Uruguay dio paso atrás en el índice mundial de libertad de prensa

Cayó cinco lugares;el informe lo destaca como país "modelo", pero advierte de "amenazas y presiones políticas" sobre periodistas

Uruguay es el país de la región con mayor libertad de prensa, con calificación de "aceptable", aunque junto a Chile sufrieron el año pasado un "retroceso" el año pasado por "presiones políticas directas y tentativas de obstaculizar el trabajo periodístico", según el informe anual de Reporteros sin Fronteras (RSF), que deplora asimismo la grave situación en México.

Uruguay cayó cinco lugares en el ranking de 180 países, del 20° al 25°, mientras que Chile cayó dos lugares, del 31° al 33°. En América Latina solo los supera Costa Rica en el 6° lugar.


Respecto a Uruguay, el reporte de RSF indica: "Uruguay es un país modelo para la libertad de información. La despenalización de los delitos relacionados con los medios de comunicación, la reglamentación de la radiodifusión comunitaria y el acceso a la información garantizan un entorno favorable para los periodistas. La Ley de Servicios de Comunicación de Radiodifusión adoptada en diciembre de 2014 fomenta el pluralismo de los medios de comunicación y establece un Consejo de Comunicaciones de Radiodifusión que es independiente del gobierno. Sin embargo, en 2016, RSF registró varios casos de amenazas, intimidaciones y presiones políticas sobre periodistas que habían cubierto casos delicados que involucraban a miembros de la oficina del presidente".

El país se mantiene en la calificación de "satisfactoria", donde ya estaba en 2016, de un ranking que divide a los países en la siguiente situación: "buena", satisfactoria", "problemas resaltables", situación difícil" y "situación muy seria".

En el caso de Chile, RSF critica además la promulgación de dos polémicas reformas conocidas como "leyes mordaza", que permiten sancionar los autores de las filtraciones de las investigaciones judiciales.

EEUU

La llegada al poder de Trump en Estados Unidos "precipitó la caza de los periodistas", deploró RSF.

Al acusarlos de publicar informaciones falsas, Trump "no solo compromete una larga tradición estadounidense de lucha por la libertad de expresión", sino que "contribuye a desinhibir los ataques contra la prensa en el mundo", dijo la organización.

En la era de la posverdad, "nada parece frenar el retroceso en las democracias" y países considerados antaño como "virtuosos" retroceden en la clasificación de RSF, como Estados Unidos (situado en el puesto 43, dos más abajo que en 2016), Reino Unido (40, -2) y Chile (33, - 2).

- Nicaragua se desploma; Colombia mejora -

Pero la mayor caída de esta lista integrada por 180 países, la registró Nicaragua, (92, - 17). La reelección del presidente Daniel Ortega se caracterizó por "múltiples casos de censura, intimidación, acoso y detenciones arbitrarias", según el informe.

En medio de este retroceso que afectó a seis de cada diez países, RSF se congratula de la mejora "esperanzadora" en Colombia (129, +5) atribuida a los acuerdos de paz para poner fin al conflicto armado, "fuente de censura y de violencia contra la prensa". Además, en 2016, por primera vez en siete años, no fue asesinado ningún periodista.

En esta lista que abre Noruega y cierra Corea del Norte, 72 países se hallan en una situación "difícil" o "muy grave", como China (176) y Cuba (173), donde la muerte de Fidel Castro, "uno de los peores depredadores de la libertad de prensa en el mundo", no alteró el "monopolio del Estado sobre la información".

En este grupo, también destacan Rusia (148) México (147), Honduras (140), Venezuela (137), Colombia, Guatemala (118) y Paraguay (110).

México, el más peligroso después de Siria y Afganistán

RSF incide en México, que en 2002 se hallaba en el puesto 75. Diez periodistas fueron asesinados en 2016 y "marzo de 2017 estuvo marcado por los ataques en serie". El país "sigue gangrenado por la corrupción y la violencia del crimen organizado, especialmente a nivel local", deploró.

En términos de riesgo para la vida de los periodistas, la organización recordó que México se situó en 2016 solo por detrás de Siria (177) y Afganistán (120).

En el mismo grupo, la Turquía de Recep Tayyip Erdogan, se halla en el puesto 155, habiendo perdido 56 en 12 años. El país se ha convertido "en la mayor prisión del mundo", según RSF.

59 países se hallan en una situación sensible y solo hay 49 en unas condiciones "buenas o más bien buenas", entre estos Costa Rica (6) y España (29, +5). En el mismo grupo, Uruguay perdió cinco puestos, hasta el 25, y Chile dos, hasta el 33.

América

Por regiones, la libertad de prensa empeoró en todas desde 2013. La más difícil y peligrosa para los periodistas sigue siendo Oriente Medio y el norte de África, seguida de Europa del Este y Asia Central, Asia-Pacífico, África, América y Europa Occidental.

Sin embargo, el Viejo continente acusó el mayor retroceso en los últimos cuatro años. RSF deplora en esta región la aprobación de leyes que atentan contra la libertad de prensa y los ataques de líderes "antisistema" que como Trump tratan de desacreditar a los medios, citando al británico Nigel Farage y el italiano Beppe Grillo.

Populares de la sección