Urbanización restará 30 millones de hectáreas a la agricultura para 2030

Egipto tendrá el mayor impacto al perder alrededor de 800.000 hectáreas, 34% de su área agrícola

Por Blasina y Asociados, especial para El Observador

En los primeros 30 años de este siglo la urbanización llevará a un pérdida de alrededor de 30 millones de hectáreas en tierras aptas para la agricultura. Es una superficie similar a la de Italia o al área combinada de Illinois e Iowa, dos de los mayores estados agrícolas estadounidenses. Esto podría cortar a cerca de 9% la producción china para 2030, aunque también habrá otros países como Egipto que sufrirán el proceso de avance de las ciudades.

Así surge de un estudio realizado por técnicos de nueve universidades e institutos especializados de Estados Unidos, la Unión Europea y Oceanía sobre el futuro de la expansión urbana y sus implicancias en las áreas agrícolas mundiales. La publicación se realizó a través de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos.

"En la mayor parte del mundo, las áreas urbanas se están expandiendo más rápido que la población de las ciudades. Se espera que la cantidad de personas que vivan en centro urbanos casi se duplique de 2.600 millones a 5.000 millones para 2030. Las áreas urbanas se triplicarían entre 2000 y 2030", indicó el estudio.

En las previsiones se excluyeron las cerca de 16 millones de hectáreas urbanas que podrían ser mantenidas en la agricultura. De cualquier forma, la pérdida será equivalente a entre 1,8% y 2,4% de superficie del área global apta para la producción. El impacto sería mayor, ya que el crecimiento de las ciudades se daría predominantemente en zonas de alto potencial de rendimientos. "Se prevé que la expansión urbana tendrá lugar sobre áreas agrícolas que son 1,77 veces más productivas que el promedio", apuntó el reporte.

El mayor impacto se dará en áreas muy concentradas, especialmente en África y Asia, con efectos regionales significativos. Solamente China perderá 7,6 millones de hectáreas de áreas agrícolas, equivalente a 5,4% del total.

Esta expansión será suficiente para recortar la producción 8,7% en la medida que las ciudades crecerán a expensas de tierras de buen potencial. Vietnam –el tercer exportador mundial de arroz y el segundo en café– resignaría 10,3% del área cultivable y 15,9% de su potencial de producción.

Sin embargo, será Egipto el que tendrá el mayor impacto al perder alrededor de 800 mil hectáreas en el proceso de urbanización, equivalente a 34% de su área agrícola y a 37% del potencial productivo.

Mientras muchos países sub saharianos podrían compensar la expansión urbana, sumando nuevas tierras para la agricultura, esto no será una opción para buena parte del Norte de África o Medio Oriente, donde las superficies cultivables "se acercan casi al máximo potencial".

Brasil y la India también verán una expansión de las ciudades, pero podrán manejarlo por las superficies que todavía pueden entrar a la producción agrícola. Incluso en Estados Unidos habrá una pérdida de áreas agrícolas a manos de la expansión urbana, aunque será en las tierras menos productivas.