Unión Europea tendrá los datos de todos los pasajeros que vuelen a Europa

Una herramienta será implementada para tener mayor información ante eventuales ataques
Los atentados de París y Bruselas dejaron mucho más que muerte y destrucción: instauraron un miedo y un instinto de protección que hace tiempo Europa no sentía. Las imágenes de las calles europeas desiertas, con alguna que otra ambulancia o patrulla circulando por amenazas de terrorismo calaron hondo en la población y las autoridades, que buscan desesperadamente evitar que el viejo continente se convierta en uno de los frentes de batalla de la guerra islámica. Por ejemplo, bastó que un hombre con problemas con el alcohol profiriera algunas amenazas en el aeropuerto de Amsterdam para que se desplegara un impresionante operativo antiterrorista. Por esto, el Parlamento Europeo aprobó ayer una herramienta que buscará evitar que estos trágicos episodios se repitan cada vez más seguido y que garantice, de alguna manera, la seguridad de sus habitantes.

El sistema en cuestión es un registro de pasajeros por vuelos, que se compondrá de 19 puntos que cada pasajero deberá cumplir para poder ingresar a territorio europeo. En resumen, se trata de compilar, de forma armonizada en cada uno de los 27 países del bloque europeo (Dinamarca está excluida) mediante una Unidad de Información sobre los Pasajeros (UIP), una serie de informaciones que tienen las compañías aéreas desde el momento en que se hace una reserva, como el nombre, las fechas de viaje, el itinerario o la modalidad de pago.

La herramienta busca que se tengan datos de todas las personas que volaron a través de Europa, de manera de identificar rápidamente a posibles autores de eventuales ataques terroristas. Cada estado se encargará de diseñar su base de datos, y dadas las normas que impiden violar la privacidad de los pasajeros, estos datos se darán sólo a petición de la UIP o de otro estado o bien por una investigación en curso que se encargue de una causa de delitos graves, dentro de las que está el terrorismo.

En la votación, 461 diputados se pronunciaron a favor del informe del registro, que se conoce por sus siglas en inglés PNR, mientras que 179 se opusieron y 9 se abstuvieron.

La primera reacción de la Comisión Europea fue felicitar a los diputados por el voto positivo, ya que a su juicio constituye "una expresión fuerte del compromiso de Europa para luchar contra el terrorismo y el crimen organizado mediante una cooperación reforzada y la puesta en común efectiva" de las informaciones de los servicios secretos.

En un comunicado, el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, expresó que "estos son pasos cruciales para los ciudadanos europeos, su seguridad y la protección de su privacidad", además de destacar la unidad de la cámara frente a esta propuesta, algo difícil de conseguir dada las diferencias que existen entre los representantes.

"Ahora –añadió– pedimos a los Estados que cumplan con su responsabilidad aplicando esta normativa y garantizando que la puesta en común de los datos se haga en tanto que sea posible sistemáticamente entre las diferentes autoridades nacionales y europeas". También insistió en que "la seguridad de los ciudadanos europeos nunca se puede hacer en detrimento de sus derechos y libertades".

Los datos a presentar

En una época en la que el mundo está hiperconectado y la información privada es, prácticamente, pública, las aerolíneas adquieren gran cantidad de datos de sus clientes sólo mediante la venta del pasaje. Una de las grandes incógnitas de esta nueva herramienta era si toda la información que estas empresas poseen debería ser entregada a las autoridades. Sin embargo, quienes defienden la normativa establecen que solo recurre a datos técnicos del viaje de la personas.

La información que las bases de datos almacenarán serán un código localizador del vuelo, la fecha de la emisión del pasaje, la fecha misma del vuelo, el nombre de la persona que adquiere el boleto, dirección y teléfonos de contacto, la información de pago, itinerario completo del viaje, vuelos anteriores, la agencia de viaje, información sobre si el viaje se realizó o no, cambios en las reservas o reservas divididas, información sobre menores acompañantes, información sobre el boleto, el asiento, vuelos realizados con aerolíneas compartidas, equipaje, acompañante, información proporcionada por el pasajero antes de volar y cualquier cambio que se realice de los puntos anteriores.

ONU llamó a cortar el financiamiento del EI

La ONU reclamó ayer a los gobiernos medidas concretas para cortar las vías de financiación del Estado Islámico (EI) y advirtió que el grupo terrorista está cambiando sus tácticas al verse acosado en sus territorios de Siria e Irak.

"Los estados miembros necesitan dar más pasos concretos para detener la obtención de fondos a través del contrabando de petróleo y gas, el tráfico ilícito de bienes culturales, los secuestros para obtener rescates y las donaciones desde el exterior", declaró el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

El diplomático surcoreano subrayó la importancia de implementar correctamente esas nuevas normas y las sanciones impuestas a las organizaciones terroristas, pero también ir más allá con nuevas acciones.

Según varios estudios, el grupo terrorista consiguió obtener más de US$ 500 millones solo gracias a la venta de petróleo y una cantidad similar gracias a otras actividades criminales como los secuestros y la extorsión.

Sin embargo, el Estado Islámico ha visto en los últimos tiempos una reducción de sus ingresos, entre otras cosas, por la presión militar a la que se ha visto sometido en Siria y en Irak.

Fuente: Agencias

Populares de la sección