Uruguay consiguió el compromiso de China para negociar un TLC

La intención del gobierno es poder firmarlo en 2018, pero debe conseguir el aval del FA, de Argentina y Brasil
Terminaba la cena de gala que el presidente de China, Xi Jinping, ofreció a la delegación oficial uruguaya, cuando la orquesta comenzó a tocar La Cumparsita por segunda vez en la noche. Entonces el presidente, Tabaré Vázquez, ofreció un poco de orientalidad a quienes asistieron al banquete con un corte y una quebrada. Vázquez sujetaba la mano de la presidenta de Ancap, Marta Jara, quien le hizo los honores al mandatario en una escena que poco podría envidiarle a Perfume de Mujer.

El tango no solo le puso fin a una cena que impresionó a todos los uruguayos que acompañaron al presidente, sino que constituyó una muestra auténtica del inmejorable estado de ánimo de Vázquez que pocas horas antes había escuchado al segundo líder mundial más importante decir que su país estaba pronto para iniciar las negociaciones para liberalizar el comercio con Uruguay. “Le doy la bienvenida a la iniciativa del Tratado de Libre Comercio”, le dijo Jinping a Vázquez durante la reunión que los dos mandatarios tuvieron en el Gran Salón del Pueblo.

Cuando el presidente y los cuatro ministros que lo acompañan en la misión salieron de esa audiencia había euforia y entusiasmo, relataron a El Observador integrantes de esa delegación. La comitiva presidencial no hizo dos lecturas de lo que sucedió allí: tenían la certeza de que el gobierno había cumplido con el principal objetivo que se trazó a la hora de planificar esta visita de Estado.

Los dos presidentes firmaron un acuerdo para comenzar con las negociaciones para la concreción de un TLC bilateral en 2018. “Quedó todo muy encaminado”, subrayó el canciller, Rodolfo Nin Novoa, en conversación con El Observador. Nin dijo que hubo “mucha sintonía” entre los dos mandatarios. “El clima fue muy bueno”, señaló.

El gobierno chino advirtió que las dos partes tendrán que trabajar mucho para tener el tratado firmado en 2018, cuando Uruguay y China celebren tres décadas desde el restablecimiento de las relaciones diplomáticas.

Nin Novoa resaltó el trabajo que su secretaría hizo para abrir la posibilidad de que Vázquez y Jinpign estuvieran frente a frente. “Esta bilateral con el presidente de China se armó en cuatro meses”, recordó el ministro. En junio, Nin había viajado a Pekín para comenzar las tratativas. “Creo que fue un gran éxito de la diplomacia uruguaya”, concluyó.

El trabajo de la diplomacia uruguaya también se proyectó ayer durante la cena de gala. El presidente le regaló a su par chino una fotografía del momento en que se construyó el estadio Centenario y le contó la historia de ese proceso. En la cena participó Álvaro Recoba que, antes que el presidente hiciera la demostración, le regaló una camiseta de la selección uruguaya a las autoridades chinas.

Sin embargo, ahora empieza otro partido para la diplomacia uruguaya. Un partido que, en la previa, parece tan difícil y tan viejo que nadie dudaría en llamarlo un clásico: negociar con Brasil y Argentina la posibilidad de jugar por fuera del Mercosur.

Para el historiador, Gerardo Caetano, ese es un cotejo imposible de ganar. “Es obvio que ese acuerdo no está hecho para captar el mercado de los tres millones. ¿Para qué se hace ese acuerdo? Para entrar en Brasil y Argentina. ¿Y qué es lo último que querrían y aceptarían Brasil y Argentina? Justamente, un TLC que habilite a China a inundar, en momentos económicos muy graves, de productos chinos a sus países”, dijo Caetano en entrevista con La Diaria.

Pero el gobierno ya tomó una decisión: salirá a buscar el permiso que le permitió negociar a Jorge Batlle un TLC con México entre 2002 y 2004. Porque ahora el Uruguay ya está en el baile. Y porque el presidente quiere bailar.

Asociación estratégica

El director general de América Latina y el Caribe de la cancillería china, Zhu Qingqiao, dijo que los dos estados alcanzaron una asociación estratégica.

“Uruguay y China acaban de acordar una nueva etapa de desarrollo en sus relaciones bilaterales para que esos vínculos tengan un nivel más amplio”, señaló Zhu ante medios de comunicación locales e internacionales congregados en el Gran Salón del Pueblo, informó el portal de Presidencia.

El diplomático chino también anunció el acuerdo para iniciar “cuanto antes” el proceso de negociaciones para la suscripción de un TLC. “China y Uruguay son partidarios de las economías abiertas en el mundo”, subrayó.

Además destacó que China está dispuesta a mantener “una estrecha comunicación” con el Mercosur sobre la asociación estratégica y el TLC que se comenzará a negociar a la brevedad.

Respuesta positiva

El ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, dijo que los planteos de inversión en Uruguay en materia portuaria y de ferrocarriles tuvieron respuestas “absolutamente afirmativas”, informó el portal de Presidencia.

El ministro estuvo reunido con los directivos de firmas chinas que hacen trabajo de infraestructura y con un banco de desarrollo local. Astori señaló que si el Banco de Desarrollo de China -el más grande del mundo en la actualidad- apoya las inversiones, “sería un paso adelante notable” porque el Uruguay dispondría de “una alternativa adicional”.

El titular de Economía firmó dos acuerdos con China: uno de cooperación en materia de producción e inversiones y otro que refiere a aduanas.

Populares de la sección

Acerca del autor