. T. Aparicio.

Populares de la sección

Acerca del autor