"Uruguay es en el mundo la palabra en código para la educación de vanguardia"

Los elogios al modelo uruguayo del creador del proyecto en el que se inspiró el Plan Ceibal

"Uruguay tiene la oportunidad de ser la sociedad más creativa del planeta en 25 años"; así fue el elogio de Nicholas Negroponte, creador del proyecto One Laptop Per Child (OLPC), germen del Plan Ceibal, iniciativa educativa que cumple una década.

El fundador y ex director del MIT Media Lab nunca imaginó, según expresó en una charla en el Foro de Innovación Educativa Ceibal 10 años, que "el pequeño país" que se interesó en la propuesta de entregar una computadora a cada niño en edad escolar se convertiría en la máxima expresión de su idea. "Uruguay es en el mundo la palabra en código para la educación de vanguardia", afirmó.

En entrevista con El Observador, Negroponte señaló las tres ventajas por las que Uruguay se convirtió en el laboratorio de su modelo educativo: el interés del presidente Tabaré Vázquez –"ningún otro presidente del mundo tuvo el coraje de decir públicamente que todos los niños iban a recibir una computadora", dijo-, la infraestructura tecnológica para llevar internet a los hogares y a los centros educativos, y el concepto de igualdad "como parte de la sociedad uruguaya".

Negroponte es, desde hace años, defensor de internet como derecho humano. En su opinión, la educación e internet, ambas universales y gratuitas, serán la solución para muchos de los problemas más acuciantes del siglo XXI. Y, en ese camino, Uruguay cumple para él un papel destacado gracias al Plan Ceibal y al nivel de conectividad de la población.

"(El Plan Ceibal) va a estar tan integrado en la sociedad que ya no lo van a pensar como Ceibal. Va a ser parte de sus vidas, va a ser parte de la educación. No es cuestión de que sea más grande (la computadora) o con mejor software, es algo que va a estar integrado en la vida de Uruguay. Ese es el futuro", expresó.

Más velocidad

Negroponte, conocido también por sus predicciones tecnológicas acertadas, considera que el acceso a internet será en poco tiempo un derecho humano universal y gratuito. Su idea es poner en marcha un sistema de satélites de órbita baja para conectar a 1,5 mil millones de personas que hoy permanecen fuera de la red.

Como mínimo, el experto cree que se debe garantizar una conexión de 10 megas por segundo por persona. Pero para Uruguay, Negroponte sostiene que esa es una meta muy baja. Es una medida razonable para zonas como África o parte de América Central, por ejemplo; pero aquí se debe pensar en una conexión mínima de 10 gigabytes por hogar.

¿Qué sucederá si se consigue? Lo que vio hace seis años en una escuela uruguaya. Una niña que filmó el nacimiento de un ternero con su computadora y lo subió a YouTube, niños que crearon programas informáticos y una maestra que postergó su jubilación para "inventar cosas" con sus alumnos. "Veremos más maestros y niños entusiasmados con enseñar con las computadoras; desde niños hasta la universidad", apuntó.

¿Reemplazaría la laptop?

"Si comenzáramos nuevamente hoy, usaríamos una laptop, no una tableta", afirmó Nicholas Negroponte. El dispositivo que eligió hace más de 10 años sigue siendo vigente a pesar de la masividad que han adquirido las tabletas o los smartphones. "La razón no es solo por el tamaño más pequeño de las manos de los niños, sino que es la mejor herramienta para crear cosas. Las tabletas, como las conocemos hoy, son de consumo, no una herramienta", explicó.


Populares de la sección