Unos 150 jóvenes esperan por un lugar en carrera docente

Asistente en primera infancia es una figura de apoyo muy demandada

Las listas de espera de jóvenes por un lugar en el sistema educativo público trascienden al Consejo de Educación Técnico Profesional (CETP-UTU). A más de un mes de haber iniciado los cursos, unos 150 jóvenes aguardan por un lugar en el Instituto Normal de Montevideo para estudiar la tecnicatura de asistente en primera infancia, una carrera de pregrado que busca formar personal especializado para cumplir la función de asistente del maestro, un cargo cada vez más requerido.

Esta realidad atenta contra las necesidades del sistema educativo, donde la falta de docentes y de figuras de apoyo para estos es un mal que se mantiene desde hace años. De hecho, a fines del año pasado, el Consejo de Formación en Educación (CFE) lanzó una campaña publicitaria denominada "Vos también podes despertar vocaciones", con el objetivo de atraer a más jóvenes a las carreras docentes.

Las últimas cifras divulgadas por el CFE a principios de año daban cuenta de que entre 2015 y 2016 la matrícula de esas carreras se incrementó 15%, al pasar de 19.666 a 22.463. En este sentido, la directora general del CFE, Ana María Lopater, dijo a El Observador que la lista de espera para ingresar a la carrera de asistente técnico en primera infancia está en sintonía con el crecimiento global de la matrícula en toda la oferta educativa del consejo. No obstante, destacó que desde que se abrió la carrera de asistente técnico hace dos años, la demanda ha sido alta. Incluso, resaltó que el año pasado también quedaron interesados en lista de espera.

Según los datos del CFE, en 2015 la carrera tenía 524 alumnos y este año la matrícula ascendió a 1.410. En tanto, Cristina Hernández, directora del Instituto Normal de Montevideo dijo a El Observador que la cantidad de cupos habilitados este año para primer año fue de 160, cuando la cantidad de inscritos se ubicó en 283.

Sin embargo, Hernández explicó que, a pesar de que los cupos eran 160, pudieron ingresar a primero 133 alumnos, ya que los otros lugares los ocuparon quienes habían quedado en lista de espera en 2015. De aquí que 150 inscritos este año no pudieron iniciar el curso por falta de cupos.

El año pasado en primero se habilitaron tres grupos y para 2016 se abrió otro. No obstante, subrayó que si bien los profesores tenían disponibilidad horaria para atender un quinto grupo, este no se pudo abrir por falta de salones.

Por su parte, Lopater explicó que para seleccionar a quienes ingresan las autoridades realizan un sorteo. Adelantó también que la voluntad del consejo es dar a estos jóvenes una respuesta durante este año y se estudia la posibilidad de alquilar un local cercano al instituto, pero todavía no ha podido concretarse. En caso de que no pueda dárseles una solución este año, Lopater adelantó que el año próximo estos jóvenes tendrán prioridad para ingresar.

Camino a ser maestro A partir del año próximo, los estudiantes de asistente técnico en primera infancia tendrán la posibilidad de cursar dos años más y obtener el título de maestro en primera infancia. El CFE trabaja para lanzar esa carrera, destinada a formar docentes especializados en el trabajo con niños de 0 a 6 años. La iniciativa busca llenar un vacío existente en el sistema público, ya que hasta el momento no hay ninguna opción en este sentido. Aunque todavía no está diseñado el currículum, la propuesta tendrá una duración de cuatro años.


Importancia del asistente

El sistema educativo uruguayo tiene requisitos en cuanto a la proporción en el personal a cargo de niños. Cada tres menores de 1 año tiene que haber un adulto encargado y otro presente, aunque no esté a cargo del grupo (asistente). Para niños de 1 año, la necesidad es de un adulto y un asistente cada cinco. La proporción baja a mayor edad de los niños.




Populares de la sección

Acerca del autor